Follow by Email

jueves, abril 30, 2009

Inaceptable

Pues resulta que hace un par de días me mandaron este email:

Y yo pensando: ¡¡Coño, pero qué cojones tienen esos dos!!


¿Pero tú te imaginas qué fuerte, dizque tomar CHIVAS REGAL con COCA-COLA?

miércoles, abril 29, 2009

Los huevos míos

"La felicidad del amor no se hizo para dormirse en ella, sino para joderse juntos" Gabriel García Márquez.


Yo siempre digo que yo era la esposa perfecta. Pero solo al final. La cantidad de cosas que yo les hice a los maridos míos se merecen una antología y ellos dos el título de mártires.

Mi primer acto como soberana de la vida de mi primer esposo Edgar fue prohibirle el mejor amigo, la mejor amiga y los vecinos. Luego procedí a presentarle a los míos (que “sí valían la pena”). Bueno que me pasara que se enamorara de una de ellas…. todavía creo yo que andan juntos de vez en cuando.

Otra pésima pero pésima costumbre mía era, sobre todo cuando éramos novios, terminar con él a cada rato y por cualquier cosa. Los compromisos emocionales son serios y deben ser respetados. Siempre acababa sufriendo más yo que él, porque este tipo era muy prepotente y no pedía perdón. Sencillamente iba y se juntaba con los amigos que yo le había prohibido. Ahí aprendí a que se termina de una buena vez y por todas, amagar es feo e inmaduro. Y si es algo que vale la pena, entonces hay que echar el pleito.

Luego, cuando él me salía con una de sus edgaradas o por cualquier motivo me trataba mal o no quería hacer lo que yo quería que hiciera, lo amenazaba con pegarle cuernos. Después de un año, ya no le importaban las amenazas y por lo tanto, las herramietnas de manipulación. Esta lección aprendí para la segunda tanda: no ofrezca tanto, cumpla. Y si no existe forma por las buenas de convencer a un esposo tuyo de que te complazca, es hora de tomar decisiones serias. Punto.

Para mi segundo esposo establecí un sistema diferente para estas guerras de poder. 1) fijarme qué iba a exigir de él, si era algo realmente mejor para los dos. Analizarlo desde todos los posibles puntos de vista para que no fuera algo injusto y para estar en posición de poderle explicar por qué yo quería esto. 2) Tener un plan B, por si acaso y explicarle también este plan B: ¿quieres saber por qué me voy a una fiesta con el vecino? Porque tú me dices claramente que tú no puedes ni quieres ir, y yo sí quiero y sí puedo ¿está claro?. 3) Cero amenazas: las reglas del juego se ponen al principio de la relación, para que no haya incoherencias. Por cada mentira que tú me hables, te pego un cuerno y por cada cuerno, te pego cuatro.

Pero sin embargo, hubo muchos otros departamentos en los que sí puse huevos.

Los primeros años peleábamos mucho, y yo era tan o más agresiva que él. Me acuerdo que una vez le partí la cara de una patada en un bar. Lamentablemente, al poco tiempo ya mis hijos menores habían nacido y yo había quemado esta etapa, pero él seguía gritando mucho, insultando y rompiendo cosas. Yo no sabía cómo lidiar con eso, pero diseñé una estrategia. Decidí lo siguiente: aunque me cueste, aunque me duela, yo voy a separar lo que él sienta de lo que sienta yo. Que él tenga pique no significa que yo tenga. No voy a aceptar provocaciones. No voy a gritar, pero voy a hacer lo que me de la gana. Solo uno puede alterarse al mismo tiempo, y no voy a ser yo. Le voy a hablar con cariño, le voy a dar un beso y un abrazo cuando esté quillao, como si fuera uno de mis hijos haciendo una pataleta y voy a pararle el juego ahí mismo. Si no puedo más, me remuevo de la escena del crimen. Si le molesta algo que yo hago, lo seguiré haciendo y que tome la decisión que tenga que tomar, pero no voy a pelear. Si no hay forma de estar de acuerdo en algo, we agree to disagree ¿dónde dice que tenemos que pensar lo mismo? Con esta posición por fin logré paz en mi casa.

También implementé una medida adicional como soporte: dormir desnudos y juntos. Leí en un libro evangélico que cuando la pareja está en tiempos de mucho pleito y distanciada, debe mantener el erotismo y deben dormir desnudos y abrazados para aumentar la intimidad.

Otra lección relacionada con esto: la violencia. Al principio de las relaciones, si tú le das un trompón de relajo a un hombre, se ríe… o dice ¿qué fue eso, un mosquito que me picó? O “dame más, que me gusta”. Por lo cual yo honestamente, genuinamente pensaba que a los hombres les encantaba que les dieran golpes. Una vez mi marido me explicó que no. Que a los hombres, igual que todo el mundo, les gusta que los traten bien ¡QUÉ SORPRESA! En serio, no lo sabía. Entonces se me ocurrió que si él lo decía debía ser verdad. Y asumí un tono que no lo había tenido pendiente nunca. Desde entonces empecé a dirigirme a él siempre diciéndole mi amor, y todo, hasta lo más mínimo que hiciera por mí venía con un por favor, muchas gracias, tan bello, muy amable de tu parte, eres un ángel. Me decidí a tratarlo mejor que cualquier otra persona pudiera hacerlo nunca. Total, yo soy la esposa, a mí es que me luce.

Pero también me enseñó el asunto de la jodedera. Aparentemente, cuando tú tomas la pose de regañona y la voz de regañona ellos literalmente --igualito que como sale en la televisión-- desconectan el cerebro y no oyen, lo que tú dices es como un zumbido, les entra por un oído y les sale por el otro. Es que ese tililí-tililí-tililí-tililí-tililí-tililí y jode, jode, jode y jode no lo aguanta nadie. Ni siquiera los niños. Entonces decidí llevarme de él y aprender técnicas de comunicación mucho más efectivas. Lo que yo dijera debía cumplir estas condiciones: 1ro cuando me esté poniendo atención, 2do breve, 3ro una sola vez, 4to en buen tono. Por ej: mi amor, yo necesito que si tú vas a estar tarde para pasarme a buscar me llames, y no hay problema, mejor nos encontramos allá. Si después de yo decir esto se atreve a quedarme mal y llegarme tarde FUE LA ÚLTIMA VEZ QUE LO HIZO…. Porque jamás, pero nunca, jamás, JAMÁS vuelvo a salir con él pasándome a buscar en actividades que tengan hora. Y lo cumplo. Pero no le reclamo. Y no regaño. Y no jodo.

Cuando Adrian mi segundo esposo trabajaba en Tricom yo me acuerdo que yo estaba súper aburrida en la casa, y además, embarazada. A esto le sumamos que él tenía celular gratis para recibir. Como conclusión de todos estos factores yo jodía, jodía, jodía, jodía, jodía…. Pero todo el tiempo. No había manera, no dejaba pasar 5 minutos. Y no fueron 2 ni 3 las ventas que le hice perder. Porque yo no tenía que ver para llamar al cliente y decirle una buena insultada. A los que lo llamaban al celular a deshora, si me agarraban de mal humor, yo contestaba y le echaba su boche...... Pobre hombre, no lo botaron de milagro. Él fue muy paciente. Pero con los años pagué lo que debía. Cuando era yo que estaba trabajando y él aburrido en la casa, con el agravante de que él no duerme de día y no sirve para estar inactivo, me llamaba 45 veces diarias al trabajo y me tenía una persecución atroz.

Cerca de esa época hubo una etapa en que se me cogió con que él estaba en drogas. Le revisaba el teléfono, los bolsillos, el carro. Le medía el tiempo necesario para ir y volver cuando tenía que ir a hacer una diligencia y le hacía inventario completo de todo el dinero que llevaba encima. Pero como esto no era suficiente, me pasaba todo el tiempo desde que salía de la casa en el teléfono con él y en los pocos momentos que trancábamos, llamaba a todos sus amigos que vendían o consumían drogas para ver si lo habían visto. Como yo lloraba diario y Adrian se hartó y me dijo que no jodiera más la solución para este problema fue un poco más compleja, pero efectiva. Fui donde mi párroco, Monseñor Cedano y le dije lo que me mortificaba… me preguntó:
- ¿te falta dinero?
- No.
- ¿se desaparece?
- No, llega siempre más temprano de lo que yo espero y desde que tiene 1 segundo libre llama o viene a verme.
- ¿entonces cuál es el problema?
- ……
- De todas formas no hay nada que tú puedas hacer. ESA NO ES TU RESPONSABILIDAD. ESO NO ESTÁ EN TUS MANOS. Pónselo a Dios y deja eso así, si no te está afectando.

