Follow by Email

domingo, agosto 31, 2008

Atrapada!!


Acabo de leer un post en un blog del Reino Unido (www.baggagereclaim.co.uk) en que la blogger, NYM, cuenta que se levantó el otro día sintiéndose atrapada, sofocada... y esto sucedió porque la Miss Inaccesible dentro de ella es claustrofóbica! al final llegó a la conclusión de que existen relaciones buenas. Bueno, si ella lo dice...

El punto es que yo tuve una experiencia similar el otro día. Todo el mundo sabe que yo no pienso volver a casarme nunca en la vida, ni tampoco a tener novio o relaciones que impliquen exclusividad. Pero resulta que algunas veces, la parte juiciosa de mi cerebro dice en voz alta a los demás que quién sabe, quizás en 6 o 7 años a mí se me coja con casarme de nuevo... en cuyo caso lo primero que haría sería averiguar si mi último ex-esposo está soltero y bien de la cabeza (ya mis estándares están demasiado altos, no voy a ser feliz con ningún otro).

El punto es que hace cerca de un mes tuve un episodio de depresión fuerte por 3 días. No podía dejar de llorar, pasé todo el tiempo en la cama, no quería hablar, no quería salir, no quería comer, no quería bañarme.... se entiende el cuadro. Entonces comencé a revisarme a ver qué diablos podía haberme provocado eso y luego caí en cuenta: a veces digo que puede ser que me vuelva a casar, pero en esta ocasión lo había dicho en serio!!!

Y es que solo el hecho de pensar en volver a vivir con una persona que no sean mis hijos en la misma casa, dormir con la misma persona todas las noches, salir con la misma persona a la calle siempre, me enfermó de los nervios.

Definitivamente prefiero estar muerta que volver a vivir con alguien, prefiero estar muerta que ser fiel, prefiero estar muerta que tener que andar con la misma gente todos los días.

O sea, que yo creo que esta idea quedó descartada.

sábado, agosto 30, 2008

¿Y tú? ¿con cuántos te has acostado?

"Love ceases to be a pleasure when it ceases to be a secret"

Que conste que yo no estoy de acuerdo con esta frase. Pero ahora que aprendí que a la gente le gusta averiguar información clasificada solo para usarla luego como arma....

Resulta que eso me preguntó un fresco en estos días:

Tú: "¿Y tú, Kiara? ¿con cuántos te has acostado?"

K: "En realidad no te puedo contestar eso ni que quisiera, hay algunos que me acuerdo de los nombres, pero no de las caras; hay otros que reconozco las caras, pero no sé los nombres; otros que no me acuerdo en lo absoluto, ni nombre ni cara; otros que me acuerdo de sus nombres y caras, pero no sé si me acosté con ellos y de los que sí me sé el nombre, la cara y que me acosté con ellos... perdí la cuenta."

Aquí hay otra:
Tú: "¿Y tú, Kiara? ¿con cuántos te has acostado?"
K: "Bueno, en realidad el otro día traté de sacar la lista pero usé una hoja de libreta pequeña y no me alcanzó el espacio"
Tú: (cínicamente) "Ah, pues quizás entonces debiste hacerlo a dos columnas"
K: "Eso hice".

Final...

"I think I did it again... I made you believe we're more than just friends..." Oops, I did it again. Britney Spears

Desde el día que conocí a Augusto (el que era alto, bello, culto, inteligente ¡y con una colita!) estaba por dejarlo, a pesar de lo mucho que me gustó. Lo vi sentado al lado de una amiga en común y estábamos hablando en un grupo... llegó un momento que él dijo algo que la única que lo entendió fui yo, o sea que seguimos por ahí mismo y dejamos a todo el mundo atrás, en babia. Al rato les pregunto a ambos: ¿ustedes tienen algo? él se adelanta y dice que no, solo somos amigos, al rato pregunto de nuevo y me lo confirman ¡COOL! todo bien.

