Follow by Email

domingo, febrero 28, 2010

Índice de pulsión sexual

"Puedo ponerme humilde y decir / que no soy el mejor / que me falta valor para atarte a mi cama"
Joaquín Sabina. A la orilla de la chimenea


Pues el otro día cogí el test "Índice de pulsión sexual", y estos fueron mis resultados:

TU IPS: 94
Tu Índice de Pulsión Sexual es superior al 80% de la población que ha contestado el test. Concretamente, está en el tramo entre el 80% y el 90%. Es un valor muy alto: de cada 10 personas, sólo 1 ó 2 tienen un IPS más alto que tú. Digamos que tienes bastante “peligro”. Te va mucho el sexo, mucho más que a la media, y estás abierto a casi todas las experiencias...

EXPERIENCIA:
Tus respuestas al test indican que eres una persona que ha pasado por un número de experiencias sexuales superior a la media. Se entiende por experiencia sexual no el hecho de haber tenido un gran número de parejas sexuales (esa magnitud se tiene en cuenta en el resultado, pero no es decisiva), sino de la búsqueda y consecución de variedad en el repertorio sexual: situaciones diversas, maneras distintas de vivir la propia sexualidad. Eres una persona inquieta en el plano sexual. Hay dentro de ti un fuerte componente lúdico que expresas y desarrollas a base de inventiva, búsqueda de nuevas situaciones, y probablemente de nuevas personas con las que compartir los placeres y experiencias. No te conformas con tener fantasías; deseas llevarlas a la práctica, y tus respuestas al test indican que lo consigues con éxito. El sexo es para tí más que la simple satisfacción del deseo; es un fin en sí mismo. Mientras que para muchas personas el sexo supone una liberación, una descarga de la libido, para aquellos individuos con altas puntuaciones en esta variable es como un juego, del que se disfruta no sólo del resultado sino de todo el proceso. En tu comportamiento sexual hay un importante componente de osadía, de asunción de ciertos riesgos a cambio de atesorar una nueva experiencia. También se detecta una fuerte pulsión sexual subyacente, un deseo sexual muy consistente y orientado, un pensamiento muy erotizado. Un perfil sexual encaminado a la aventura y al hedonismo. Por último, hay latente en ti una cierta tendencia de egoísmo inconsciente. La búsqueda de satisfacción sexual en ocasiones es más fuerte que las reglas morales. Tu libido y espíritu aventurero suelen imponerse a los tabúes sexuales imperantes en la sociedad.


ATREVIMIENTO:
Las respuestas dadas al test revelan un destacado componente de osadía en tu conducta, por encima de la media. Ello indica una personalidad sexual intrépida, aventurera, amante del riesgo y las emociones fuertes. La idea de sexualidad es innovadora, emprendedora y en cierto modo, impulsiva. No se le da tanta importancia a la cantidad de experiencias sexuales vividas, sino a la intensidad de las mismas. Subyace a estas características una clara pulsión exhibicionista y, en el fondo, una atracción por el lado oscuro del sexo, unida a ciertas tendencias auto-destructivas. La búsqueda del placer a través de situaciones arriesgadas desde el punto de vista social o sexual tiene mucho que ver con el eterno dualismo humano, la mitológica tensión Eros-Tanatos (pulsión de vida/sexo - pulsión de muerte/destrucción). De alguna manera, se puede decir que desprecias la seguridad y la comodidad. Necesitas de innovación, tensión sexual constante para sentirte vivo. Debido a esa necesidad vital de satisfacer la sexualidad afrontando situaciones con alto componente de riesgo, es muy probable que hayas vivido muchas más experiencias sexuales que la media, y que hayas disfrutado de gran variedad sexual. Así mismo, de tus respuestas al test se desprende que probablemente eres una persona muy sexual, con una gran libido y un apetito muy desarrollado. Y aunque obviamente eres persona de gran fantasía sexual, buscas con mucha intensidad que tus deseos sexuales se hagan realidad, y sueles conseguirlo.

INTERNET:
La red no ejerce una marcada influencia sobre tu vida sexual, o al menos, no lo hace en mayor medida que a la media de la población que ha contestado al test. El tiempo que como media pasas conectado a la red probablemente es muy parecido al de la mayoría de usuarios. Haces algún uso de las posibilidades que internet ofrece en materia de sexo, pero desde luego no eres un adicto. Es posible que el uso de la red te estimule sexualmente, o incluso que te sugiera algunas fantasías, pero en general prefieres satisfacerte con experiencias más reales.

AMORALIDAD:
Tu respuesta sexual ante las situaciones en las que intervienen consideraciones de tipo ético o moral es equilibrada. Es decir, en algunas ocasiones tu pulsión sexual gana la batalla a tu escala de valores morales, y en otras es tu sentido ético quien se impone. Esta actitud te sitúa en la media de la población. Tu comportamiento ante conceptos clave como la fidelidad, el respeto a la intimidad ajena, etc. no difiere del que muestra la media de la población: en unas ocasiones se impone tu escala de valores, tu sentido moral, y en otros en cambio, gana el impulso, el deseo... Se puede decir que, en general, para satisfacer tus pulsiones sexuales atiendes de alguna manera a las normas sociales, o por lo menos lo haces en la misma medida en que lo hace la mayoría de la muestra.

AUTOERÓTICA:
Según tus respuestas, tiendes a la auto-satisfacción sexual en la misma medida que la media de la muestra. Para tí la práctica del onanismo es algo natural; ni abusas de ello ni te privas, al menos comparándote con la media de la población. Podemos decir que en general satisfaces tu pulsión sexual en encuentros sexuales con otras personas, o bien, no utilizas la masturbación para reemplazar dichos encuentros ( y si lo haces, no es en mayor medida de lo que lo hace la población que ha contestado al test).

LIBERTINAJE:
Tu nivel de carga sexual, tu libido, son superiores a la media, según tus respuestas al test. Eres una persona con muchas ganas de sexo, un ser muy erótico lleno de deseo sexual. Se puede afirmar que es extraño que desperdicies una sola ocasión para tener un encuentro sexual. Y en efecto, esa carga libidinosa que atesoras es muy probable que te haya hecho disfrutar de un número de experiencias sexuales más alto que el promedio. Se te podría definir en el plano sexual como desenfrenado, en el aspecto de que una vez sientes el impulso sexual, tu inquietud crece hasta que consigues la plena satisfacción. Se percibe también un componente de amoralidad latente en tu conducta sexual; es decir, el ansia de satisfacer tus deseos te lleva en ocasiones a olvidarte, consciente o inconscientemente, de las reglas y normas sociales. Es muy probable que hayas sido muy precoz sexualmente, tanto al iniciarte en la auto-satisfacción como en las relaciones sexuales con otras personas. Con una puntuación muy alta cercana al máxima, esta afirmación se puede hacer rotundamente. En general, según tus respuestas, se puede decir que te dejas llevar por la libido. El impulso sexual puede contigo y, aunque no necesariamente eres inmoral, en la práctica si entre ti y el objeto de tu deseo se interpone la moral, apartarás la moral a un lado y buscarás satisfacer tu deseo. Ello puede implicar infidelidad a la pareja, tener encuentros sexuales en lugares arriesgados, y una serie de situaciones sexualmente estimulantes.

Qué cool, ¿verdad? Lo bueno es que ya casi tengo con quien desquitármelas todas (¡listos!).
 
......2!

sábado, febrero 27, 2010

Fantasmas del pasado

¿No te ha pasado que cuando mejor estás en una relación, apareces esos fantasmas del pasado a espantar?

No me refiero a los necios, que un@ está más que satisfech@ de contestarle: pasó tu palé. Me refiero a aquellos que nos tientan, aquellos capítulos que se quedaron inconclusos, con los que perdimos el contacto, pero no terminamos mal… Y esta tentación aparece preciso el día en que tienes grandes planes con el susodicho, dejándote automáticamente sin opción, con la intriga, con el dolor pendiente de tener que suspirar y decir: nada, para la próxima será.....