Entonces yo aprendí lo que tiene que ser la lección más importante de mi vida. Considerando que este hombre me ama profundamente y me trató siempre como una reina y además no me dio motivos, solo quedaba un punto en el aire: era un asunto de confianza. Si yo decido y me da la gana de confiar en ti, esa es la única verdad para mí. Desde ese día en adelante siempre fui feliz.

Mi marido al igual que la mayoría de los hombres se quejaba de que yo no quería dárselo nunca. Como todo, analicé su postura y no me quedó más remedio que aceptar que él tenía absolutamente toda la razón y yo absolutamente ninguna. Yo no tenía ganas ¿y qué? ese problema necesitaba resolverse. A la mujer que no se mantiene bonita, joven, flaca y sexualmente saludable le pegan cuernos…. y bien hecho. Entonces comencé a leer libros, revisar mi alimentación, aumentar mi nivel de ejercicios. Todo esto acompañado de preocuparme de siempre estar peinada, con las uñas arregladas y vestida sexy. Pero todavía quedaba el asunto del deseo ido. Entonces me acordé que en las mujeres esto funciona con la ley de oferta y demanda: cada vez que me paso mucho sin rapar, cada vez me hace menos falta. Pero una buena experiencia sexual desencadena más deseo. Solución: hacer el esfuerzo la primera vez y mantener el ritmo de 3 veces a la semana para no perder el momento y problema resuelto. Vida sexual plena y feliz para todos.

14 años de aprendizaje y un arduo proceso me hicieron una experta. Ahora solo me falta la otra parte: mucho que aprender siendo soltera y pa’ tra’… ni pa’ coger impulso!

lunes, abril 27, 2009

Free agent

Until he says "I love you", you're a free agent. Samantha. Sex and the City


Y ahí viene la depresión, amenazando con instalarse de nuevo.

Este ha sido el desarrollo reciente de los acontecimientos: En esta semana coordiné para juntarme con Paco en el lanzamiento de una revista y luego seguir por ahí de bonche. Nos pasamos una excelente noche juntos en lo que yo consideraría la peor de las condiciones.

Mientras estábamos en la actividad pasó algo interesante que me hizo clic. Él me señala a un pelirrojito que está borracho como un perro y me dice: Ahí si hay cuarto. Yo le pregunto “¿por qué? cuenta” y me dice “ése es un Sotoancho, hijo de Sotoancho”. Yo aprovecho para preguntar “¿y qué opinas tú de él?”, me dice “él es quien maneja la fundación Sotoancho y reparte muchísimos millones todos los años”. Este es un turning point porque el sujeto precisamente pertenecía a la familia a la que Miguel se había referido como crápulas, porque están podridos en en dinero y además este comentario es uno de los motivos más importantes por los que me desencanté de Miguel. Sencillamente no puedo con todo ese veneno, ni con alguien que juzga a los demás por tener éxito. ¡Qué contraste con Paco!

Como es lógico al salir de ahí nos fuimos para el parque, nuestra casa. Recuerdo vagamente no haberle puesto atención a más nadie porque no me interesó.

Después de salir de beber del parque, el grupo decidió irse para la casa de uno de ellos. Y nosotros, borrachos al fin, también fuimos. Tan pronto entramos a la casa perdimos la conexión de qué estaba haciendo todo el mundo porque nos fuimos a una habitación solos a conversar. ¿El tema? me encantaría saberlo, pero no me acuerdo de un coño.

Algo sé, estuvimos toda la noche en una habitación, hubo besos, caricias, conversación, la mayoría de la ropa permaneció puesta, cero sexo. Gran conexión, ni puta idea de qué hablamos. Este es el momento en que yo pagaría por saber. Porque entonces estaría menos perdida de lo que estoy ahora y sabría qué hacer o por lo menos qué pensar.

Pero ya empezaron las noches laaaaaaaaaargas, que duran como dos días y la náusea constante y el enclaustramiento y la pérdida de apetito. Porque la depre siempre viene con la amenaza de una relación.

No conectarme en MSN, si me conecto no necesariamente saludar, no llamar por teléfono. Sé que me estoy perdiendo algo bueno, pero no puedo controlar las tendencias autodestructivas. Y es que mi alergia a la intimidad y cercanía son más fuertes que yo. Y sé que me estoy alejando de un amigo, pero nos volveremos a encontrar.

Lo mejor de todo es que este distanciamiento me impide saber qué hay de allá para acá. Pero eso no es en realidad algo que nunca me haya preocupado mucho.

¿Qué quiere él de mí? No sé
¿Qué piensa de mí? Tampoco
¿Qué siente por mí? Menos
Y ahora, pregúntame si me importa…. NO ME IMPORTA!!! Básteme y sóbreme con no saber qué quiero yo.

viernes, abril 24, 2009

No pero, en serio...

Un hombre QUE NO FUME Y QUE TENGA TRABAJO.... ¿eso es mucho pedir?

Politically incorrect bedtime stories

He said: “I came. I saw. I conquered. …but mostly I came.”
saidinbed.com


En estos días, leyendo a uno de mis blogueros favoritos, descubrí un site nuevo que se llama así mismo: Said in bed y que trata de infamias y ridiculeces dichas en la cama por personas cuyo punto fuerte no es obviamente el tacto…. ¡Qué vaina más cool! Yo estaba doblada de la risa…. Cuántos cabrones!

La verdad que estas crápulas que nos tocan a nosotras son los niños cantores de viena comparados con estos verdaderos maestros en el arte de denigrar y castrar.

Después que leí el site entero saqué mis favoritos y los clasifiqué por categorías. Este es mi extracto de los que más me gustaron. Algunos los dejo en inglés por motivos estilísticos:


UNDERACHIEVERS

Tú tienes un título en neurocirugía; tú sabes que yo no me puedo venir tomando tanto Zoloft

Me vine en dos segundos porque tengo miedo de que el Gobierno nos esté mirando

No te preocupes” dice él “tú probablemente te vas a venir 3 veces antes de que yo termine”. 5 segundos más tarde….


PLAIN RUDE / SIMPLEMENTE GROSEROS

Por cierto, una habilidad de besar excepcional. Obviamente, he tenido mejores, pero tú estás bien por encima del promedio

“¿En qué estás pensando?” pregunta ella. “En mi ex – novia” responde él

“¡Wao! basado en la cantidad de vino que trajiste y tus proezas orales, estoy bastante seguro que eres una trabajadora sexual alcohólica

“¡Eres mona!" dice él.
Ella sonríe.
“Ahora bien, no puedo decir que seas bonita,” dice él, “y definitivamente no eres bella. Sólo mona. Eso es todo”

“Lo siento,” dice él “es que tú no me atraes.” Ella se mueve para ponerse es brassier y la blusa
“Oh, no ¡déjatelos!”

“No me voy hasta que encuentres mi ropa interior”

“Ahora mismo preferiría estar acostándome con cualquier otra persona”

“I don’t know what it is, but there’s something intrinsically unfuckable about you.”


TURNOFFS/MATAPASIONES

“Tú hueles mejor que mi mamá” dice él.

“Mis amigos me dicen que a mí sólo me gustan las mujeres que se parecen a mi mamá,”
dice él. “Tú no te pareces a mi mamá”

“Es del mismo tamaño que todos mis novios anteriores”

“Tú me gustas porque con ese pelo largo pareces una mujer”, dice ella.

“Despiértate, cariño. Estoy a punto de tener un orgasmo”

“Estoy demasiado borracha para tener sexo” dice ella.
“Yo me voy a acostar contigo,” dice él “y para compensarte por lo malo que va a ser, te voy a llevar a cenar”


SINCE YOU ASKED… / YA QUE PREGUNTAS…

“¿Por dónde empiezo?”
“Por donde tú quieras, y no te preocupes de romperlo”

“¿Tú no te acuestas con hombres también?” pregunta ella.
“Sólo cuando estoy en coca,” responde él.
“Excelente,” dice ella.
“No te preocupes,” dice él “estoy totalmente limpio. Mi novia me obligó a hacerme la prueba hace dos semanas.”