Tres o cuatro días más tarde llego al parque y le pregunto a ella: Vanessa, y este niño, dónde anda? y me contesta ¿quién? ¿mi ex? le digo, sí, ese mismo... Me lo busca y me hago la loca toda la noche con el tema, como él le lleva 15 años pensé que sería algo de pasada. Cuando salimos del lugar me la trago a ella y me comenta muy campante que ella dijo toda la verdad la primera vez, solo son amigos, está muy bien que duraron (y agárrate para oir esto) nada más y nada menos que UN AÑO Y MEDIO, pero que ya eso terminó. ¡qué bien! ¡qué bonito!

Pero, por supuesto, ni así cogí cabeza yo. Seguí hablándole, volví a verlo y la próxima vez que nos juntamos me hizo un show por un amigo pasado de tragos que saludé y se me tiró encima. Mi amigo lo hizo mal pero ese es MI MALDITO PROBLEMA. Augusto y yo no teníamos nada. Él se despidió con mucha calma y en la noche me dejó un viaje de mensajes y de insultos en el celular. Y lo último que me dice es que definitivamente yo no quiero ninguna relación que tenga ni asomos de seriedad ¡no me digas, genio! ¿ahora te enteras, mojón?

El punto es que algunos días más tarde me encontré con el susodicho y por supuesto, no nos separamos ni por un segundo, no hablamos del incidente aquél y quedamos en paz relativa.

Hace solo 2 días vino a mi casa a buscar una llave que se le quedó y procedió a darme dos besos, uno en cada mejilla, con toda su lascivia él, ¡alante de todos mis hijos y un vecinito! Me quillé y lo empujé y me dijo: ¿qué? los amigos se saludan. Esto sin contar que se apareció cuando yo estaba durmiendo, sin avisar, mandó a despertarme y cuando yo salí de mi cuarto lo encontré metido en el área de las habitaciones.

Quizás la mejor parte de esto es cómo dejó las llaves en primer lugar. Dos noches antes estábamos hablando por teléfono y le comenté que yo venía del súper; me pregunta qué compré, le digo, mariscos, pan, queso y frutas. Contesta ¡ah, qué chulo, frutas! Comenzamos a hablar de este tema y le dije que mi favorita es la guayaba. "Precisamente voy mañana para la finca y allá hay muchas guayabas" dice. Ok, excelente. En la noche, cuando yo estaba vistiéndome para salir con otra persona, se aparece Augusto, que le abra, que ya está llegando y trae todas las frutas. Como me dio pena le abrí: directo y en vivo para la cocina y armando muchísimo desorden con como 12 fundas que andaba, incluso una con unos pantaloncillos que todavía no ha aparecido (¿qué andará pensando la muchacha que trabaja aquí?).

¡¡¡Este hombre definitivamente no respeta límites!!!

On the top of my game

¡ESTA ES MI MEJOR ÉPOCA! Yo no me cambio por mí misma hace diez años ni loca.

Últimamente he estado gozando de una popularidad que ni yo misma me lo creo. Estoy lo que se dice pegada, pegaísima en todos los entornos sociales, tanto entre hombres como entre mujeres. Esto incluye hasta las divas más despampanantes ¡nada que ver conmigo!

El que me conoce y sabe cómo era yo (hija única, pocos amigos y todos varones), sabe lo inverosímil que es esto.

Pero la pura verdad es que quien yo soy hoy es un arduo trabajo y la labor combinada de genética, educación casera, personalidad y muuuuuuuuuuuchos estrallones. Que a nadie le quepa duda que por más desordenada que pudiera parecer una parte cualquiera de mi vida, de todas he aprendido y he puesto en práctica las enseñanzas.

Pues resulta que este es el resumen de algunas de las características de mi nueva yo:

1. Devuelvo llamadas.

2. Le doy seguimiento a mis amig@s. Tengo algunos que los veo semanal (Hugo y Alejandro juntos, Lucy, Nilson). Hay otros, como Gleider que veo quincenal y una gran cantidad que por lo menos veo una vez mensual. Por supuesto, todos estos amigos son solteros; sino serían ellos los que me sacarían los pies a mí. (¡Gracias por recordármelo! tengo que llamar a Avileny y Ana...)

3. Le doy prioridad a mis amig@s por encima de cualquier relación amorosa. Esto sirve para mantenerme centrada. Hay que tener tanto raíces como alas.