Pues a mí también me pasa. Pero como yo nada lo tengo fácil en esta vida, me pasa cuando sí puedo, dejando así la puerta abierta y toda la responsabilidad sobre mis hombres/sobre mis hombros.

Adivinaste. Ahora que el Duke está de viaje empiezan a aparecer. Lo cual me obliga a coger perspectiva.

Hace un par de días me contactó Leo, mi novio español, que llevaba 1 año desaparecido. Me manda este mensaje: “un beso, linda”. Yo contesto: “igual para ti, pensaba que no te acordabas de mí… me imagino que te estás dando la gran vida!” Viene de allá para acá: "Yo??? ya tu sabes de aqui para alli todo el dia... y claro que me acuerdo de ti! y mucho! algun dia me gustaria que me enseñaras tu pais de verdad!".

Cool. Ahora quiere. Hora de frustrarse, ya es muy tarde para él, pero si hubiera sido en cualquier otro momento…...

Pero no ¡qué estúpida yo!... no sin antes analizar los hechos con esa cabeza tan fría característica mía. ¿Y SI YO ESTUVIERA SOLTERA, O SIQUIERA CON ÁNIMO EN ESTE MOMENTO? ¿qué pasaría? ¿sería verdad tanta hermosura? Para nada. La verdad que si yo estuviera sola habría malinterpretado todo. Seamos realistas. Este hombre no me propuso una hora, o una fecha, ni siquera un encuentro. Todo el mundo sabe que “algún día” se traduce como “nunca”. Y que le enseñe mi país honestamente no es lo más insinuante del mundo. Si yo estuviera sola, me hubiera quedando esperando. Que me quede eso claro como el agua. Es que nuestras circunstancias a veces le imprimen su muy peculiar color a los hechos.

Porque el otro día, por primera vez en más de un año, me encontré con Simón. Simón es un hombre realmente bueno. Tan así como que nunca entró a mi lista de HP. Y tuve la suerte de poder librarme de él de una forma limpia y poco traumática. Pero, really, Simón? ¿aparecer justamente en ese momento? ¡qué puntería!

Pero a mí no se me olvida por qué me hastié de él. Porque a pesar de ser inteligente, no genera ideas, porque me mata del aburrimiento (siempre habla de lo mismo, lo mismo, lo mismo y lo mismo), porque cuando bebe se vuelve un borracho apestoso y nauseabundo, porque no me gusta. Pero estos defectos son graves aún con un amigo. En todo caso, si él vuelve a hacer contacto, esta vez sería honestidad ante todo de mi parte. Lo primero, repetirle mi status actual, si me quiere, que se entere que vengo en combo, si no, so sorry… Lo segundo, explicarle exactamente lo que yo opino de su relación con el alcohol y preguntarle si eso sigue. Porque Duke y yo tenemos suficientes borrachines que cuidar (y en el caso de él, también me tiene que cuidar a mí cada vez que bebo como una perra) cada vez que salimos a la calle, como para andar adoptando a otro. Y tercero, cambiar el tema, a ver si no se le ha atrofiado definitivamente la capacidad de pensar fuera del cajón. O sea, que vengo con condiciones, si no…. So long, Simon!

También recuerdo un episodio interesante, de los tiempos en que el Duke y yo estábamos por soltar el acuerdo de no exclusividad. En aquellos tiempos vino por fin al país mi largamente esperado novio de Alaska (hermano de Eduardo, no se merece un link). Me enteré después que se fue, me lo dijo en un email. Y realmente me quilló. Pensé: ¡coño, qué trauma! ¡qué maldito timing!

Y después me di cuenta de la verdad de todas las verdades. La verdad incontrovertible de que él vino al país y no se molestó en llamarme AUNQUE NO SABÍA QUE YO TENGO UN NOVIO. O sea, que esa graaaaan oportunidad que se me fue de las manos, solo estaba en mi mente. Darme cuenta de eso y bloquearlo y borrarlo de todas mis cuentas fue un solo acto. MIERDA PA ÉL. Buen mojón. ¿Entonces tú no me llamaste “porque no te dejaron”? Pues váyase a la mierda, maldito chopo!!!!

Gracias a Dios que no me sucedió estando soltera, porque esto que pasó hubiera sido el tiro de gracia, puesto que significaba que Eduardo ganó la guerra. Pero lamentablemente llegó con la artillería de refuerzo demasiado tarde, cuando ya yo había conquistado nuevos territorio y todo su intento de joderme quedó en patadas de ahogado…. Fuck you, loser!

And long live the King!

......3!

viernes, febrero 26, 2010

Quién importa

Esto lo puso mi amiga Lorena en su feibú: "Hay un punto en tu vida en el que te das cuenta: quién importa, quién nunca importó, quién no importará más y quién siempre importará. De modo que no te preocupes por la gente de tu pasado, hay una razón por la que no estarán en tu futuro..."

Veremos qué (o a quién) trae mi futuro...

En fin, que dentro de 3 días sale el Duke de su monte para la capital (¡en sus marcas!), para de ahí coger el avión y volar como 13 horas con un millón de libras de sobrepeso. Tantas vainas empacó que el papá le preguntó que si ya no vuelve más. El hermano (que es un jodón de tres pisos), por su parte, tranquiliza al papá contestándole que efectivamente, que Duke no vuelve....

La niña está avisada, que si quiere papá, que vaya pensando en venir aquí más seguido. Él le dijo que ya no pueden seguirse viendo allá.

O sea que estoy ganando este asalto porque ya le maté 19 y solo quedan 4 vivos.

......4!

jueves, febrero 25, 2010

Esperando...

¡Coño, y me quedé esperando los días fríos de este cagao invierno!

Pareciera que últimamente eso es lo mío: esperar, esperar, esperar, esperar... algunas veces hasta perder la cuenta de cuánto.

Pero así es la vida del jodío, amolando y siempre boto! (como dice Gabo, que el día que la mierda valga algo, los pobres nacerán sin culo).

Por fin ¿cuántos son que faltan? ¿5? ¡Eso se merece mayúsculas!

......5!!!

miércoles, febrero 24, 2010

Recuento

Las primeras dos semanas son las más difíciles….. ya después quién sabe.

Los primeros 3 o 4 días uno no se da ni cuenta. Porque con la separación siendo tan reciente y la cantidad de compromisos que uno tiene y la habladera diario, 3 veces al día más el reporte hasta de las veces que uno caga…. como que no se nota tanto, y además uno aprovecha en hacer las cosas atrasadas.

O sea, cuánto rinde el tiempo cuando uno no tiene pendiente dejar listo todo lo que hay que dejar listo, empacar, y aprovechar cada segundo juntos porque, tú sabes, fulano se va ve viaje….

Pero a los 4 días como que ya no hay tantas cosas atrasadas, y como que la cama se siente un poco fría, y como que…. llega el temido fin de semana. Y en mi caso específico, alguien (cuyo nombre no diré) se mete en una montaña sin señal por 3 días, dizque a montar bicicleta (maricón).

Desde este punto la desesperación comienza a crecer, la ansiedad, el deseo de repetir aquéllas noches, tardes o mañanas juntos echando un buen par de polvos. Y la frustración de posiblemente muchas cosas atrabancadas que no puedes decir. Y no me refiero a las cosas importantes, sino a las cotidianidades, ésas que tú te habías malacostumbrado a comentar con él. Buena cosa tener un bló para estos casos.

Y esto va en crescendo. Van cerca de 15 días y ya tú piensas ¿habrá manera de echar un polvo en el aeropuerto? ¿qué será lo más rápido que podemos estar solos? ¿yo podré manejar de los nervios?