“¿Qué es lo peor que tú has hecho?”
pregunta ella.
“Le fui infiel a mi primera esposa…. De hecho, eso no fue lo peor,” dice él.
“¿y qué fue?”
“soy muy tímido para decir”
“¡dime!”
“me acosté con mi hermana”

“Why did he get cookies and I didn’t?”“Underperformers don’t get cookies.”


SEXY… WEIRD, BUT SEXY

“Aren’t you going to hit me?”

“Come on, girl. Ride it like you hate it.”


Y nosotras quejándonos!!!

miércoles, abril 22, 2009

Mi exorcismo personal

“We don’t have control over what they might say or do, and that kills us.
We want apologies, we won’t get them.
We want regretful phrases to pour out of them; not bloody likely.
We want to see the pain and agony in their eyes; probably not gonna happen either.
We want their undying declaration of love…uh huh, movies ladies, only in movies.”
www.baggagereclaim.co.uk


Esta es una catarsis personal, para sacarme un poquito de basura de adentro. Al que no le gusten las cosas negativas, que se aleje, para que el veneno no le salpique. Hice la aclaración. De este punto en adelante usted es responsable de dónde se mete.

Hace 2 días me llamaron para contarme que Eduardo está frecuentando con una tipa los lugares que yo le presenté. De entrada me chocó y molestó la información, pero al rato me di cuenta que mentira, fue la primera impresión, pero ahí no queda nada ¿cómo me di cuenta? Porque casualmente Paco fue esa misma noche a ese mismo bar e inmediatamente yo me emocioné, se me quitó el sueño y me dio el deseo de estar allá, cosas que no pasaron 2 horas antes cuando me avisaron de Eduardo. O sea, que por eso me merezco puntos: Prueba superada.

Y aunque no lo estuviera, cero estrés. Como quiera yo estoy reinando. No hay discusión de que ni ella ni él van a disfrutar del amazing overwhelming absolutely-out-of-this-world mind-blowing sex que teníamos él y yo. Esto es algo que se encuentra una vez en la vida.

Pero con respecto a este mojón sucede que han pasado meses ya y todo el mundo me pregunta ¿y Eduardo? ¿no te ha llamado? ¿no te ha buscado más? ¿no ha pedido perdón?

No, ni lo va a hacer jamás. Como que lo conozco. Como dice ahí arriba: “not gonna happen…. only in movies.”

No se conoce en la historia de este tipo, no ha oído nunca su papá, su mamá, sus hermanos o su esposa que NUNCA, NUNCA, NUNCA, NUNCA haya estado equivocado, haya pedido perdón o se haya arrepentido de algo. No hay precedentes. No existe ABSOLUTAMENTE NADA de lo que él hace que esté mal. Me imagino que cuando se va a confesar se sienta a contarle al padre lo sufrido que es él y lo mal que todo el mundo lo trata y cómo nadie lo comprende.

Entonces me acuerdo de un día que se tragó al hermano, Alejandro y lo masticó y lo vomitó porque él consideraba que no podía ser posible que Alejandro, cuando viva solo algún día, quiera tener una pared pintada de rojo. Y me acuerdo de que un día en diciembre yo venía hablando de que quería un vestido pero no sabía si rojo o morado y me dijo “pero Kiara, ¿tú eres loca? eso es una ridiculez…. El color más ridículo que se han inventado es el morado. Esa es la moda más fea de todos los tiempos, ese color es feísimo y la gente lo usa porque está de moda y esas son ridículas que no tienen personalidad y hacen lo que ven en las revistas” y etc, etc…

Otra de las gracias de este salvaje es pasarse diciéndole al hermano que la novia es una chopa y que a él sólo le gustan los grillos.

Y me acuerdo también la cantidad de veces que estando juntos, fuera solos o en grupo, él se paraba y se iba para su casa a dormir con su esposa, incluso una vez nos dejó botados a todos sin avisar. Y además, para coronar, to add insult to injury, también hablaba mentira y decía que no era para casa de ella que iba.

Y me acuerdo de las veces que me llamó para juntarnos pero no quiso venir a buscarme. O de las veces que dejó de invitarme a sitios porque aparentemente yo no cabía. Pero cabían su hermano y el amigo. Y las veces que me llamó y ya tenía 4 horas y 2 potes abajo, lo cual significa que yo no era su primera opción.

Y que no se me olvide tampoco que tuvo la cachaza de venir a enamorar mujeres por messenger a mi casa. Y que sacó cuenta de facebook por ellas.

Awilda
hola tuu
eduardo
aguuuuiiiiiillllllllda
Awilda
como tu estas?
eduardo
estaba tratando de ver tus fotos en face book
Awilda
jajajajajaja
y tu tienes fb
?

eduardo
bueno hice un apartado solo para verte pero no puse fotos ni nada
Awilda
jajajaja y ya me viste
?

eduardo
mas o menos no como quisiera pero algo
Awilda
jajajajaja
y cuentame de ti
en k estas

eduardo
nada tratando de sobre lllevar el tema del divorcio y asi
Awilda
jajajajajaja
olle el otro ahora dike k te vas a divorciar? si como no


Paréntesis: mira cómo sufre… esta es la hora que siguen casados. Muchachita inteligente esa, que no le creyó.

eduardo
no el divorcio ya esta publicado y todo
y hace ya mucho tiempo que no vivimos juntos

Paréntesis 2: esa semana completa él durmió en su casa

Awilda
kkkkkkkkkk pero yo no sabia eso
eduardo
es que tu me sacas los pies
Awilda
yooooo
noo
yo siempre estoy en la uni
eduardo
claro que si
ni me llamas
ni nada
Awilda
ni tu a mi
yo pienso hasta k ese cel tuyo esta dañado
eduardo
o por que bote mi cel y tengo uno nuevo sin tu num
Awilda
olle eso
apuntalo entoncessss
809-867-XXXX
eduardo
Dime
y cuando te puedo ve
Awilda
cuando tu kieras
eduardo
manana
yo siempre quero verte
Awilda
yo cojo clase los miecoles los martesy los jueves
eduardo
te veo en la uni
a que hora
Awilda
como a las 5
eduardo
pero te vere?
Awilda
siii claro
eduardo
a que hora
Awilda
llamame para cordinar
eduardo
perfect


Esta es con una clienta que trabaja en Menicucci y siempre lo contrata a él:

Dianita
y tu cocinas?
eduardo
tu sabes que si
Dianita
no, no sabia ese dato
y que tu sabes hacer?
eduardo
soy cocinero y muy carinosso
Dianita
ah si ? ...
buena combinacion
ver para creer
eduardo
tu n nuca has querido ver
Dianita
nunca me han invitado a ver
asi que deja el chisme
eduardo
cuantas veces lo voy a hacer
Dianita
yo quisiera saber cuantas veces lo has hecho
porque no me acuerdo de ninguna
eduardo
no por que no te interesa
Dianita
eduardo, eduardo, nos busques chismes con una santiaguera....
tu sabes bien que no es asi
se te esta quemando la comida !


Estas dos conversaciones fueron en mi casa, alante de mí y me llamó y me insistió para que las viera ¿Son vainas mías o alguien nota algo inapropiado, considerando que él tenía una relación conmigo? ¿Y además una terrible falta de respeto? Yo seguí con él, pero para mí eso fue un ultimátum a mí misma.

Y me acuerdo también que su hermanito, siempre tan bueno conmigo --el sábado me llamó borracho, de madrugada, a pesar de que yo no le hablo desde diciembre-- pero tan blandito con él le aplaude todas las gracias. Nunca se paró en dos patas para por lo menos decirle: “OYE, TE PASASTE AHÍ. RESPETA”

Lo más importante en esta ecuación sea quizás el índice de felicidad. El tiempo que pasé con él esa segunda vez me la pasé tomando pastillas, deprimida todo el tiempo excepto cuando estaba con él…. en cuyo caso terminaba sintiéndome peor todavía ¡qué maravilla!