4. Cuando tengo un compromiso llamo para confirmar o llamo para cancelar, y llamo también para avisar si estoy tarde.

5. En las situaciones sociales digo claramente lo que no me gusta; pero no después de llegar a un punto de desesperación o con pique, sino desde el principio: cero palabras hirientes, cero insultos personales, pero con honestidad brutal.

6. Realmente escucho a las personas. Eso se aprende. Los demás se dan cuenta que los estoy tomando en serio por las respuestas mías. No valen allantes, la hipocresía y el 'solo estoy esperando que te calles para hablar yo' se detectan inmediatamente. Cuando no quiero escuchar más, se lo digo, esto denota respeto.

7. Siempre estoy disponible para ayudar. Defiendo siempre la justicia, aunque no me incumba.

8. Uso siempre por favor y gracias.

Claro, que esta accesibilidad aumentada, junto con el círculo de amigos en aumento constante me han llevado a tomar con cierta frecuencia otra medida: Apagar el celular, el timbre del teléfono de la casa, no abrir puertas y enclaustrarme cada vez que necesito con urgencia descansar o trabajar.

viernes, agosto 29, 2008

Devolviendo el favor

"A lover without indiscretion is no lover at all"

Hace unos días me enteré de que un amigo mío, Miguel, está quillao conmigo. No estoy demasiado segura por qué, parece ser que porque hice algo por él que estoy segura él haría por mí en cualquier momento.

El asunto es este: hace unos cuantos añitos, en el 1997, el susodicho era amante mío por un tiempo, pero como nos gustamos mucho, ha habido ocasiones en que nos hemos acostado esporádicamente en este mismo año, ya que frecuentemente nos encontramos en la calle e inmediatamente empiezan a volar las chispas.

Este es el primer capítulo de la saga: En el mismo año 1997 --cuando conocí a alguien que 5 semanas más tarde se convertiría en mi esposo por 10 años-- me encontré a Miguel en una discoteca y se lo presento: Miguel, te presento a mi novio Adrian. Lo próximo que sucedió fue que don Miguel procedió a contarle a Adrian con lujo de detalles toda la relación que habíamos tenido unos meses antes, incluyendo cuántos polvos echamos cada uno, cuántas personas había en la habitación y qué opinión tenía él de mí en la cama. Hasta hace 6 meses que corté definitivamente el contacto con mi ex, por los 11 años completos, todavía Adrian peleaba por eso cada vez que tenía pique.

Segundo capítulo: El año pasado, 2007, fue el 15 aniversario de mi promoción del colegio y ahí me encuentro a quien era mi mejor amigo de los 13 años, Gleider, que además es amigo en común con Miguel porque crecieron juntos en el mismo sector. Me cuenta Gleider la misma historia previamente dicha, y que él no sabía que Miguel y yo habíamos estado juntos. Le digo sí, pero ¿sabías que eso fue hace más de 10 años? Ah, no, eso no lo sabía.

Tercer capítulo: Me encuentro al susodicho Miguel y le digo del problema que me buscó hace 11 años y lo que me contó Gleider. También le dije que me encanta que él hable así de mí, que no hay problema, que lo siga haciendo, pero con la sola excepción de cualquier novio o esposo que yo tenga, ya que aprendí por experiencia que se vuelven locos cuando otro les habla de su mujer en esos términos. También le aclaro eso porque en ese momento tenía un novio, para qu estuviera pendiente. Esto pasó en marzo de este mismo año, esa misma noche terminamos acostándonos de nuevo. Aclaro que mi novio no tenía ningún interés en que yo fuera fiel (y ni que lo tuviera!!!)

El temido cuarto capítulo: Me encuentro a Miguel en Casa de Teatro andando con mi novio y efectivamente, no le dice nada ¡¡pero me agarra la nalga alante de él!! En ese momento le dije: no te quepa duda, que si se me presenta la oportunidad alguna vez te devolveré el favor (y el mundo es redondo).

Epílogo (la revancha). Como lo dice Arjona: "mira si es grande el destino y esta ciudad es chica..." me encontré hace como 2 semanas a Miguel con su novia, una cubana bellísima que vive en Buenos Aires pero antes vivía aquí con él y vino por un mes a visitarlo.