El que anda del otro lado vive un proceso similar: ya montó lo que iba a montar, bajó de la montaña, llegó a casa de sus padres y ¡oh, sorpresa! Más de lo mismo!!! Volver a la casa en que vivió y creció y encontrar exactamente a las mismas personas, haciendo exactamente las mismas vainas, solo que ahora un poquito peor, un poquito más lentos, un poquito más viejos. Y ya lleva una semana en esto. Y como que el Caribe con sus tardes de invierno llenas de sol, palmeras, cerveza y mujeres sonaba más interesante que este verano de lluvia con sus temperaturas en 10°C pasado en compañía de los padres.

So, tú llegas a un punto que honestamente piensas que no vas a aguantar. Too much, no estoy preparada para esto, llevamos muy poquito tiempo juntos para una separación taaaaaaaaaaaaaaaaan larga, etc, etc. O sea, en el borde de la depresión. Para mí, es irme de bonche……. una depresión es peor, y sobre todo no vale la pena. Total, es un asunto que tiene solución y esta solución tiene fecha y hora.

Pasaron las 2 terribles primeras semanas. De aquí en adelante, ya todo se hace más fácil. Honestamente yo podría decir que si esta separación fuera definitiva, ya yo estaría en condiciones de empezar a salir y conocer gente de nuevo (nada que yo no haya hecho antes). Como que el dolor se cura. Como que la desesperación se pasa. Y el deseo en las mujeres obedece a la ley de oferta y demanda. Mientras menos lo usas, menos ganas tienes de usarlo. No es que ya no lo ame más, es como el hastío, el marasmo de tanto esperar te anestesian.

En estos días le preguntaba yo al Duke que si no quiere que yo me acueste con alguien, tú sabes, para mantenerme activa y con deseo. Pero como que no le gustó la idea…. Me dijo que si tiene que invertir 6 meses en que yo recupere el deseo, pues 6 meses serán.

En lo que a mí respecta, estoy muerta por adentro. Ya como que no me importa si él vuelve, o no vuelve. Estoy contando porque 6 días van a pasar como quiera, cuente yo o no cuente.

Y en fin, la última semana…. Es todo preparativos. Qué cosas debo tener listas, qué dije que iba a hacer cuando no estuviera, qué cosas quiero que encuentre, qué cosas no quiero que encuentre (después de tres semanas no puede estar todo igual, porque va a pensar que yo soy muy aburrida, y no puede estar todo tan cambiado que se sienta como visita). Es un poco como los Easter eggs, detallitos para ir descubriendo poco a poco…

En el caso de él es bien evidente: empacar, ver qué trae, qué deja (quién iba a decir que él se está preparanto para su inminente retorno ALLÁ... si está trayendo su equipo de música y todos sus libros) y por último como 2 días de viaje por tierra y aire.

Por más que sea es la última semana. Se pasa la tarde con el papá. La otra vez, hace 1 semana, él preguntó por mí:
- ¿y tiene tres hijos?
- Sí
- Tiene que ganar mucho dinero entonces para mantener tres hijos
- Es arquitecta


Y entonces empieza a hablar incoherencias. El alzheimer es una enfermedad que no perdona. Pero ayer está mejor y vuelve con el tema:
- ya tú estás grande, tienes que decidir qué vas a hacer con esa chica, ya tú no eres ningún carajito
- ¿y qué tú quieres? ¿Qué me case con ella?
- Ella podría ser una buena opción…
(Ah, pues tan mal no está el viejo!) Se me olvidó preguntarle qué contestó.


Pero el tiempo y yo estamos 17 a 6, perdiendo yo… Pero no por mucho tiempo!

martes, febrero 23, 2010

Pensamientos de una cabrona

Siempre es ennoblecedor y provechoso para el alma ver a quien te trató mal asquerosamente gord@.

....22 dead, 7 to go!

lunes, febrero 22, 2010

Yo no me enamoro

"Yo sólo sé que te adoro. Adorar no es querer ni amar. Es eso: adorar. Adorar es a la vez necesitar, es comprender a la vez que completar, es dar a la vez que no exigir: es sacrificio, es fe, es confianza, es alma a la vez que carne."
Antonia Guindulain. Miedo


Todo el mundo sabe que yo no me enamoro. Ya yo me dejé de esa vaina. Y lo he gritado a los cuatro vientos los últimos 12 años. Pero si este blog no se llamara “pa tra… ni pa coger impulso!”, definitivamente se llamaría: “El blog de declarar como dogmas de fe verdades absolutas e incuestionables… y luego tragarme mis propias palabras” o “El blog de Kiara hablando porquerías por esa boca, total, como no le cuesta un chele”.

En fin. Que las veces que me enamoré siempre seguí el mismo proceso. Siempre, siempre, siempre. Sin excepciones. Estos son los pasos del proceso:

1. Yo le gusto al tipo, por lo que se acerca a mí.

2. Empiezo a tratar al tipo. Cada vez me parece más interesante. Empezamos a tener más cercanía, a hablar más veces.

3. Nos convertimos en amigos.

4. En algún momento yo caigo en cuenta que aquello de que yo le gusto va a ser un problema, al no ser correspondido. (Oops, I did it again, I made you believe we’re more than just friends!)

5. Le cojo odio. Soporto hablarle por teléfono, pero ya no quiero verlo más, ni en pintura. Me provoca repulsión tenerlo cerca.

6. Me acuerdo que todas y cada una de las veces que empecé así, terminé enamorándome, y digo: “no, pero esta vez no me va a pasar, yo le tengo odio en serio, no me gusta nada”.

7. Comienzo a orar: “no, por favor, Dios, no permitas que yo me vaya a enamorar de este hombre, de cualquier otro sí, pero no de éste”…..

8. A más tardar dentro de 3 días, se me pasa el odio.

9. …..and then it’s too late!

El caso es que en esta semana estaba analizando que yo no recordaba haber vivido esto con el Duke, lo que siempre me mantuvo con dudas…. Hasta que caí!

Fue el fin de semana aquél en que escribí el primero de mis posts derrotistas. Me pasó a buscar más tarde de las 10, había otro amigo en el medio, cuando él se fue y nos dejó solos en casa del Duke yo no duré ni 20 minutos más. A medianoche ya yo estaba en mi casa, con una desesperación que no me podía sacudir de encima. Estaba de mal humor, me sentía físicamente enferma, no lo soportaba. Vine todo el camino maldiciéndome por haber aceptado salir sin tener ganas.

Aquél post empezaba “Dear John:”, que es el cliché americano sobre la manera menos delicada para terminar con alguien. El concepto “dear john letter” consiste en terminar con alguien por carta, postal, email, anuncio en el periódico, anuncio en una valla o a través del bló de uno. Gracias a Dios que en ese momento el Duke no lo entendió. O no lo quiso entender.

¿Cómo no me di cuenta, si fue tan evidente? Todos ustedes se dieron cuenta, todo el mundo menos la más pendeja, o sea, yo. Siempre estuvo frente a mis narices, si hubiera sido un perro me muerde. Porque en ese tiempo yo era todavía muy apegada a mis fines de semana pasados sola. Y él trabajaba sábado y montaba bicicleta los domingos. O sea, que como quiera no lo veía hasta el lunes. Ya para el lunes era demasiado tarde.

Además, había un agravante. Mientras yo estaba en su casa aquella noche decidí (pero no se lo dije porque sería chantaje) que si el lunes él no había dejado las cosas claras con su novia, yo no lo iba a seguir viendo. 2 veces no me puede pasar la misma vaina.

Cuando se comunicó conmigo el lunes para juntarnos, yo sabía exactamente lo que le iba a decir. Pero lo primero que me dijo es que había ido a resolver de una buena vez y por todas el asunto de la ex. Surprise, surprise, me desarmó!