Pero me resultó muy, pero muy fácil borrarlo con sica de gato de una sola vez y por todas. Dos días llorando porque me arruinaron el cumpleaños y sanseacabó. Y es porque para mí no fue una dolorosa ruptura con alguien que yo amara y me amara a mí. Fue un doloroso despertar y comprender 1) que esta relación solo estaba en mi mente desde hacía 8 meses, 2) que él no me respetaba y admiraba como persona, para él yo era prescindible, contingente, en ese momento habría podido ser yo o cualquier otra, 3) que a la hora de la verdad él siempre y antes que nada le iba a dar prioridad a su mujer, 4) que la persona a quien yo amaba no existía, aquél que se metió en los líos que se tuvo que meter para poder estar conmigo, que mandó a la mierda a mi marido, se buscó chismes en el trabajo, andaba conmigo cada momento que podía, llegaba puntual y demostraba interés, sencillamente ya no estaba y 5) que, como él dejó dolorosamente claro el día antes de mi cumpleaños, nada de lo que yo pudiera decir, pensar o sentir le importaba.

Comprender que yo no tenía nada que perder, porque nada tenía al lado de este hombre, fue fácil y fue liberador. Gracias a los que me recogieron, los que se sentaron al lado de mí a hablarme mal de él y a decirme que él no me merecía, los que me ayudaron a amueblar el cerebro…gracias de nuevo a Gleider, Yumilka, Clary, Lily y Teresa.

Ya dicho todo esto, la pregunta del millón de dólares ¿entonces por qué duré tanto con este pendejo?

Antes de responderme es bueno aclarar que el hombre que más me gustó después de Eduardo fue Marino, que lo conocí recientemente y pasé un par de meses viéndolo. Es un tipo negativo, prepotente, peleón, dice con su boca claramente que no ve necesidad de tratar a las mujeres como reinas, que es a él a quien hay que tratar como un rey, con frecuencia usa la expresión “odio a…”, se para de la mesa en que está con uno y va y busca un trago solo para él, nunca me trató bien y además se dice que tiene una novia ¡qué joyita!.... y para colmo a mí me sigue gustando.

Mi amiga Teresa me quitó la venda y me dijo: este tipo te gusta porque te trata mal, igualito que Eduaro. Mieeeeeeeerda!!! lo mismo que estaba pensando yo. Me merezco que me metan un tiro por animal, a mí parece que me gusta que me traten mal. Por burra es que hay que matarme a mí. Yo siempre de bestia, mierda pa’ mí, coño. Si yo lo superé ¿por qué estoy divagando sobre él? Para que no se me olvide jamás que pa’ tra’….. ni pa’ coger impulso.

lunes, abril 20, 2009

Aprendiendo asertividad

“…he aprendido que no debo preocuparme si otras personas se molestan por mis opiniones. Seré honesta y respetuosa. Aunque no trataré de herir o causar problemas, pronunciaré mis deseos, exigiré mis derechos y hablaré sin temor. […] Esto puede ocasionar que alguien se enfade. No importa. Dejaré que se enfade, le daré su tiempo y después hablaré con esa persona tranquilamente.”
Carlos Cuauhtémoc Sánchez. Sangre de Campeón: Sin cadenas


Realmente no tengo autoridad para hablar sobre asertividad, porque no soy psicóloga.

Pero puedo hablar de asertividad desde MI experiencia, cómo yo la entiendo y cuales han sido mis vivencias.

Acabo de leer “Sangre de Campeón: Sin cadenas” que es una novela de asertividad para adolescentes, pero como a mí no me dieron eso en el colegio, la leí y la voy a tener que repasar.

Entiendo asertividad como salirme de una situación que no me gusta antes de que tú o yo salgamos ofendidos. O sea, en cierto modo es como pedir lo que yo quiero antes de yo desesperarme, ponerme histérica y terminar insultándote. Quizás salirme a tiempo de una situación que me incomoda. Quizás obtener mejores condiciones.

Penosamente entiendo ahora las veces que me hizo falta:

1. Recuerdo una vez hace como un año que yo andaba en un carro público bajando la churchill completa hasta la independencia y yo era la única en el carro. El tipo tenía un bachatón tan alto que me estaba doliendo la barriga. Yo tuve inmediatamente el impulso de decirle: déjame y perder el dinero… total. Pero no lo hice. Al poco se montaron algunas personas más y él automáticamente le bajó y yo me sentí completamente menospreciada, pero bueno, por lo menos estaba bajito. Entonces el tipo comenzó a manejar malo e imprudente. Aceleraba de repente, frenaba de golpe y tomaba las peores decisiones. Duró como 40 minutos en un recorrido que debía ser de 25. Casi al final de la ruta, cuando todo el mundo se desmontó (menos yo) volvió a subir la música. El pique que pasé ese día me dura todavía un año después. Porque no fui capaz de defenderme, de pedirle que bajara el radio o si no bajarme y sentirme libre. Porque dejé que me amargara el día. Porque el malestar me duró ya toda la tarde. Por estúpida.

2. Tengo otro ejemplo más reciente y que me incomodó también. Hace un par de días salí con un amigo y cuando íbamos saliendo le pedí que nos paráramos en un cajero automático para yo sacar algo de dinero que iba a necesitar el día siguiente. Resulta que me dijo que me acompañaba y yo le contesté: “no, está bien” y me fui para el cajero. ¿Cuál no sería mi sorpresa al ver que él entró y me estaba acompañando? No le dije nada y seguí conversando con él mientras sacaba el dinero, pero me sentí extremadamente incómoda. Me faltó asertividad para decirle: “te dije que no me acompañaras” o “me incomoda que estés aquí”. Porque, en serio, yo no sé si soy yo, pero no me gusta hablar de finanzas pero con absolutamente nadie. No me gusta tener nadie cerca cuando saco o guardo dinero. Pienso que el dinero es, por supuesto, más privado que el sexo. Puedo rapar alante de la gente, pero no me gusta que se me acerquen cuando estoy manipulando dinero.

3. Hace un mes o algo así me llamaron del colegio de mis hijos para darme algunas quejas. Básicamente ellos se encontraban muy mal que mi hijo menor no le tiene miedo al temible Hermano Antonio y le dijo en su cara “¿para qué me llamas si tú sabes que yo tengo la razón?” después de haber insultado a par más en el colegio. Fue una pésima actitud de su parte, pero cuando me explicaron cómo y por qué había sucedido todo, comprendí que fue un malentendido de parte de mi hijo. Y como él entendió mal, se defendió. O sea, que hizo lo correcto. Y comprendí también que si yo hubiera entendido lo que él entendió en ese momento no sólo le hubiera dicho un grupo de insultos a quien fuera, sino que le hubiera hecho comer la cartera. Pero no lo dije. Dejé que la directora, la sub-directora y el Hermano me dieran la queja y lo pusieran como un delincuente y no lo defendí. Ese es un pleito que yo debí haber echado.

Estas cosas me mortifican y tengo que evitar que me vuelvan a pasar. Como tengo que evitar algunas que siempre pasan y que no sé cómo responder. ¿Quieres ver fotos de mis hijos/sobrinos/gatos? Esta es la respuesta oficial: NOOOOO, NUNCA, JAMÁS VOY A QUERER VER FOTOS DE PERSONAS O MASCOTAS QUE YO NO CONOZCO… y probablemente tampoco de las que conozco, aunque sean familia. Óyeme bien, yo te quiero PERO NO ME INTERESA VER FOTO DE TUS HIJOS ¿estamos claros? ES NUNCA. Ahora bien, falta averiguar una forma polite de decírtelo.

¿Otra? ¿Cómo digo que no cuando me pides el teléfono pero yo no quiero dártelo? No me voy a rebajar a esconderme ni a hablar mentira. Tiene que haber una forma de hacerte saber claramente mis sentimientos. Estas son metas por lograr. Me falta asertividad.

Hay una batalla que sí he conquistado. Tampoco soporto que me pregunten por mis hijos personas que no tienen ningún interés especial en ellos y no los conocen. Honestamente pienso que es más ofensivo que mentarte la madre. En serio.