Le digo, Miguel, ¿te puedo devolver el favor? y se queda tranquilo, no dice nada y dice ella ¿qué favor, qué me vas a decir? le pregunto a él ¿puedo? y todos muy sonrientes dice que sí, que no importa. Entonces le contesté a ella: No, lo que pasa es que hace 11 años cuando yo le presenté a Adrian, que fue mi esposo por 10 años, él fue y le contó exactamente la naturaleza de nuestra relación y todavía está él peleando por eso". Esto fue todo lo que le dije, por supuesto, no mencioné el año 2008 para nada y no especifiqué nada (porque ¿qué es verde por fuera, verde por dento y tiene una semilla de aguacate adentro? a buen entendedor...)

Ahora supe que la muchacha todavía está encojonada con él y él conmigo. Pero, honestamente, que se revise si él está con una mujer que es capaz de pasarse 2 semanas más tarde por algo que él hizo en el año 97.

jueves, agosto 28, 2008

Artes que toda soltera debe dominar

Ahora que estoy soltera por primera vez en 14 años, y por primera vez luego de ser mayor de edad, me doy cuenta que hay una cantidad de artes sociales que la soltera tiene que dominar.

He estado pensando en este tema debido a un post en el blog de un amigo (contrariedadesdominicanas.blogspot.com) en que él relata cómo llegaron unos testigos de jehová en una mañana que él estaba resacado y duraron una hora hablando vainas. Yo, por supuesto, ya soy capaz de abrir la puerta, decir que no, y punto. Pero hay que desarrollar esta habilidad.

Ahí te van las demás artes, sin orden particular de importancia:

1. Decir que no.

2. Ser capaz de salir sola, moverse sola y volver a su casa sola.

3. Andar siempre con dinero suficiente para por lo menos volver a su casa en cualquier circunstancia dada.

4. Responsabilizarse de su propia salud sexual. Esto lo aprendi en sexysmartblog.com

5. No dejarse tomar rehén por nadie... (esto lo dice siempre Miss Manners) ni por teléfono, ni en vivo, ni en el trabajo. Cuando estés harta de una conversación o de un lugar, cortas y punto; amable pero firme. Esto incluye también separarte de la/s persona/s con que andas y seguir tu camino sola; en este caso, te despides discretamente y pides un taxi, OJO, no como estrategia de manipulación para tratar de romper la taza para todos o para presionarlos a que hagan lo que una quiere. El respeto ante todo.

6. Dominar la regla de no contacto. Esto consiste en cortar el contacto radical y definitivamente con cualquier maltratador, abusador, vividor, celoso obsesivo, acosador o quien no me respeta cuando digo no. También me vale para cualquiera que me está usando y me manipula, porque si lo dejo hablar, pierdo.

7. Todavía no domino este arte: si cometiste la estupidez de invitar a un hombre o a un grupo a tu casa SEA A LO QUE SEA, lograr que se vayan.

8. Este es bien importante, tampoco lo domino. Aprender a no dar el teléfono, pero no con una mentira, una excusa, escaparse o dar el número mal. Me refiero al arte de decir no, porque no quiero responsablemente. Con respecto a este departamento se me ocurrió una, pero es un poco cruel:
- Dame tu número
- Está bien, te lo voy a dar, pero no me llames
- Entonces no me des nada ¿para qué lo quiero si no te puedo llamar?
- No te preocupes, yo te llamo a tí
- Ah, ok, entonces toma mi número
- No, gracias

A buen entendedor...

martes, agosto 26, 2008

La mano que mueve los hilos

"Ha sido una gran suerte que las guerras las hicieran hasta ahora sólo los hombres. Si las hubieran dirigido las mujeres, habrían sido tan consecuentes en su crueldad que no quedaría hoy en el planeta una sola persona..." La Inmortalidad. Milan Kundera

Todo el que me conoce sabe que yo no hablo mentiras... y todos asumen que como no lo hago, no lo sé hacer.... jajajajajaj!!!! craso error.
El malentendido se debe a mi personalidad, como hablo mucho y rápido todo el mundo piensa que estoy diciendo todo lo que me pasa por la cabeza, sin ediciones y que además, soy incapaz de guardar un secreto. Qué va! pienso mucho más rápido de lo que hablo y todo lo que tú me oigas decir, aunque sea un ¡ups!, fue fríamente calculado... cuenta con eso.