Recuerdo en qué paró aquella conversación, quedamos en que quizás éramos un término medio entre novios y amigos con derechos (y sin compromisos), pero que aquello era muy complicado de explicar…… y que honestamente, ya existe una palabra para definir la forma como nos relacionábamos, como nos llevábamos, la frecuencia con que hablábamos y nos veíamos. Aunque fuera en nuestros propios términos.

Desde aquél día, en todas partes donde vamos es: “te presento a mi novi@”.... y punto. ¡Quién sabe! ¡Quizás este título también cambie!

15 down..... and counting!

domingo, febrero 21, 2010

Wear the pants

Hace unos meses me topé con este anuncio que me encantó, se llama Dockers Man-ifesto:


O sea: “Hubo una vez que los hombres llevaban los pantalones, y los llevaban bien. Las mujeres raramente tenían que abrir puertas y las ancianitas nunca cruzaban la calle solas. Los hombres se hacían cargo porque eso es lo que les correspondía. Pero en algún momento a lo largo del camino, el mundo decidió que ya no necesitaba hombres. Discoteca a discoteca, café con leche a capuchino con leche descremada, los hombres fueron despojados de sus kakis y dejados varados en el camino entre la niñez y la androginia. Pero hoy, hay preguntas para las cuales nuestra sociedad des-generada no tiene respuestas. El mundo se queda parado mientras la sociedad se desmorona, los niños se portan mal y aquellas ancianitas se quedan de un lado de la calle. Por primera vez desde los chicos malos, necesitamos héroes. Necesitamos adultos. Necesitamos que los hombres suelten el tenedor plástico, se alejen del bar de ensaladas y desaten al mundo del sendero de la complacencia. Es tiempo de ensuciarse las manos. Es tiempo de responder al llamado de la hombría. Es tiempo de llevar los pantalones.”

Cool, ¿verdad?

Y hablando de pantalones, este es el novio que yo recordaba:

Duke says:
Kiá
oye

no aguanto más
intenté cambiar el pasaje y no pude
ni siquiera un día lo pude adelantar
te quiero decir que si no aguantamos más, te vengas, te pago el pasaje desde acá y nos vamos juntos a Dominicana

Guess I'm counting again..... 14 dead, 9 to go!

sábado, febrero 20, 2010

Chisme de último minuto

Resulta que hace un tiempito yo le puse un mensaje al Duke en facebook: "Best sex ever... Thanx, G!". Pues anoche él andaba donde la familia de la hermana, y se cansaban de preguntarle sobre mí, y de repente salta el cuñado: "de sexo no te vamos a preguntar, ya que sabemos que contigo es el mejor sexo EVER!!"

....y luego le contaron que toda la familia lo leyó, pero la mamá no entendió. ¡Entonces el nieto se lo tradujo! (How cute are kids?)

Especial 3

“Ole por darme guerra
porque el tiempo contigo ha valido la pena”
Jarabe de palo. Ole


Aquella vez solo quedó por preguntar: ¿y él? ¿qué tiene de especial, de único, de primero, de mejor? Se supone que a nadie le gusta que l@ comparen. Pero todo lo que hemos aprendido por experiencia, en realidad se basa en un fino y a veces inconsciente sistema de comparaciones.

¿Cómo yo sé que el Duke es especial? Por referencias.

Tiene todas las cualidades que me gustan a mí. Pero eso no es taaaaan difícil de lograr. Y además, estas cualidades generalmente vienen acompañadas de un cómodo bono de defectos. O sea, que la estrategia era ir tachando defectos que él no tiene, de una lista de dealbreakers adquiridos a coñazo limpio.

DEFECTO 1. El problema más común desde el 2005 hasta el 2008: Los hombres controladores, absorbentes, acosadores, celosos o machistas. Este defecto es lo primero que busco en todo el que trato… y si lo tienen, le doy a delete. Desde el principio el Duke me mostró que era un hombre libre, y que no se sentía amenazado con mi independencia.

DEFECTO 2. Lo opuesto, lo que acabó con mi primer matrimonio: El tipo no me quería. Odioso y seco de carácter, con incapacidad de mostrar cariño. Yo soy de esa raza, por eso no me conviene. El Duke es tan cariñoso y dulce como mi segundo esposo, pero a diferencia de aquél, nunca empalaga.

DEFECTOS 3, 4, 5, 6…… Todas y cada una de las cosas que estaban mal con el mojón de Eduardo. Porque en un hoyo como ese no vuelvo a caer jamás.

- Casado. Check! No, el Duke estaba libre para mí.

- Inestable. Check! Los hombres que no están muy seguros o no te toman en serio no te quieren demasiado cerca, ni demasiado lejos, y como consecuencia de esto te mantienen como un yoyo. (¡no tan cerca que me quemas, no tan lejos que me congelo!). Duke nunca. Cuando llegó, llegó para quedarse de una buena vez y para siempre. Nunca se ha desaparecido, nunca ha cambiado su actitud conmigo, nunca me ha hecho sentir dudas de decidirme por él, porque su compromiso conmigo ha sido más real que si de hecho tuviéramos algún compromiso.

- Emocionalmente indisponible. Check! Para nada. Aunque se planteó una relación sin compromisos, desde el día uno me llamó diario, varias veces al día. Tan pronto tenía algo de tiempo libre se escapaba para estar conmigo. Nunca volvió a salir con otra mujer después de conocerme… me entregó su corazón completo, aún sabiendo a lo que se arriesgaba. También sus noches, sus domingos, sus fines de semana, su navidad y su año nuevo. Y me abrió las puertas de su vida de par en par.

- Intolerante. Check! Nunca, es el hombre más paciente del mundo. Nunca peleamos. Cuando tenemos algo que discutir lo resolvemos en unos pocos minutos. Casi siempre llegamos a un acuerdo, si no, no. We agree to disagree… y él no piensa que es Dios y que ha sido gravemente ofendido y que tiene que ganar porque sino se le cae el ripio y el mundo se va a acabar.

[En un paréntesis, hace menos de una semana me compré un vestidito morado, y no he parado de acordarme de una vez que le comenté a Eduardo: “voy a comprar un vestido para Navidad, pero no me he decidido entre rojo y morado” ¡y ese hombre me dijo tantas cosas! (que pq ese es el color más feo del mundo, que la gente solo lo usa pq está de moda, que se ponen lo que sea como borregos, etc..) O sea, que me tragó… y al hermano también por decir que cada cual tiene sus gustos. (¡Gracias, Dios, por haber salido de esa vaina!)].

- Los golpes bajos. Check! Pero sí hemos tenido peleas el Duke y yo, que como te dije antes, se me olvidan. Porque pasa lo siguiente: nunca que yo haya peleado con él he terminado sintiéndome peor. NUNCA. Tantas veces pasó que las discusiones con seres queridos me dejaban como un peso, una tristeza, una especie de resaca moral ¡y yo pensaba que esto era lo normal! Pero con Duke jamás me he sentido peor, o triste, o inferior, o enojada aún no se haya resuelto nada. Y esto es porque él nunca me ha maltratado, insultado, desconsiderado o atacado. Ni cuando se encojona. Ni que la pelea sea a gritos (como las dos últimas). Puede que lleguemos a un acuerdo, o estemos de camino a lograrlo, o sencillamente no. Y no importa. Siempre he terminado más feliz que antes de empezar. Long live the King!

Y por último queda tomar en cuenta la gran cualidad. LA CUALIDAD. Así, en mayúsculas. Lo que lo hace ser el único para mí. El sexo. No suena como algo muy importante, pero lo es. Porque cuando yo pensaba que no quedaba nada nuevo por aprender en este departamento, me llevé la sorpresa de mi vida. Y es que los resultados en la cama, obtenidos por tener mucha química con alguien, pueden multiplicarse exponencialmente en calidad cuando esta conexión va acompañada de una relación sin sobresaltos. Señores, YO NUNCA EN LA VIDA HABÍA PASADO 6 MESES DE CORRIDO EN UNA RELACIÓN SIN TENER PROBLEMAS. Y ese factor hizo toda la diferencia.