Si son los padrinos, bien; los abuelos y tíos, bien; hombres que tengan interés en entrar en mi vida en serio, bien --Eduardo me preguntaba cómo era cada uno, cómo era su personalidad, cómo se llevaban… quizás por su interés en entrar en mi vida en un futuro, quizás para aprender porque el de él es muy pequeño--; amigas con hijos en edades similares, bien también, porque cuando hablamos de ellos, ambas aprendemos cosas nuevas que definitivamente nos pueden ser útiles. Fuera de ahí, honestamente ¿a tí qué te importa?

Pues así mismo les digo: “Por favor, no me preguntes sobre mis hijos” “¿por qué?” “porque no me gusta hablar de ellos” “¿y por qué?” “porque eso a tí no te importa y es una conversación aburrida”. Santo remedio.

Hace un par de días me pasó otro ejemplo chateando con alguien.

Oscar me dijo: “no pensé que íbamos a tener que correr un proceso como el que tendría que correr con otra persona con la que tendria que salir par de veces para entonces comenzar a hablar de sexo y llegar despues de un tiempo al tema final; sobre todo porque tú estas clara que no buscas una relación, sino que estarías bien sólo con el sexo”

Yo pensé, bueno, yo tengo que decir la verdad, me importa si se quilla. Y le dije esto:
“Hablar abiertamente sobre el tema es parte del proceso. No problem. Yo entiendo. Pero también estoy clara en que sólo quiero sexo cuando esté segura de que lo quiero y esté segura de que me gusta el tipo…. y para que me guste alguien, al ser mujer, siempre es un proceso. Poco tiene que ver lo físico, sólo puede gustarme un hombre que he tratado mucho”

Me contestó: “Así debe ser”. Me defendí y respetó mi posición, qué bien!

Hace un par de minutos me dice un amigo chateando: “echa un polvito conmigo aunque sea en sueños”, me costó responderle: “la única forma que yo echo un polvo contigo, fuera en sueños o en vivo, sería pensando en otro” me contestó: “ouch, point well taken”. Pero no se ofendió. Mira eso. Fue fácil, rápido y poco doloroso. Estoy aprendiendo.

:-) Increíble!!! ¡Qué cool! Uno hace esto arriesgándose a que lo tomen mal. Sin embargo la experiencia ha sido que el interlocutor me escucha y me respeta. No somos más asertivos porque tenemos miedo de hacer sentir mal al otro. Si se va ofender por yo decir honestamente lo que yo siento y quiero, ¿qué puedo hacer? que así sea. El miedo al rechazo se acabó. Si no puedes vivir con eso, coge tu rumbo. Queremos cuidar los sentimientos de los demás, sobre todo las mujeres, pero ¿y quién va a cuidar los míos? Esa es mi responsabilidad.

jueves, abril 16, 2009

Los huevos de las citas

"If you're going into the third chapter of your saga about the horrible boss you left behind at your last employer, and I'm furiously taking notes, here's what I'm writing: Shoot me. Poison me. Kill me now. Kill me now. Please, please kill me now..."
Liz Ryan. Make-or-Break Interview Mistakes


Estaba pensando en los huevos que ponen algunos hombres que invitan a salir a una. Son marranadas que antes me daban ganas de dejar al hombre (o al grupo) plantado ahí mismo y largarme sola y ahora no me dan ganas, lo hago. Ya hay un par que se lo ha ganado ¿por qué yo tengo que quedarme en un sitio que no me están tratando con consideración? Si tú no cuidas mis sentimientos... ¿por qué habría yo de cuidar los tuyos? No tengo cuentas pendientes contigo, si tú me haces una perrería en la calle, no me vuelves a ver. Punto.

Pero como cada uno tiene sus cadaunadas valga aclarar que estas son vainas que me molestan a mí. Estas son excentricidades mías, kiaradas. Posiblemente a la mayoría de la gente normal y equilibrada no le molestarían. Quién sabe, quizás ni cuenta se darían.

Pero yo me doy cuenta. Esta es mi lista particular, encontré 9:

Primero, lo más elemental. No existe justificación para que un hombre que trabaja fuera de su casa el día entero no ande encima con un cepillo de dientes y pasta. Todo el que trabaja debe tener su combo en el carro o en la oficina, en el caso de las mujeres, en la cartera. Y si un hombre se comprometió contigo para cuando salga del trabajo, no estoy diciendo que se tengan que bañar, pero por lo menos que sí saque esos 5 minutos antes de salir de la oficina para cepillarse los dientes. Esto es básico.

También hay otra versión de esto: haberse jartado una cena rica en ajo y pretender besarme. O sea, si comiste ajo o cebolla por quintales, aunque me gustes, olvídate de cualquier forma de cercanía cara a cara por esa noche.

Versión C del mismo caso: cuando estamos en el sitio decidido dices permiso y vas y te compras algo de comer PARA TI. Si me vuelves a ver eres mago.

Segundo. Si estamos juntos desde las 11 de la mañana, tú sabes perfectamente bien que yo no he comido. Lo mismo pasa si me invitas a salir a las 7 de la tarde. Demasiado temprano para yo haber cenado en mi casa. Una salida en esas horas tiene que incluir cena ¿o qué pretendes? Si la comida o cena por cualquier motivo debe estar excluida, lo mejor es aclararlo desde el principio: te paso a buscar después de comida. Así se entiende perfectamente y no ofende a nadie.

Segunda versión de esta marranada, peor que la primera: tú me dices que me vas a pasar a buscar a las 7 de la tarde, yo me alisto y tú llegas tardísimo, como a las 8 y muy contento me informas: “excúsame la tardanza, pero es que estaba cenando porque tenía hambre”….. o sea, ni lavas ni prestas la batea. Me quitas un tiempo precioso que lo podría haber utilizado en lo que yo quisiera (así, por encimita, se me ocurre una opción: EN CENAR!!!), pero el sacrificio podría valer la pena si luego vamos a ir a comer, pero ¿qué sucede entonces? que me pasas a buscar yo con hambre y tú jarto como una chincha. Qué maldito chistazo!

Tercero. Me molesta que me invites a una cosa y me salgas con otra. “Kiara, alístate, que vamos para la playa” y cuando llegas “¿a dónde tú quieres ir, y por qué andas con un traje de baño?”. O el cambio de planes unilateral y súbito. Me llamas que me vas a pasar a buscar en 20 minutos, cuando llegas, tocas la puerta, entras a mi casa, te sientas a usar internet en mi computadora y pides bebidas al colmado. Entonces, mojón ¿para qué me hiciste cambiarme? O decirme “vamos por ahí a tomarnos unos tragos” y proceder a ir a una cafetería o algún sitio donde no vendan alcohol o “vamos a cenar” y coger para un bar donde no hay comida.

Una versión un poco más sutil es no tener ni la más mínima idea de dónde ir. No me molesta por la indecisión en sí, sino que cuando me invitas a salir yo pienso que tú tiens alguna idea, cuando me preguntas a mí, yo no sé qué contestar porque no sé cómo andan tu ánimo y tu presupuesto. Esto no importa tanto los primeros 5 a 10 minutos, pero si pasan 20 o 30 y todavía estamos dando vueltas en el carro recorriendo la ciudad sin rumbo fijo y sin haber empezado a consumir alcohol, es annoying.

Cuarto. Entramos a un motel, por sugerencia tuya y tú me dices: “no tengo dinero ¿tú tienes?”. Sin comentarios.

Quinta marranada. Por mutuo acuerdo vinimos para mi casa como es natural, a echar un polvito. Cuando terminamos, procedes a acostarte a dormir. En la mañana, te pones a pasear la casa en pantaloncillos sin ninguna intención de disponerte a irte. Luego te sientas un par de horas en la computadora o en la televisión (pero podría ser peor, podrías quere estárteme pegando). Dejas que llegue la hora de comida y dices “vamos a cocinar algo”. Ubícate: el hecho de que yo esté sola en la casa no significa que me interese tu compañía. Y que te haya invitado a venir a echar un polvo no es una propuesta de matrimonio. Recuerdo una vez que alguien a quien yo invité de visita abusó de mi confianza y se quedó 10 años. Si ya hiciste lo que viniste a hacer, pues ve zarpando. Si por alguna extraña excepción yo quiero que te quedes más tiempo te lo haré saber.