Pero el chiste de todo esto, cuando hay una tercera persona involucrada es mantener al susodicho en vilo, haciendo equilibrio sobre la cuerda floja, cuando en realidad, yo estoy agarrando la malla y no la voy a soltar.

Varios ejemplos:
Suponte que un día, como respuesta a un leve cuestionamiento de tu parte, yo te suelte una retahíla de historias sobre ex-amantes, cuernos, novios, etc... lo que sea que te dejen escandalizado. Lo más probable te estoy distrayendo dándote información suficiente para mantenerte distraído, para que no te queden ganas de preguntar y probablemente esconder así algo que sea realmente escandaloso hasta para mí. Pudiera estarte dando una lista de nombres de hombres y así evitar alguno de mujer; puede ser también que no quiero que sepas la naturaleza de la relación que tengo con alguien bien cercano a ti, por ejemplo, tu papá.

Suponte tú también que me entero o me cuentas algo que no quieres que otro sepa. Me pasaré toda la noche emitiendo enunciados en que tú piensas que sabes cómo va a terminar la frase, y que te voy a incriminar, pero resulta que estoy diciendo algo completamente diferente... Te pasas toda la noche en para full, pero el doble sentido solo lo entendimos tú y yo, el otro, en babia.

Otro gran ejemplo es cuando tienes algo que necesitas que el otro sepa, pero no puede venir de tu parte la información, y si se la digo yo, también se va a dar cuenta. En este caso hay que jugar una manipulación sutil para hacer pensar al otro que estas ideas recién se me están ocurriendo. Lo más probable es que yo empiece a contar alguna anécdota relacionada con el tema, busque la forma de sugerirle la idea tan pronto diga algo (lo amarro aunque sea por los moños) y cuando se empiece a incomodar te doy el quiú para que empecemos a jugar el 'good cop, bad cop'. De manera que yo pase como la mala de la película, la insensible y desconsiderada (yo soy más fuerte que tú, acuérdate de eso... y puedo aceptar las consecuencias de mis actos) y tú quedes limpiecito y oloroso como un bebé recién bañadito.

Acuérdate que por más que sea, yo soy una gran amiga.

jueves, agosto 21, 2008

Harry Potter (Eduardo. Capítulo 1)

Hoy me llamó un gran amigo, Hugo. Pero en realidad él no es originalmente amigo mío, sino que lo heredé, de otro amigo (y amante, y novio, y compañero de trabajo) llamado Eduardo (como ya habrás podido adivinar, todas las situaciones de este blog son completamente reales y todos los nombres completamente ficticios).

En fin, que el tipo me pregunta ¿qué es lo que te pasa? le digo, no me pasa nada; él me contesta que Eduardo llamó a Germán (no sé quién será el tal Germán) y le comentó que a mí me pasaba algo y como es muy lógico, Germán lo llamó a él y se lo dijo.

Parece ser que la última vez que yo me conecté a Messenger y él estaba on-line él me saludó y yo no le contesté. Por ahí viene todo el quid del asunto: Yo de verdad amo a este hombre, profundamente, con todo mi corazón, y entiendo que después de él los estándares nunca volverán a ser los mismos... pero (y siempre hay un pero) HACE 3 MESES QUE NO LE HABLO. Cuando me llama no contesto el teléfono, si me manda mensajes no los respondo, si me habla por Messenger lo ignoro y ¡ah, sí! me lo encontré un día en la calle y no le hablé... ¡y hoy fue que él se vino a dar cuenta!

Ya se podrá ver cuánto cariño me tenía él que no había notado mi ausencia en 3 meses. Luego abundaré sobre las especificidades de esta relación (por algo será que terminó). Pero mientras tanto, lo voy a bautizar extraoficialmente Harry Potter, porque si le vuelvo a contestar una llamada antes de divorciarse es mago.

Mi nuevo rompecabezas

"...si alguien te mira con intensidad te hace intenso, si te mira con amor te convierte en amante, si te mira con indiferencia te vuelve indiferente, y si ni siquiera te mira es que no has nacido" El misterio de todos los días. Clara Sánchez

Pues ayer estuve con Simón. Este tipo me desconcierta totalmente.