Él es el primero que me ha hecho sentir como me siento cuando me acuesto con él. Yo siempre he sido muy reprimida con el sexo. A base de paciencia, confianza y estabilidad sostenidos todas las barreras han ido cayendo. Y el sexo se convirtió en algo fuera de este mundo. Empezando desde la excitación desde antes de haberme tocado siquiera, cuando se me va toda la sangre de las extremidades, hasta el estado en que me deja cuando por fin terminamos y que pienso que me va a dar un infarto. El Duke, en los aportes que ha hecho a mi cama, es como Mastercard…. No tiene precio!!!

viernes, febrero 19, 2010

Having fun

Hay dos motivos importantes por los cuales preferir estar solter@. Uno de ellos es la oportunidad de estar sol@. Con esto me la estoy desquitando en estos días. La otra es la libertad sexual. Pero cuando tú tienes un novio tan chulo como el mío, eso no es motivo de preocupación.

La otra noche estábamos en uno de nuestros antros favoritos de la zona colonial y nos encontramos a una chica que habíamos conocido ahí mismo una semana antes. La primera vez ella me presentó a su “mejor amigo” que luego me enteré que tenía 10 años sin verlo y ni el teléfono se sabía y se pasó la noche enchinchándome para que le hiciera caso “porque es el hombre más bueno, más caballeroso, etc, etc” ¿de verdad? ¿y tú cómo lo sabes si llevas 10 años sin saber de él? Whatever, el tipo no me gustó nada. Yo pensé que la insistencia de ella era por ayudarlo, porque yo le gusté. Luego supe que era para quedarse con Duke. Aparentemente estuvo toda la noche diciéndole: “vénte conmigo ¿no ves que tu novia está con mi amigo?”. Él se pasó toda la noche tratando de quitársela de encima.

Otras veces que la vimos ella le preguntaba ¿por qué tú no vienes conmigo? Y él contestaba: “no puedo, porque yo ando con Kiara y estoy enamorado de ella”. Incluso yo le decía “oye, ubícate, no te va a salir nada, nosotros tenemos muy poco tiempo juntos y todavía no queremos acostarnos con más nadie”.

En esta ocasión había la ventaja de que ella estaba acompañada por un muchachito de lo más bonito. O sea que 5 horas y como 35 cervezas más tarde decidimos seguir el bonche en casa del Duke, que estaba vacía y con la nevera atestada de bebidas.

Tan pronto llegamos las mujeres decidimos que no queríamos al otro tipo. Le dijimos: “Duke, nosotras queremos quedarnos solo contigo, sácalo” “¿Qué? ¿que lo bote de mi casa? no puedo hacer eso” “sí, sí, ve y resuelve”. Sale de la habitación y vuelve como en 4 minutos: “ya, resuelto, lo mandé para su casa” “¿cómo? ¿tan rápido? ¿y cómo hiciste?” “nada, le dije: aquí no hay nada para tí hoy… y le di para el taxi”...

Entonces continuamos donde lo habíamos dejado. Aparentemente yo estaba demasiado borracha o demasiado dormida, porque me acuerdo de poca cosa. Según la crónica, el Duke me echó como 4 polvos, y ella le decía “ya déjala, que la vas a matar”, él se lo metió a ella una sola vez, y esto fue a insistencia mía (y de ella) pero se lo sacó casi de una vez. La verdad es que tuvo un desempeño increíble. A las 11 de la mañana ella, ya cambiada, fue a despertarnos y a nosotros dos nos pareció tan sexy la situación de haber amanecido juntos, resacados, un día de semana que inmediatamente nos pusimos de nuevo en acción. ¡¿Y VAN A SEGUIR?! Pues ábranme la puerta para irme primero! Dicho y hecho.

Esa misma noche nos la volvimos a encontrar. Se la pasó reclamándole al Duke ¿por qué tú no me lo quisiste meter? Y él contestando “ya te dije, yo estoy con Kiara”. Sin embargo, a todo el mundo le contó de las dimensiones y el desempeño del Duke, que no se le baja nunca, que es el mejor, el más potente y el más sexual de los hombres. Cool. Aquí salimos todos ganando.

No hemos vuelto a encontrárnosla. Ahora que estoy sola me da miedo salir a los mismos sitios que ella va ¡no sea cosa que me obligue a acostarme con ella!

Si yo estuviera contando los días, sabría exactamente cuánto me falta para reanudar mi interesantísima vida sexual, pero parece que mis asistentes en el conteo desertaron. Anyway, intuyo que ya va siendo hora de empezar a beberme mis pastillitas y prepararme para la diversión…..

jueves, febrero 18, 2010

La depresión y yo

"Quería morirme. Desintegrarme. Estaba verdaderamente harta de todo. De toda la gente que había utilizado su amor como arma. De toda la gente que me había jodido porque me quería. Quien bien te quiere te hará llorar. Odio esa frase"

Lucía Etxebarría. Amor, curiosidad, Prozac y dudas


En estos días hablaba con dos de mis mejores amigos sobre la depresión (pura coincidencia, y además, yo no puse el tema).

Estaba Gleider, mi amigo de infancia, que me preguntaba cómo funcionan los antidepresivos, cuánto dura el tratamiento, si crea adicción, si da nota y las generalidades, como efectos secundarios. Y me preguntaba cómo ando yo en ese departamento... si ya terminé mi tratamiento.

La otra era mi comadre Luisa. La llamé para ver en qué andaba y lo primero que me dijo fue: "Kia, te debo una disculpa. Hace un año cuando tú me hablaste de depresión yo te dije que te dejaras de esa vaina, no te quise creer que esa es una enfermedad real, un desbalance químico en el cerebro y que se cura con medicamentos". Cuando nos juntamos, un rato más tarde, seguimos hablando sobre el tema.

Pues en ambos casos yo le comentaba lo siguiente. Hace un año y pico tomé antidepresivos el tiempo que me indicó mi psiquiatra, pero en cierto modo cuando empecé era preventivo. La que venía yo no me la esperaba... pero estuve preparada ¡gracias a Dios que ya estaba drogada! Terminé mi tratamiento exitosamente y me juré que NUNCA volvía a tomar antidepresivos como consecuencia de mi vida romántica.

Fue cuando decidí amarme un poquito más. Y ser feliz.

Jamás en mi vida vuelvo a tomar antidepresivos por un hombre. O por una relación (porque a veces no es lo que hacen, sino lo que dejan de hacer).

Volveré a sufrir, quizás. Podré encojonarme, entristecerme, pasarme un día llorando. Si un hombre me pone en un estado que yo necesite medicamentos para controlar el ánimo... the man has to go. 2 días sintiéndome mal, son una alerta; 3 días, alerta roja. 5 días y alzo el vuelo. Nunca más.

Cuando yo me vuelva a deprimir será por problemas familiares, muertes, pérdida de amig@s, deudas.... pero no por un hombre.

Yo me merezco todo, me merezco lo mejor. Lo que tengo ahora: un amor sólido y estable. Alguien que me hace sentir más seguridad de la que nunca había sentido. Alguien incapaz de herirme a propósito (he's just clueless). Y alguien que aún bajo las peores condiciones o ante mis peores estallidos de mal humor, nunca ha dejado de demostrarme el lugar que tengo en su corazón. He always delivers.

Y si para mí no puede ser como yo lo necesito, pues no será de ninguna manera. Total, todo el mundo sabe cuánto disfruto y cuánto añoro estar sola.

miércoles, febrero 17, 2010

Decisiones cada día, alguien gana, alguien pierde... Ave María!

A mí todo me sale bien, y esto se debe a que yo tengo buen ojo para las decisiones que me convienen. Y donde pongo el ojo, pongo la bala.