Sexto: Pecados de alcohol. NO soporto que me sirvan o me ordenen otro trago sin preguntarme, pienso que es una actitud condescendiente y ofensiva. Si ves mi copa vacía me encuentro bien que me preguntes ¿te pido otro? Pero no que lo hagas sin preguntarme. Primero, tú no sabes si yo voy a tomar lo mismo; segundo, tú no sabes si yo quiero beber tan rápido; tercero, tú no sabes si ya yo paré de beber. Peor todavía? la actitud contraria, tratar de controlar cuánto yo me bebo ¿tú no crees que ya has bebido suficiente? ¿y vas a seguir tomando?

Séptimo: Pecados de alcohol # 2. Véase Simón. Ese es el paradigma x excelencia. Escenario A: salimos a un lugar donde hay alcohol para tomarnos un par de tragos, solo tú no te tomas absolutamente nada y me dejas sola bebiendo. Escenario B: salimos a un lugar donde hay hay alcohol para tomarnos un par de tragos, y tú das un espectáculo tan deplorable y tan patético que me da náusea hasta acordarme del asco que te vuelves cuando te emborrachas y bebes sin control.

Octavo. Aunque estoy consciente que quizás yo sea la mala de la película aquí. Me quillan los hombres a los que les molesta que yo, en cualquier momento de la noche, me desaparezca y me vaya con otras personas (o sola). El que no pueda vivir con eso, que se olvide de salir conmigo. Yo no soy mamá suya (“si vinimos juntos, tenemos que irnos juntos”) Ajá? ¿dónde lo dice? Grow up.


Noveno. Mi pareja de tesis tiene su propio favorito y es éste. Me cuenta Gina que si ella se monta en el carro de un tipo y él pone bachata, Fernandito Villalona o cualquier otra chopería el resto de la noche es tiempo perdido, porque es cruz y raya con él. Murió con flores. Muy bien pensado…. tengo que aprenderme esa, para poder escaparme temprano.

miércoles, abril 15, 2009

El Acusado

"Maybe some women aren't meant to be tamed. Maybe they need to run free until they find someone just as wild to run with them."

Carrie. Sex and the City


Cool. Me dieron un update sobre Paco, a quien yo llamo "El acusado":

Lince
ponme al día
me cuentan que Paco tiene una novia
dime de eso

Marlene
jajajaja, mejor dicho, una amiga
noooooooo
es una amiga con derechos
jajaja

Lince
qué mal
Marlene
?
Lince
a mí que me estaba empezando a gustar
me tosté como un maní

Marlene
qué?
pero tu le gustas un paqueton a Pacooooo, jajajaja
el me vive hablando de ti, te lo juro
lo que pasa es que soy una tumba de discreta

Lince
qué va
pues debías ser menos
yo siempre le digo que él no me hace caso
y que a él no le gustan las mujeres como yo
y que a él no se le para conmigo
y él me dice que no, que imposible... cómo va a ser
pero sus actos demuestran que no le gusto
ni me mira... jijijijiji

Marlene
todo lo contrario, me dice que eres una tipa super interesante, que le encanta tu forma "particular de ser", que hay gente que no te entiende, pero que el te entiende perfectamente, que tu eres de su mundo
Lince
me encanta eso de él, que nunca coge pique conmigo
no le incomodan las cosas mías

Marlene
mira Paco es excente persona, es un hombre como pocos
no es machista, es noble, es libre
es bohemio y excentrico
es mi hermanaso, te digo que lo conozco como a la palma de mi mano
el y yo somos como hermanos
si no lo fuera................le hubiera girado por ser tan diferente
es un tipo ligero
y muy sensual y apasionado jajajkaja...........te lo digo como hermana de el.....no por otra cosa
de verdad

Lince
no importa, lo puedes decir como quieras
Marlene
nooooooooo, es verdad, lo que pasa es que conozco a Paco, el me cuenta confidencias e igual yo a el le cuento todas mis cosas : por ejemplo: Leo Cáceres jajajajaja ese maricon
pero entre tu y yo esa amiga de Paco a el no le gusta como mujer, sino que le tiene cariño

Lince
pero en serio, cuentame, qué opinas sobre mi
cuales son mis opciones
ya me dijiste lo que el opina de mi
pero cuentame que el quiere de mi
o que le gustaria

Marlene
tu le gustas mucho
Lince
tu percibes eso?
Marlene
si
el te ve como un ser muy interesante, ademas muy linda y gustativa como mujer
pero el problema de Paco es que podria ser tan pleno contigo...........que se enamoraria de ti.....aceptandote tal como eres, pero te veria como pareja para amanecer juntos, el te cocinaria, fregaria, etc.....pero te querria para una relacion plena
eso depende de lo que tu pretendas

Lince
podría ser plena, pero temporal
duraría lo que dure

Marlene
Paco es pleno, es espiritual, sensible , apasionado, sexual, versus su lentitud, su paciencia, su paz, su apariencia flematica
jajajajaja, lo grande del asunto es que ni te imaginas las veces que le he dicho a el que su pareja debe ser una tipa como tu, jajajaja
jajaja, cuando te conoci, me dije, nooooo, no es lucy, es kiara
para Paco

Lince
jajajajjaaja
y efectivamente
lucy lo trataba como una plaga
me prejuició en contra de el

Marlene
el te daria lo que tu necesitas en tu interior
te llenaria muchos huequitos de tu corazon

Lince
cool
Marlene
y te añoñaria mucho, te trataria como su niña bella y preciosa, te cuidaria mucho
Lince
el lo hace ya
Marlene
te lo digo porque vivi su relacion con mi amiga Chiara
oyemeeeeeee, le cocinaba, fregaba, hacia masajes, encima de eso le ayudaba con los niños, encima de eso ella se iba de bonche y lo dejaba en la casa con todas las obligaciones
el es una gente muy llevadera
osea, se adapta a ti
otro dato es, que es un ser sociable, te acompaña a todos lados y hasta que tu decidas .....y el lo disfruta mucho
es bohemio
es hippie

Lince
sí, yo sé
pero es a él a quien deberías estar convenciendo

Marlene
ahhhhhhhhhhhhh, parece que te lo estoy vendiendo...........pero no es asi
Lince
está desaparecido hace casi una semana ya
hablé con él como el miércoles
y no lo he vuelto a ver en messenger

Marlene
oyeme, nada mas tienes que mover un dedo...


Bueno, por lo visto en mis manos queda....

martes, abril 14, 2009

We were on a break

This is good gossip.

A close friend of mine posted 5 months ago on his blog the story of his first time --a gazillion years ago-- with some crazy chick from college.

It turns out all those years he had a girlfriend, his high school sweetheart, but they were hitting a rough patch and technically, technically they were not together at the time. Well, the girlfriend called my friend on monday to nag him and put up a fight about the lying and the "cheating" 16 years ago.

OMG!!! Are you freakin' kidding me? That is sooooooooo Ross & Rachel........ "WE.WERE.ON.A.BREAK!!!!" Remember? (who doesn't remember the Ross & Rachel saga missed the core of Friends). I mean How old are you? 19? Are you still waiting for your happy ending? Not gonna happen. Wake up.

Grow up. Get a life. Dump that boring, narrow-minded husband of yours and get your lazy ass out of that loveless, energy-sucking, sex-starved marriage!

Drop the oh-so-sweet-child-victim-of-your-devious-ways act already and get moving! Come here, find my friend and give him what he has always wanted.

Some think you might even enjoy it.

"XOXO,
Gossip Girl"

Felices Pascuas, pero.... ¡qué hambre!

- "You know, women like sex, too. It's just that if we don't have it for a week, we don't feel the need to pounce on the first thing that comes along. We channel it in productive ways."

- "Meaning...?"

- "We drink. We shop. We eat…. God, I’m starving!"
Christine y Matthew. New adventures of old Christine.


Well I'm starving.

Increíble. Hablando con Guido el otro día yo le estaba comentando que la situación mía anda crítica, porque tengo una falta de sexo pero crónica. Me preguntaba él que si yo no tengo algún noviecito para usarlo para estos fines y la respuesta es no. Claro, es culpa mía, porque en mis resoluciones de año nuevo tomadas en marzo decidí ya no acostarme con hombres que no me gusten suficiente. Ahora estoy en crisis de güevo.