Lo conocí una tarde en Dock, estaba con 2 amigos, estaban sentados muy cerca de mí. Intercambié 2 palabras con uno de ellos que luego se fue. Cuando yo me iba también empezó a hablarme, me pidió el teléfono para asuntos de trabajo ya que él es ingeniero y yo arquitecta y hasta ahí todo bien... ¿cierto?

Pues resulta que desde ese día, hace 3 semanas ya, me llama diario y nos vemos cerca de 4 veces a la semana. Todo esto a pesar de que no me demostró en un primer momento que yo le gustara. O sea, que no le gusto (supongo).

Entonces ¿qué quiere este tipo? No me ha mostrado ni la más mínima señal de interés, ni una mirada, ni una insinuación, ni una indirecta, ni nada.... Cada vez que me llama me dice ... mi hermana!!!! Pero, honestamente, quién llama a una amiga diario?

Algunos días que no nos vemos, llama como si fuera reportándose, da una excusa por no poderme ver, aunque no teníamos un compromiso previo. Cuando nos juntamos nunca hay alcohol de por medio, pero me pone toda la atención, me mira a los ojos, dice mucho mi nombre y no coge una sola llamada, a todo el mundo lo rebota.

No sé qué pensar. Algunos datos sobre este hombre: estudió en mi colegio, es alto (6'1"), blanco, pelo bueno, negro y abundante, súper simpático (hasta parece cibaeño) y brillante. Ah! sí! y además, no solo es rico de cuna y de una de las familias más prestigiosas del país, sino que además ¡qué cosa! millonario self-made (y soltero, y sin hijos, tiene 41 años). No podía ser más perfecto ni que quisiera.

Más sobre mi duende

Cuando yo era jovencita --cerca de los 15 años-- definí, superficialmente, cómo me gustan los hombres: altos, blancos, inteligentes, pelo bueno (solo la inteligencia no es negociable). El punto es que Augusto era perfecto en todos los sentidos: mide 6'3" (1.88 Mt.), tiene 38 años (soltero y sin hijos), habla por lo menos 4 idiomas (que yo pude determinar), tiene el pelo largo y lacio, en una colita, extremadamente inteligente y, además, es bellísimo (bono extra).

Todo esto viene al punto de que él aparentemente terminó conmigo, aunque no teníamos nada, porque por lo visto yo soy la culpable de todo, la mala de la película. Parece ser que el día aquel, luego de yo advertirle que no viniera, él vino y yo, como apagué todos los teléfonos, no lo supe nunca. Cuando me fui a acostar, como a las 8 de la mañana, vi varias llamadas perdidas, mensajes de texto y de voz. Los de texto decían: "Asómate al balcón que tengo algo que darte" y el otro "Final". Obvio, la mala soy yo, por eso terminó conmigo.

Solo de una cosa me arrepiento: de no haberme acostado con él ¡hasta las lesbianas me decían que era excelente en la cama!

Hablando del rey de roma, pasa que yo, y algunas amigas mías, somos expertas en reconocer los síntomas de un abusador. Este entrenamiento uno no lo recibe de manera regular, pero quien ha estado en esta situación y ha recibido terapia, sabe reconocerlos desde un primer momento. La palabra clave para las supervivientes de violencia es ALERTA.

Ahí te van las generales:

1. Si un hombre te llama más de 3 veces en una hora, luego de no poderse comunicar... ALERTA. Sea que no contestaste, o que no lo oíste, o que no tenías señal, con 2 llamadas debe bastar para que tú contestes la llamada, no es necesario llamar 15 veces. Una vez un tipo me llamó 40 veces en un día (sobra decir que nunca contesté).

2. Si un tipo, en la primera o segunda salida, dice, aunque sea de relajo: "me pongo celoso"... si quieres y te gusta mucho le puedes dar una oportunidad, pero alerta. Puede ser un controlador.

3. Si alguien te pregunta sobre todas las personas que saludas en la calle y te pregunta qué tienes con ellas, y además, te hace un show: ALERTA. Es un controlador.