Quizás se deba a un fuerte instinto de autopreservación. Quizás a la experiencia. Quizás a mi mentalidad matemática.

Pongo por ejemplo el caso reciente de Carlitos. Cualquiera que oyó mi relato de los hechos se escandalizó inmediatamente: ¡¿cómo? ¿que sacaste a tu hijo de la casa?! ¿cómo va a ser?, etc. Pero resulta que ayer fuimos donde la sicóloga y luego de contarle los más recientes eventos y cómo lidié con ellos, me contestó: ¿y entonces, no hubo castigo? O sea. Ella se encontró que yo fui demasiado floja.

Ahora el niño está más tranquilo, porque la experta en esto es mi mamá, no yo, eso se sabe. Pero además yo lo decidí porque entendí que en ese momento era crucial para mi salud mental no oír más quejas de él. Y honestamente, a él no le iba a ir mejor teniendo que lidiar con la violencia que me generó tener que pagar 3 tinacos.

Y no solo es eso. Ayer, algunos minutos antes de encontrarme con Simón estaba revisando todos los mensajes de mi celular, para limpiar (tú sabes, una limpieza general de vez en cuando es buena). Y me encontré con el registro escrito de dos o tres episodios que se me habían olvidado por completo. Y por episodios quiero decir peleas. Precisamente eso le comentaba yo a Jax el otro día, que yo borro las cosas malas.

Por ejemplo, tú sabes que la tarde del tiroteo el Duke fue el primero en llegar donde los "heridos" (es un eufemismo, acribillados sería más exacto). Lo que no te conté y no me acordaba es que el motivo pq estábamos juntos ese 24 de diciembre era porque yo había considerado que convenía más terminar y lo estábamos hablando (ahora mismo me pueden torturar y no me acuerdo por qué fue).

Y a mitad de diciembre otro pinche, por un arbolito de navidad....

Y el 22 de enero, día de la ameba, cuando el Duke volvía de Higüey....

Y el del último domingo juntos solos..... ni te cuento!

Pero todas estas se me habían olvidado.

Una de las cosas que más me gustan de él es que es como taaaaan ingenuo. Cada vez que me ofende ni se entera qué fue lo que hizo mal. He's so clueless. Es sencillamente transparente, que suelta las cosas como le vienen a la cabeza sin pensar en editarlas, en manipular o en qué efecto pueden tener. Es como los muchachos.

Pero una cosa no quita la otra. No le veo lo malo a que un hombre con mujer vaya aprendiendo qué cosas ofenden, y qué cosas no se dicen. Cada vez que él mete la pata yo se lo hago saber. Algún día hay que coger tacto.

Y está el caso de ahora. Todo el tiempo, desde el principio le dije al Duke que en el momento que él se montara en ese avión nos considerara oficialmente terminados. Prohibido llamarme, contarme, mantenerme en ascuas (todo el mundo sabe que yo no sirvo para tener una relación a distancia). Y que si cuando volvía todavía tenía ganas de verme o de saber de mí, que me llamara.

Pero pasa que no lo cumplí. Y en cambio me puse a contar los días. Y mira cómo terminó eso. Porque pasa que el que me dice un número a mí, más le vale tener cuidado. No importa si este número es un precio, una hora, una fecha o un enunciado de matemática booleana.

Sin embargo la primera posición era mucho mejor. Me conviene pasarla en grande. Me conviene no estar pendiente. Me conviene llegar a un punto de desprendimiento en que no me importe si llega el 2, el 7 o el 2011.

Y le conviene a él también. Le conviene no aguantarse mi mal humor, mis pleitos, mi tendencia a ofenderme más mientras más cerca estamos. La única forma como él tiene posibilidades de encontrarme bien es que yo haga mi mejor esfuerzo por ser feliz en su ausencia, no sobreanalize las cosas y no tenga el alma colgada de un hilo esperando su vuelta.

Y como dato adicional, supe que el día anterior a la última vez que hablamos (o sea el día del problema) él botó (o se le perdió) la virgen que le colgué encargada de traérmelo de vuelta a casa....

P.D.: Me estoy enterando en este preciso instante que hoy es Miércoles de Ceniza ¿quién lo iba a decir?

martes, febrero 16, 2010

A good Tuesday

Esta ciudad trata bien a las mujeres solteras.

Hoy la pasé de pinga. Me fui de bares, bebí todo lo que quería y volví temprano a mi casa (¡claro, si empecé a las 5!). Además, me encontré a un amigo que tenía años sin ver.

El pobre Simón es, pero un desorden cuando toma, pero en realidad es un hombre buenísimo. Él me cuenta que la última vez que me vio yo estaba acompañada y pensó que yo tenía novio. Pero qué va. Ese lo que era era un buen mierda (aquél día yo andaba con la culebra). O sea, que intercambiamos teléfonos y nos juntaremos más adelante esta semana. Pero esta vez, honestidad ante todo. Lo primero que voy a hacer es poner las cosas claras, para que no haya malentendidos. Le diré lo que vi, lo que me molestó aquella vez... y a ver si se puede hacer algo.

Lo que yo más o menos recuerdo es que cuando lo empecé a tratar aquella era una relación súper lenta. Tan lenta que se murió de inanición (obvio, si nunca me dijo que yo le gustaba). Y al final ya era demasiado tarde. Pero bueno, es bello, fino y millonario, y en realidad nunca se ganó la categoría de HP. O sea que vale la pena intentarlo.

Porque vaya donde vaya, el mundo es redondo y da muchas vueltas.

Free....

“…no puede ser Caro! que siempre me maneje como quiera...él me quiere ver y yo tengo que estar, no me quiere ver y me la tengo que bancar...no va más...no quiero vivir así, si quiere una empleada que se consiga una.”
Lucila. laeternaamante.blogspot.com
 
Hora de liberarme de la cuenta regresiva.
Yo no creo que a mí me convenga seguir en esta espera infructuosa.
YO NO CREO QUE YO DEBA CONTAR LOS DÍAS PARA VER A ALGUIEN QUE NO LOS ESTÁ CONTANDO PARA VERME A MÍ.

lunes, febrero 15, 2010

Carlitos

"Al día siguiente, en el desayuno, le preguntó a su mamá, ¿soy feo?
Ella suspiró. Bueno, hijo, a mí no te pareces.
¡Los padres dominicados! ¡Qué joyas!"

Junot Díaz. La breve y maravillosa vida de Óscar Wao


Si tú eres como yo, probablemente te mortifican las historias de incompetencia parental, a.k.a. mías.

En un paréntesis, el otro día Duke y yo quedamos muy consternados viendo una de las audiciones de American Idol. La chica, una niña súper dulce, tiene 20 años y cuenta que desde hace 5 años son sólo ella y su hermanito de 9, porque sus padres se divorciaron, se casaron con otras personas, y sólo quedaron ellos dos. WHAT THE FUCK??? WHO DOES THAT? Decir que estábamos boquiabiertos sería un understatement. Nosotros no sabíamos que parte de la receta del remarriage era dejar a los muchachos menores de edad botados solos en una casa.

O sea, que te cuento en qué va aquello con Carlitos, mi hijo. En la noche que se quedó en casa de mi mamá el niño procedió a irse a media noche, solo y descalzo para la Anacaona, que queda como a 6 cuadras de allá. Ella salió en bata a buscarlo en medio de la noche. Recorrió la Rómulo Betancourt, la Enriquillo y convenció a un señor que había por ahí que la ayudara a encontrarlo. Al final se lo llevó a la casa. Cuenta ella que se lo llevó a su cama y lo acarició, le pasó la mano por la cabeza, le dijo que lo quería mucho, pero que si él quería que ella le durara no podía darle esos sustos, porque ella es una anciana y se mortifica mucho. Así hasta que se durmió. Bueno, se durmió él, porque entonces ella no pudo dormir de los nervios.