Por este motivo de los dos últimos con que me acosté tengo buenos recuerdos, que fueron ambos en el mismo fin de semana. Cuando digo buenos recuerdos me refiero a que sé que ambos me gustan mucho, no realmente a que me acuerde de nada. Una de ellas fue una excelente experiencia sexual (con el músico) y la otra.... ni siquiera sabía que nos habíamos acostado (con el productor de cine). Lo vine a confirmar dos semanas más tarde y esto porque no podía con la curiosidad y decidí romper mi regla de no llamar hombres y llamarlo, y preguntarle. Él me dijo: "por lo visto no soy memorable". Ups.

Pues entonces en este último mes de carestía estuve planteándome dos posibilidades. Una es el chico flaco de los zancos, Amable (no mi cuñado, o hermano, como sea... sino el otro). Hace tiempo que me viene gustando, cuando no tiene una nota es inteligente y bien encantador... y qué se yo! me gusta.

El otro caso es un poco más complejo.

Paco es alguien que yo conozco hace casi un año. Me lo presentó mi queridísima Lucy a través de un grupo que ella frecuentaba cuando se metió con el tipo del jazz. Como todo el mundo sabe, a mí no me gusta el jazz, por lo que, aunque yo salía con cierta frecuencia era común que los miércoles nos fuéramos para sitios diferentes y nos juntáramos quizás más tarde en la noche. Él era del grupo que estaba siempre con ella esos días. En aquellos tiempos Lucy tuvo un par de choques con Paco, porque ella se lo encontraba muy necio y muy pegajoso. A ella le sabía a diablo que él se le parara al lado, la abrazara, la acariciara o le tocara el pelo y par de veces le echó boches y le dió pescozadas en público. Yo, que todavía no acababa de ver la famosa necedad de él, no entendía qué le molestaba a ella, pero mi opinión estaba prejuiciada en contra de él, porque Lucy estaba harta de él. De hecho no quería ni verlo, ni contestarle llamadas.

Pues yo tuve una vez la oportunidad de quedarme sola con él en un bar y conversamos, bebimos, hablamos y nos besamos. Me pareció excelente, y me gustó un chin. Lo más grande es que él dijo claramente que le gustan las mujeres blancas, gordas, rubias y tetonas... 4 puntos menos para mí.

Ya con el tiempo me enteré que él tenía un proyecto cultural al que yo le digo de nombre cariñoso ACUSADO. Entonces empecé a encontrármelo en todas las actividades artísticas y culturales habidas y por haber de la ciudad. Dependiendo de cómo ande mi interés en el arte y mi aburrimiento en el momento, veo a Paco entre una vez mensual y dos veces semanales. Algunas veces chateamos. Algunas veces hablamos por teléfono. Si yo paso mucho tiempo perdida él me llama y a mí me encanta eso. Si yo quiero hablar con alguien lo llamo con toda la confianza del mundo porque solo somos amigos ¿cierto? Pero se está convirtiendo en una presencia imprescindible en mi vida. No lo digo en el sentido absoluto y trascendental, estoy diciendo llana y simplemente que para mí es vital verlo. No mucho, no siempre.... pero verlo.

No puedo decir que es un hombre que me gusta mucho, pero es alguien que tiene mucho tiempo gustándome algo. Me da mi espacio exacto y no me atosiga. Nunca lo he visto coger pique, me encanta verlo llegar con toda su flema 2 y 3 horas tarde a todos los eventos sin estrés, nada lo mortifica, nada lo presiona…. ¿qué pasaría si nos acostáramos? Quién sabe. La opción está sobre el tapete.

En fin, que abrí un breve paréntesis anteanoche y aproveché para hacer un par de desórdenes. En el interín también besé a un guatemalteco que conocí en Double’s. El primer desorden fue con Amable, porque tenía que sacarme eso de adentro. Luego me fui para la misa de resurrección de media noche y fue divertida esa parte, porque el tipo que estaba sentado al lado mío estaba loco por que le echaran agua bendita, o sea que con la brincadera y saltadera que tenía se le regó el trago de ron en el piso ¡qué risa con eso!... dominicanadas, total, yo también estaba medio borracha.

Y luego, más adelante en la madrugada me encontré con mi amante favorito de todos los tiempos y me fui con él para su casa a hacer el segundo desorden. Lamentablemente a la novia de él le cogió con llamar desde el país en que vive y pasarse 1 hora (no es exagerando, duró una hora) hablándole de sus sentimientos, sus estudios y no sé cuántas cosas más hasta que salió el sol. En fin ¿qué podía yo hacer si los dos polvos del mes se me presentaron en la misma noche, día además de la misa más importante del año? Soy una víctima de las circunstancias.

¿El up side de estar sex-starved? que la depresión ya no existe. A mí ya no se me puede joder, porque no tengo talón de Aquiles. Paré los antidepresivos hace casi 2 meses y ni problemas en la casa, ni malentendidos con los clientes, ni estrés de trabajo han logrado ponerme down. Eso se acabó. Llorar diario ya no es una opción para mí. Supongo que Guido, que algunas veces se preocupa por mi salud mental y mi bienestar emocional estará encantado.
P.D.: Ups, metí la pata.... me acaban de contar que el tipo tiene una noviecita nueva por allá por un campo.

jueves, abril 09, 2009

Excusas, excusas, excusas

"- Listen, lemme ask you something. When you're with a guy, and he tells you he has to get up early, what does that mean?
- It means he's lying. [...]
- Oh, come on... Men have to get up early some time...
- No. Never.
- Jerry! I'm sure I've seen men on the street early in the morning.
- Well, sometimes we do actually have to get up early, but a man will always trade sleep for sex."
Jerry & Elaine. Seinfeld: “The smelly car”.


Esto va para tí. Sí, para tí mismo. El que me llama insistentemente, constantemente, todos los días o casi, a los dos celulares y también a la casa y aunque siempre te doy una excusa siempre vuelves a llamar. Y no te ha importado que hayan pasado meses que no nos vemos.

No me refiero a tí que ocasionalmente no te has podido comunicar conmigo por razones ajenas a nuestra voluntad, o que te has comunicado y lo hemos tenido que dejar para otro día en ocasiones. Ni a tí, el actor flaco, de los zancos y el pelo ensortijado que realmente me gustas pero presentas el caso de mala puntería más terrible que he visto en mi vida: cada vez que propones algo yo literalmente no puedo, no tengo tiempo o ya tenía compromisos previos ¿cómo sabes que no eres tú? porque yo siempre te llamo para darte seguimiento y que no te me desanimes.

Me refiero a tí, que no entiendes indirectas y no te mereces una directa de las mías. Que cuando no contesto el teléfono lo resuelves súper fácil: sigues llamando. Y como no lo cojo, llamas a la casa y ahí no tengo más remedio. Y si te mando a decir que te devuelvo la llamada más tarde, pero no lo hago, no tienes mente, vuelves y llamas.

Tú que cuando por fin puedes hablar conmigo me dices ¿cuándo podemos juntarnos? y yo te contesto: haré todo lo posible por que sea antes de terminarse el año.... y tú parece que no me crees porque a los tres días estás llamando de nuevo. Y a veces me dices: "sácame aunque sea un par de horas para juntarnos" y yo te contesto que claro que sí, un par de horas, pero hoy no puedo ¿y mañana? tampoco ¿pasado? tengo compromisos.... y tengo por lo menos toda la semana ocupada, yo te llamo. Entonces una semana más tarde, puntual, vuelves y me llamas y me dices "sácame aunque sea una hora para juntarnos" y yo te contesto de nuevo que claro que sí, que una hora no es problema, pero hoy no puedo, mañana tampoco, pasado tampoco.... quizás la semana que viene YO te llamo. Entonces la semana que viene me llamas y me dices "sácame aunque sea media hora para que nos veamos" y yo te digo que por supuesto ¡¡YO-TE-LLA-MO!! si hace tiempo que ya yo te había prometido que iba a hacer lo imposible para poder juntarnos antes de que se acabe el año y lo prometido es deuda.

A tí que lo último que hiciste fue ir donde una amiga mía y usarla de cómplice y aparecerte en mi casa un sábado por la noche para ver "si yo estaba bien" y "si es que yo no te hablo". Sí, yo te hablo y eso fue mucho abuso. Y esa buena animal se dejó usar sin darse cuenta. A mis amig@s, para la próxima, esto es lo que yo espero de ustedes. Pregunta: "¿y Kiara? hace tiempo que yo no sé de ella, la he llamado y no contesta". Respuesta: "Eso debe ser que ella no quiere hablar contigo".