4. Si una persona te revisa el celular, no importa quién sea, es ilegal. Mi sugerencia es: a la primera una advertencia, a la segunda, una denuncia en la fiscalía. Ya he conocido de vicio casos que empezaron así y terminaron mal.

5. Si una persona no acepta o no respeta un NO, sin importar lo insignificante que sea ("no quiero otro trago", "no me llames después de las 10") ALERTA ROJA. Estás en gran peligro. Esta persona no conoce límites, puede violarte o matarte. Recomiendo cortar la relación inmediatamente, porque no te respeta.

lunes, agosto 18, 2008

Yo y mis 500 locos

Como el único objetivo de este blog es tarde o temprano (más tarde que temprano) convertirse en un libro, me preguntaba qué enfoque debía tener. Decidí esto: igual que si le estuviera contando los cuentos a una amiga. Primero, la última del día, luego, un poco del background de los protagonistas y las situaciones... si se acabara el impulso inicial y el historial se quedara por la mitad, en otro capítulo teminaremos.

Pues acabo de trancar el teléfono con mi amigo Augusto (todavía no sé cómo definirlo). Mi primer gran conflicto con él es que es perfecto, o por lo menos perfecto para mí... y además tenemos una compatibilidad increíble. ¡Excelente! ¿no? pues resulta que no, por un sencillísimo motivo: y es que yo soy una persona indisponible emocionalmente, cosa que le anuncio a todo el que conozco desde el primer momento.

Pues el caso es que este individuo, hombre macho masculino al fin, se tomó como un reto hacerme tragar mis palabras, por lo visto y me ha regalado en la larga semana que llevo conociéndolo una de las relaciones más satisfactorias en las que he tenido el privilegio de participar.... Por lo visto este era solo el primero de mis problemas: la típica guerra mente/corazón. Todavía no estaba yo decidida como terminar de enfocar o asesinar definitivamente la situación cuando ¡oh, sorpresa! se me presenta el segundo problema.

Don Augusto dice, muy campante él, que viene para acá, ¡PARA MI CASA! ¡qué chistazo! Lo primero es aclarar que él nunca ha estado aquí, que ya me avisó que está borracho como un perro porque andaba de bonche (sin mí), que ni siquiera nos hemos acostado nunca, que la casa está vuelta un desorden de todo el fin de semana, que estoy sola aquí y ¡ah, sí, claro! que es 5:30 de la madrugada del lunes y todavía yo no me he acostado trabajando, leyendo, escribiendo y viendo videos de los 80.

El punto es que yo tengo un historial con los acosadores que se ha desarrollado en los últimos meses y parece ser que todos los locos del país me detectan a la primera; estos detalles luego te los cuento.

Todavía no ha llegado, no sé si va a cumplir su amenaza. Ya apagué todos los teléfonos y la luz que se ve desde el parqueo y le bajé el volumen a la TV. Espero que se quede dormido del jumo y no venga. Si lo hace, ya soy experta en no abrir puertas, sobre todo los lunes en la madrugada.

Quizás sería bueno aclarar que en cierto modo yo me lo busqué. Cuando estábamos en el teléfono hablando yo dije algo que le gustó, entonces él contestó que le daban ganas de coger un taxi y venir a darme un besote solamente por eso... y yo --siempre tan brillante-- le contesté: "si tú vinieras tendrías que darme mucho más que un beso". ¡qué maravilla! pero yo me metí en el lío y yo me tengo que salir. Total, ya soy una niña grande.

Kiara

"I'm not scared,
I'm not afraid,
I'm tough,
I'm an animal
and I will eat you if I have to"
No fear

Mi alter ego acaba de nacer. Se llama Kiara. Dice así la definición: "Significado: Contemporánea.
Es imaginativa, sensible y soñadora. Posee una gran inteligencia emocional. Es idealista y llena de energía. Es fiel cuando encuentra al verdadero amor." Quizás yo no esté demasiado de acuerdo con la última parte; pero me parece igualmente soñador.

Kiara es también para mí una declaración de claridad, o sea, las cosas tal como son. Si tú sabes contar, cuenta con eso de mi parte: la claridad más absoluta, radical y definitiva... por más dolorosa para ambos que pueda resultar.