Y este es quizás el motivo por el que yo se lo mandé a ella. Mi mamá es emocionalmente indestructible. Todo lo contrario de mí, que soy mal hablada y poner límites es el capítulo principal de mi manual precisamente porque soy tan frágil. Fuerte de carácter, débil emocionalmente. Todo lo contrario de ella, que a todo el mundo lo trata bien, se deja coger de pendeja y pisotear de todo el mundo, pero nunca se ofende. No se turba, no se quilla, no se deprime, no guarda rencor. Nunca, nunca, nunca, ni por error insulta a nadie. Ni mi papá logró romperla. Ni yo. Ni Carlitos.

Mi comadre es de la misma raza que ella. Hace dos días me junté con ella y me dio su solución a los problemas con los hijos. Me dio su rosario y me dijo: “todos los días, día y noche, hasta que se resuelva el problema, después me lo devuelves”.

En fin, que al día siguiente lo pasé a buscar para comprar los regalos de San Valentín para llevar al colegio. Es cómico, porque yo le había enseñado los suplementos que salen en los periódicos y les dije a los 3 que eligieran algo si tenían alguna novia a quien regalarle. Él se antojó de una cadenita de corazón “para una niña” y el menor (el que se parte) me pidió que le comprara “paletas en forma de corazón, para darle a un amigo”. Me dieron ganas de meterle una trompada. En fin, que lo resolví preparándole 6 funditas (color naranja) con diferentes tipos de dulces para regalar a todo el mundo. Así me siento menos culpable.

Pues ese día me llevé solo a Carlitos y de camino estábamos negociando los términos de una posible vuelta a casa. Creo que quedamos en un acuerdo. De todas formas prefirió pasarse unos días más donde la abuela, según sus propias palabras: “15 días, hasta que yo me porte bien”. Al final me dijo que todos sus amigos opinan que yo soy la mamá más chula del mundo y que había sido uno de los mejores días de su vida “porque una parte me la pasé contigo”. O sea, que ahí vamos avanzando.

¿Y el Duke, a todo esto? 8 days dead, 15 to go.

domingo, febrero 14, 2010

V-day

Imagen: tarjeta de Cartao. http://www.cartaord.com/


Jamás en mi vida he celebrado San Valentín y jamás he celebrado aniversarios (de hecho, Duke y yo no tenemos una fecha de aniversario. Si quisiéramos definir un aniversario del noviazgo, tendríamos que escoger aleatoriamente un día cualquiera de la primera semana de Agosto, cuando nos acostamos por primera vez [acompañado de una investigación exhaustiva de emails, mensajes de texto y conversaciones del MSN]. O quizás, adivinar el día en que le noté las primeras trazas de celos, y me dijo "no quiero compartirte con nadie, yo no soy celoso, pero a tí te celo" o si buscáramos el aniversario de “algo más” sería adivinar cuál fue el día que él vino a dormir aquí SIN INTENCIÓN DE JAMÁS VOLVER A DORMIR EN SU CASA SOLO. That should settle it). Quizás lo ideal sería algún día combinar ambas fechas. Tú sabes, para recordarse.

Sin embargo, todo el mundo dirá que no soporta San Valentín, día de las madres o fiestas de Navidad “porque son fechas comerciales, etc, etc, etc y no sé cuántos otros clichés” (pero, a que sí les gustan los fines de semana laaaargos y la Semana Santa?… y sí los celebran). Not me. I’m not thaaat grinch. En mi caso es porque no soy nada romántica y se me olvidan.

A mí de hecho me encantan todas esas vainas, para mí, decir que V-day es “una fecha comercial” es más cliché que celebrarlo y además, cuando es un hombre que lo dice pienso que es por tacañería (o sea ¿quién no querría celebrar el día del amor, si tiene pareja, o el de la amistad con todos los panas en un bonche kilométrico?). Cuando lo dice una mujer ya sé que está sola. Además, me encanta una bebedera (como mi papá, que hasta se inventaba fiestas y aniversarios para tener qué celebrar), las lucecitas de colores, el rojo y el rosado. Odio las cursilerías, pero qué se le va a hacer, vienen incluídas en el paquete. Y la Semana Santa me gusta para pasármela metida en la Iglesia y rezando rosarios.

Pero este es un año que sí me hubiera gustado estar con Duke para poder celebrar. Después que comprobé que es un hombre muuuuuyy sentimental y muuuuuuuuuuuuuuyyyy romántico…. Y además es un hombre que regala chocolates y perfumes (212 Sexy for my B-day). Flores no sé, porque desde el principio le dije que no me gustan y para joyas, too soon. Al lado de un hombre así hubiera sido una experiencia muy chula, creo. Que encima de todo este hombre me satisfaga en maneras que antes no había podido ni imaginar (en serio, ni en mi más alocada imaginación), es solo el cherry arriba del topping. Total, esta no es una fiesta para rapar.

Anyway, cuando la amiga de mi mamá me preguntó que qué iba a hacer y si iba a esta sola yo le contesté que ya yo me hice mi propio regalo de San Valentín. Cogí un reloj de Duke que hace tiempo está abandonado por falta de energía, le puse pilas ¡y lo mandé a poner de mi tamaño! Santo Remedio, regalo resuelto (a tiempo) y hasta me sirve como recuerdo de él hasta que vuelva. En realidad, más le hubiera valido dejarme un frasco grande del encurtido de berenjenas tan sabroso que él prepara; primero, me servía de recuerdo, segundo, le salía más barato, y tercero, funciona como repelente ¡porque con ese tufo a ajo, nadie me iba a querer besar! Pero nada, en la transacción me gané un reloj chulísimo… y lo mejor del caso es que él se ríe a carcajadas con esto…. le encanta cuando yo cojo las cosas de él y las uso como si fueran mías.

El Duke, por su parte, pasándosela en grande de reportero interno del tour. Aquí está la crónica del tremendo bonche que se han dado aquellos 4. Bellas fotos, bellos paisajes, interesante recorrido ¡y mucha carne y muchos libros! ¡Qué envidia!

Pero nada, yo matando días y ya va una semana abajo. 7 dead, 16 to go!!!

sábado, febrero 13, 2010

V-day's weekend

Ooooohhh, yeah! That's the dream: Salir desde la tarde, beber en colmados, restaurantes, bares y pizzerías, emborracharse lento, acostarse temprano y amanecer sin resaca. Cool, me siento nuevecita!!

Y me pinté las uñas de un color rojo nuevo que compré. O sea que esta noche, como todos los que estamos solteros ¡a celebrar anti-Valentín!

6 dead, 17 to go!

jueves, febrero 11, 2010

Breakdown

Amo estar soltera.

Pero si existe un día en que hubiera dado la vida por no estar sola, ese día era ayer.

Tuve un inconveniente con uno de mis hijos que obviamente no tengo ánimo de contar. Pero baste con decir que tuve que mandarlo a empacar y sacarlo de la casa. Y no fue al más viejo.

Supongo que el arreglo será temporal, porque las madres no renuncian. No tenemos ese lujo.

El día fue catastrófico, ya después de esto no pude trabajar más en todo el día, ni ir al salón que estaba entre mis planes; no se me quitaba la depresión y no podía ni pararme de la cama. Y no ayuda que el capítulo de anoche de Desperate Housewives fuera completamente lacrimógeno. Tengo más resaca que si hubiera bebido.

Pienso que quizás si Duke hubiera estado aquí, las cosas se hubieran desarrollado de otra manera.

I feel like shit, estoy trancada, me hace falta mi novio. Sigo matando días.

4 dead… 19 to go……..  ........  ...... .... ... .. .
........
.....
...
.

miércoles, febrero 10, 2010

¿Y cómo te aguanta?

Esa aparenta ser la opinión de todos mis amigos hombres (excepto mi compadre, que no se encuentra que yo tenga nada de complicado).