Y lo que te quiero decir es lo siguiente: ¡¡¡Ubícate!!! GET A CLUE, viejo!!! ¿Cuándo vas a entender las sutilezas del lenguaje tácito?

Cuando te dicen que te van a llamar y no te llaman esto significa que no quieren hablar contigo. Cuando te digo que estoy muy ocupada para juntarme contigo es verdad, pero es una excusa. Si yo quisiera sacaría el tiempo y no exactamente media hora, sino la semana completa. Si me tocas el muslo y te quito la mano y te digo que me duele, puede ser verdad que me duele, pero da por seguro que si tú me gustaras no me dolería, me excitaría. Cuando me tocas, me abrazas, me besas o te me pegas y te digo que te me alejes, que yo soy alérgica al contacto humano y preguntas ¿es porque soy yo? (noooooooooo, es a la cercanía en general que soy alérgica!!) ENTÉRATE, es porque eres tú. Si yo quisiera que me tocaras, me abrazaras, me besaras o te me pegaras tú te darías cuenta, tenlo por seguro. Es más, posiblemente YO MISMA te estaría tocando, abrazando, besando o pegándome de tí.

Y te lo estoy diciendo porque me ahoga no encontrar la manera de soltar la frustración que me provoca cada vez que veo tu número en el teléfono. Algunas veces he tenido que apagarlo y perder llamadas que sí me interesan porque no aguanto el estrés. Me dan ganas de gritar, de estrallar, de romper el maldito teléfono, de mentarte a la maldita madre que te parió.

Pero lo que más me indigna es que en el tiempo que llevamos tratándonos son tantas historias que te he contado de hombres necios, hombres controladores, hombres obsesivos con los que me he topado, contando siempre con tu apoyo y tú diciéndome muy dulcemente lo que por supuesto ya yo sé: Que tú eres un hombre muy medido, muy respetuoso, que yo te conozco.... tú nunca harías una cosa así.

P.D.: No, pero en serio, estoy agradeciendo CON SUMA URGENCIA cualquier sugerencia --sobre todo de hombres-- sobre cómo lidiar con este tipo.

martes, abril 07, 2009

Los sapos nuestros de cada día

El otro día --andando con mi hijo del medio-- me encontré con un ex-compañero de trabajo. Cuando ya nos despedíamos me dijo: "Ta' buena tú, se te puede hacer coro"..... Por lo visto la intención fue decirme un piropo, pero fue agridulce porque, honestamente ¿WTF? no te estoy escuchando ¿QUÉ? ¿y este tipo? ¿qué es lo que este mojón se ha llegado a creer? Un maldito enano, feo, gordo, greñú, con los dientes amarillos, torcidos, sonrisa torcida y mirada cínica. Además, si fuera una persona que valiera la pena quizás uno no se fijaría tanto en lo físico, pero para colmo es prepotente, mediocre y no sirve. ¡Qué bárbaro!¡qué autoestima!

Y esto no es más que la misma historia de un tipo que mi amigo Carlitos (q.e.p.d.) y yo conocimos una vez en un chat room. Luego lo conocimos en vivo en una feria del libro. Me contaba Carlitos que después de que yo me fui Fremiot le dijo: me gustó tu amiga, qué pena que es casada! y Carlitos fue y le respondió muy campantemente: "Ah, pero tú te crees que las mujeres andan desesperadas. No es porque esté casada o no ¿qué te hace pensar que si ella estuviera soltera te iba a hacer caso?" ¡¡Buena respuesta, coño!!

Este tipo de actitud de parte de algunos hombres no es más que la perpetuación del mito que oíamos cuando jóvenes, en los primeros años de universidad. Si un hombre salía una vez con una mujer divorciada (o quién sabe, casada todavía) los amigos lo felicitaban, porque obviamente, la tipa 'tenía que dárselo'. Obvio ¿verdad? ¿qué otra opción podía tener una mujer que ya no era virgen sino acostarse con todos los esperpentos que la vida le pusiera enfrente? Imagínate, la pobre, si no cumplía con estas espectativas podía pasarle algo terrible: poner límites, auto-respetarse y quedarse sola hasta encontrar uno que la valorara y quisiera esperar su tiempo. Total ¿dónde dice que hay que besar a tooooooooooooooooodos los sapos? (yo, por mi parte, solo beso a los sapos que me gustan) y si a eso vamos, realmente ¿dónde dice que hay que buscar al príncipe? ;-) Que me encuentre él a mí!!! Total, yo soy una reina.

Pero hay sapos de todos los talajes. Es como el caso de Simón. Después de 3 meses viéndolo, sin haberme acostado con él ni tener el más mínimo deseo decidí dejarlo de ver. La última vez que hablé con él por teléfono le dije: hoy no nos podemos juntar, tengo un compromiso. Era una excusa, pero era verdad. Pues esa misma tarde me lo encontré en Dock, andando yo con un amigo mío, la culebra. Pues don Simón le dijo a Lucy que él se encontró conmigo y yo andaba con alguien y que yo tenía una relación con ese alguien y que él había preferido retirarse para no estorbar.

O sea, que la versión oficial de este mojón, gordo, baboso y que no sabe besar es que él decidió apartarse. Una cosa que yo me pasé como dos meses quejándome de que aunque es bello y millonario, me resulta repulsivo en extremo (y tengo este bló para probarlo). Me da asco hasta pensar en él. Claro, me da más asco que pensara que yo estaba con el otro. Pero cuando hay que elegir entre dos males, a veces hay que escoger el que uno no ha probado.

En estos días me encontré con un artículo interesantísimo en internet de Ann Marsh que se llama "What I learned from dating 100 men". Esta es la traducción de una parte que me gustó mucho:

"Para salir con tantos hombres necesité ser honesta en una nueva forma. En mis 20, cuando el hombre incorrecto me invitaba a salir generalmente mentía. Estaba (a) ocupada, (b) saliendo con alguien más o (c) me iba a mudar para Siberia por un año. Algunos hombres, dándose cuenta de la bola, se rehusaban a desistir. Algunos me convencieron de entrar en citas o, peor, relaciones. Me asombra pensar que dejé el nido sin aprender jamás cómo verbalizar mis propias necesidades y deseos.

Una de mis primeras citas electrónicas me enseñó sobre la honestidad. 'Fue realmente agradable conocerte' me escribió en un e-mail luego de la cita número dos el atleta alto, buenmozo, 'pero no sentí ese algo indescriptible que me diría que tú y yo encajaríamos'.

Me senté ahí mirando a la pantalla de mi computadora. Él había encontrado las palabras para describir mis propios sentimientos. No me sentí rechazada. Me sentí liberada por su valor. Mejor todavía, le robé la frase.

Es embarazoso admitir que estaba aprendiendo los básicos de los límites personales a la edad de 34. Pero también era emocionante. Como un traje de armadura corporal cómoda, ligera, mis límites recién declarados me mantenían segura."

Qué bien. Acabo de terminar de leer el libro Sangre de Campeón: Sin Cadenas. Es sobre la asertividad y estoy aprendiendo algunas cositas. En los últimos años de mi vida me había dedicado a asumir una actitud más zen hacia la vida. Joder menos, juzgar menos, no meterme en lo que no me incumbe, dejar hacer, dejar pasar y no gritarle a la gente. Llegué a un punto de pasividad asombrosa y me pareció que había llegado la hora de sacudirme, para que la gente alrededor mío no vaya a perderme el miedo o creerse que yo soy una alfombra.

Ahora estoy de nuevo en el mode de obtener lo que yo quiero y sin ofensas, pero sin retrocesos. No insulto, pero no cedo. Hoy tuve una pequeña victoria: no querían dejar entrar a mi hijo al centro de cedulación de la junta y yo decidí que no me le quitaba del lado a la persona que estaba en la puerta hasta que me lo dejara pasar. Me lo dejó, y de muy buen humor. No cedí ni un milímetro y obtuve lo que necesitaba. Pulirme en esto de la asertividad es mi nuevo objetivo, por ahora me está pareciendo súper divertido.