Follow by Email

sábado, agosto 27, 2011

Paso 4. Límites al minuto

"Este almacén de sábanas que no arden,
este teléfono sin contestador,
la llamaré mañana, hoy se me hizo tarde,
esta forma tan cobarde
de no decirnos que no.

Este contigo, este sin ti tan amargo,
este reloj de arena del arenal,
esta huelga de besos, este letargo,
estos pantalones largos
para el viejo Peter Pan"
Joaquín Sabina. Cerrado por derribo


.... pero si espera demasiado se hace cada vez más dolorosamente obvio que el descalabro va a ser peor.

Resulta que dentro de todo ese marasmo y el vamos a ver y ya veremos seguía pasando el tiempo y mis límites recién definidos se quedaban sin usar porque pertenecían a otra relación, a una relación posible, futura, imaginaria, que podría ser (o no) con o sin el Duke. O sea.

(Me recuerda a Javier Marías en El Hombre Sentimental, que trata el amor como algo que "no se ve ni vive, sino que se anuncia y recuerda". Toda la historia de amor se desarrolla en la anticipación o en la nostalgia, nunca en el presente.)

En fin, que tomé entonces una decisión salomónica (temporal, sí, pero salomónica). Mientras esperaba mi orden de límites a la carte, pedí un servicio de límites al minuto, para llevar puestos. Porque fíjate, ya yo tengo que dejarme de los cuentos de hadas y los finales felices (¿resignados?). Dos semanas de ambivalencia y ya el Duke había empezado a encontrar sus propias soluciones!

Y llamé al Duke y le planteé lo siguiente: Mientras tú y yo damos vueltas en el mismo sitio, mi vida está alterada, me distraigo de lo que tengo que hacer y estoy perdiendo dinero. Y como este relajo puede durar un año, yo quiero que definamos los límites de la relación o falta de ella que tenemos AHORA. Tal como está.

Y esta fue la lista de límites nuevos que propuse:

1. Yo me merezco que tú planifiques con antelación el tiempo que me vas a dedicar. Yo no tengo que andar recogiendo las hilachas de tiempo que se le van cayendo a tu día. Si tú me quieres ver, haz una cita conmigo y avísame con antelación, igualito que como planificas tus otras actividades. Se aceptan excepciones si son actividades surgidas a último minuto, pero no te acostumbres!

2. Prefiero fuera de mi casa. Se ha sabido de tardes completas pasadas en la misma casa, --yo en la computadora, tú entre la mesa y la nevera-- en que no hemos estado juntos ni 5 minutos. What a way to waste time! Además, me incomoda tu presencia en las condiciones actuales, no puedo estar todo el tiempo atendiendo visitas y que te estés apareciendo a cada rato me desconcentra. Excepciones: si la cita fue para acompañarme a dormir siesta o una invitación a comer aquí.

3. Prefiero los horarios diurnos. Los nocturnos me descontrolan y me hacen improductiva ¿Quién en su sano juicio va a llegar a su casa a las 11 de la  noche, solo y con dos cervezas encima y se va a sentar dizque a trabajar? O peor, acompañado? Además, vernos de noche te permite seguir tu vida como te da la maldita gana y luego venir a traerme las sobras, en palabras de Sanz: "dar solamente aquello que te sobra / nunca fue compartir sino dar limosna, amor / si no lo sabes tú /  te lo digo yo".

4. Por último, si tienes planificadas actividades deportivas en el fin de semana que sean sólo por diversión, no nos juntamos ese fin de semana. Que entres, salgas, llegues, llames, esperarte y abrir la puerta alteran mi paz. Mejor nos vemos el lunes.

¿Qué logro con todo esto? Claridad. Mínimamente un trato como novios comunes y silvestres. Que los hechos te enseñen hacia dónde te llevan tus decisiones. Ya yo me cansé de hablar. Jugar en igualdad de condiciones. ¿Quieres tenerlo todo y robarme ese tiempo a mí? no se va a poder. Si me quieres en tu vida, inclúyeme en ella. Y si no me quieres, este es un momento tan bueno como cualquier otro para saberlo. Límites saludables = salud mental.

Pero esto fue el 25 de Julio (día de nuestro segundo aniversario). Y del 25 de Julio hasta el 12 de Agosto pasó una vida (literalmente). O sea, que todos los parámetros de mis relaciones se vieron drásticamente alterados. Más adelante seguiré trabajando el siguiente paso.

viernes, agosto 12, 2011

Un paréntesis

Un amigo siempre decía que tú ves como los bombillos están prendidos y se apagan y ya no vuelven a funcionar y que así mismito es el cuerpo humano, un día se apaga y se daña. Y que para morirse solamente hay que estar vivo.

Esta mañana --después de dos días en cuidados intensivos y habiendo trabajado hasta el mismísimo martes-- falleció mi mamá. Tranquilamente en su sueño. Le doy gracias a Dios porque ha sido todo bueno.