En el caso de mi mamá el proceso fue gradual, pero rápido.

El primer día que lo llevé a su casa era una parada técnica. Al día siguiente me preguntó ella “¿y es casado?” no. Par de días más tarde pregunta: ¿y quién lo conoce? Guido lo conoce y yo lo conozco. ¿Y lo conocen bien? Sí, lo conocemos bien. ¿Y es casado? No.

Como una semana más tarde: ¿Y su papá y su mamá saben que él está enamorado aquí? ¡Buena pregunta, no sé…. Pero su hermana sí lo sabe. ¿Y cuántos hermanos son? 3 ¿más grandes o más pequeños? Él es el del medio ¿Y es casado? No.

La próxima: “Le compré unas mandarinas a Duke de unas que son dulcísimas, que las siembran en su finca unas señoras que tienen una jardinería, porque él me dijo que le gustan mucho” Ah, qué bueno, porque él te mandó pasteles en hoja….. y en esa temperatura sigue el resto.

Para el cumpleaños mío: ¿y a dónde vamos a ir a comer? ¿qué le gusta a Duke?

- No sé, él come lo que yo coma ¡oh, pero bueno, es MI cumpleaños!
- Ay, Kiara, no empieces tú ya!!!

Que yo interpreto más o menos como: “no irás tú ya a espantar a este también”

Pues el día de Navidad ellos 2 están atacando para ir a la mesa a cenar, pero yo me quedé atrás con la amiga de mi mamá (la anfitriona) para poder hablar de él, precisamente. Cuando me llama: Duke, no me jodas, si tú quieres comer, come, yo voy cuando vaya. A lo lejos pude ver que le dio la queja a mi mamá y ella contestó “ah, sí, ella es así de malcriada”.

Me llama un sábado en la tarde:

- Yo estoy en tu casa, aquí está Duke y tú no estás
- Ese no es problema mío, él no llamó y yo salí, yo no soy chopa de él, yo no tengo que estar ahí sembrada esperándolo... además que coja costumbre ¿tú no me enseñaste eso, a llamar antes de aparecerme en un sitio?
- ¡Ay, Kiara, no empieces tú con tu vaina!

En estos días me pregunta ¿y cómo van ustedes dos?

- Muy bien.
- ¿Y tú estás feliz?
- Sí, muy feliz, él es muy bueno y no coge pique nunca.
- ¿No discuten nunca?
- No
- ¿Qué cosas le molestan?
- Ninguna
- ¿Cómo va a ser?

Pero lo grande de él no es que no le molestan mis vainas, sino que de hecho le gustan.
El día de la paella él estaba muerto de risa porque yo dije que el video duraba como seis días. Y cada vez que salimos a la calle me dice: la verdad que tú eres una depredadora, desde que te bebes dos tragos buscas a quién descuartizar, a veces me toca a mí, a veces a alguna otra pobre víctima. ¡Y él se lo encuentra tan gracioso eso!

O cuando un amigo en común dijo muy campante en feibú que subió desde Santiago hasta Montecristi por los montes en 4 horas y 21 min, con “la bicicleta con gomas anchas, como debe de ser” y yo le contesté que claro, yo sé cuál es la bicicleta de gomas anchas: el carro. Duke cagao de risa: qué hija de puta que sos…. JAJAJAJAJAJAJA!!!

Par de días antes del viaje fuimos a la bicicletería a buscar algo. Resulta que es de una tipa y su hija. A la hija no la conozco, pero monta a veces con Duke de madrugada (y si es la mitad de bella que la mamá es una estrella). Sí sé que todos los hombres del grupo MTB están atrás de ella. Cuando llegamos él pregunta si ya ella se fue, y le contesta la mamá muy triste: “sí, ahora está en el aeropuerto”. Yo, que no me había enterado de ese viaje, y salté “¿DE VERDAD? ¿SE FUE? ¡¡¡¡QUÉ EMOCIÓN, OJALÁ NO VUELVA NUNCA!!!! YESSSSSSSSSS!!!!!!”. A los dos días todavía estaba el Duke acordándose y riéndose solo. (Aclarando también que el Duke tiene esa lengua como un sable y cuando él me tira, yo me callo).

Cualquiera de estas cosas serían un problema fijo con mi ex, que siempre andaba con miedo de presentarme gente, para que yo no lo hiciera quedar mal. Mi mamá también se ha adaptado “ella es así de grosera”… pero a mí no me dice nada. Claro. No se atreve.

En fin, que ese es uno de los muchos motivos por los que pienso que este hombre está cortado para mí. Al igual que tantas mujeres, pasé la vida encontrando hombre que se parecieran a mi papá. Y saliendo decepcionada, naturalmente. ¡Lo que yo no sabía es que el truco estaba en encontrar uno que se pareciera a mi mamá! Siempre felices, siempre de buen humor, no se deprimen, no les molestan las vainas mías, no se ofenden conmigo, se dejan coger de pendejos de todo el mundo y honestos a toda prueba. Lo encontré y santo remedio.

Por eso estoy contando los días.

3 dead… 20 to go!!!

martes, febrero 09, 2010

2 dead.... 21 to go...

lunes, febrero 08, 2010

1 dead.... 22 to go!

domingo, febrero 07, 2010

Widower

So, he just left.

Seems like everytime we have two drinks the only thing we speak about is marriage. And kids. And a future. And growing old together.

¡Qué se le va a hacer! Yo prometí cambiar mi status de feibú tan pronto saliera por esa puerta, pero no tengo el corazón para hacerlo. Por más que sea hoy es su cumpleaños.

Nunca he sido más feliz. Nunca he tenido mejor sexo. Nunca he amado tanto a alguien. Con este hombre yo me caso (pero no se lo digan, que después se asusta!!).

Esperé este momento ansiosamente. Era la oportunidad de oro para terminar con esta relación de una manera limpia y poco dolorosa. Como no me ha sido fácil saber qué quiero con él, porque me ha roto todos los esquemas, pensé que este tiempo lejos me ayudaría a amueblar el cerebro. Y probablemente así sea. Es bueno tener esta oportunidad. Es bueno volver a estar soltera por un tiempo, aunque sea corto. Es bueno ganar distancia y perspectiva.

Pero hace casi dos meses que virtualmente él vive aquí. Y ahora que trajo el equipaje y entregó el apartamento (que era de la compañía), mis hijos no están felices de que él se vaya.

Ayer se despidieron de él antes de irse de fin de semana. El menor le preguntaba por qué.

- Tengo una carrera en Argentina
- ¿Y dura un mes?
- No, tres días
- ¿Y por qué vas a durar tanto?
- Porque tengo un año que no veo a mi mamá, mi hija y mi familia
- Pero tú los puedes ver por 4 días y ya y luego vuelves...

Ayer también él le cumplió la deuda atrasada al del medio: ir con él a montar bicicleta. Cuando andaban de camino, el niño intentaba explicarle en qué consiste un padrastro...

- Mira, cuando las parejas se divorcian y después cada uno se casa con otra persona, entonces ese es el padrastro...
- Pero yo no estoy casado con tu mamá
- ¡Ay! Tú no entiendes nada!!....
- ....
- ¿Ustedes se quieren, verdad?
- Sí, claro
- Pues ya, eso es... tú eres mi padrastro

Con el mayor nunca se sabe, porque nadie sabe lo que ese muchacho siente, o piensa. Las palabras hay que sacárselas con cucharita. Me da grima tener que quedarme sola con él aunque sea por 5 minutos. Sin embargo, Duke cuenta que con él es muy simpático y muy conversador. Nada, it comes with the territory, es parte de la ingrata tarea de ser madre de un quinceañero. Ser su padrastro aparentemente sí deja.

Ayer le enganché una pukita de mano con la Virgen, porque ella es la encargada de traérmelo de vuelta. O sea, que ya empiezo la cuenta regresiva.... Y voy por 23.