Luego contaré algunos detalles, pero ahora me esperan porque me voy para la funeraria. Como yo soy hija única, lo que me espera no es fácil. Mi drama con el Duke tendrá que esperar.

martes, agosto 09, 2011

Paso 3: Invierno en Mar del Plata

Esta guerra civil, este mano a mano,
Estos moros y cristianos,
Este muro de berlín.
Este virus que no muere ni nos mata,
Esta amnesia en el cielo del paladar,
La limusina del polvo por manhattan,
El invierno en mar del plata,
Los versos del capitán.

Joaquín Sabina. Cerrado por derribo


Y entre la ausencia y la incertidumbre pasaron de repente 4 semanas desde que el Duke se mudara de la casa por vez sexta (y oficial).... y entonces, se viró la tortilla (si por algo soy famosa, es por sanarme rápido). Y entonces me entró el invierno; la desidia y la indiferencia. El ya no me importa, Dios me lleve, Dios me traiga y si me muero me avisan.

El ¿ya para qué? ¿qué tengo yo que buscar en la vida de este hombre? ¿qué se me ha perdido ahí? ¿a qué vuelvo? si nunca hubo nada de lo que yo necesitaba ¿a buscar a la madre de quién? ¿QUÉ ES EXACTAMENTE LO QUE YO GANO, que no estoy entendiendo bien? A lo mejor hacer el esfuerzo del siglo para conciliar y recuperar lo mismo que tuve hasta diciembre:

- Inestabilidad. Que me trates como un hotel porque "no sabes lo que quieres".
- Que siempre haya otros que estén primero.
- Tu egocentrismo. Que pienses como uno, hables como uno, planifiques como uno, decidas como uno --no como la mitad de una pareja.
- Que no te importe si yo me alejo, porque nunca me pedirías que volviera.
- Que nunca me viste como tu familia, sino como algo pasajero y prescindible.
- Que soluciones todos los problemas huyendo. (¡eso sé hacerlo yo!)

(¡JAJAJAJA! Quién lo iba a decir. También se pueden tener esposos imaginarios!!!)

¿Qué es lo que voy a recuperar? ¿una relación perfecta y feliz que solo existió en mi cabeza? Si nunca me consideraste familia, entonces ¿qué coño estuviste haciendo estos dos años, USÁNDOME? Yo merezco más que esto y no se ha demostrado que el Duke sea capaz de dármelo. Si tú no sabes lo que es amor y matrimonio, entonces quizás no me mereces.

Ciertamente, si tú piensas que la depresión duele y que la impotencia duele, prueba la decepción. El asesinato o muerte natural de las ilusiones debe ser una de las cosas más terribles del mundo. Porque solo dejan hastío e indolencia:  Mi amor ¿y qué te pasa? Nada mi amor, estoy bien ¿Segura? Sí, segura. No tú no estás bien, te pasa algo. No, no me pasa nada ¿Qué pasó, hice algo malo? No ¿Dije algo mal? No ¿Te ofendí? No ¿Y por qué estás así, entonces? No estoy de ninguna forma... Pero no dices nada ¿Qué quieres que te diga? No sé, algo, no estás hablando. Porque no tengo ganas de hablar. Pero también hace tiempo que no nos acostamos. Ah, perdón, no me había dado cuenta, he estado distraída. Mi amor, perdóname si te he ofendido en algo ¿qué tengo que hacer para que tú estés feliz?... (malas noticias, no hay nada que TÚ puedas hacer!).

Esta falta de fe, este no querer nada, no buscar nada, no esperar nada sólo deja vacío. Y desolación. E indecisión.

Pero ¿sabes qué? tú tendiste tu cama y ahora vas a tener que dormir en ella.

Y ya lo dijo Sabina: "¡qué poco rato dura la vida eterna!".

sábado, agosto 06, 2011

Paso 2: ¡Puja!

"...tú eres la puerta a la vida. Sé cuidadosa con lo que te dejas enchufar y dejas salir de ti.

Cuando la partera le dice a la mujer: ¡Puja!, el bebé no nacerá si la mujer no puja. Dios no permitirá que quedes atrapada en medio de una situación sin salida. Pero tienes que pujar... ¡Puja! No tienes tiempo para llorar. ¡Puja! No tienes tiempo para el suicidio. ¡Puja! Este no es el momento de rendirte. ¡Puja! Porque Dios está por cumplir una promesa.

Grita si es necesario y gime si tienes que hacerlo, pero sigue pujando porque Dios ha prometido que si algo va a venir a este mundo, tiene que hacerlo pasando por ti."
T. D. JAKES.  Mujer, ¡eres libre!
 
 
Yo soy católica pero ¡¡qué buen texto!!
 
La verdad que esto ha sido un parto. No hace ni dos meses empezó el pánico para mí. Me di cuenta que estaba sosteniendo una posición que no daba ni pa' lante ni pa' trás... Y el que no sabe a dónde va, ya llegó. Y qué te digo, esa no soy yo. 
 
Tenía que resolver el problema de ambivalencia de la otra parte y la solución a este problema ya existe. La pregunta del millón de dólares es si estaba dispuesta a obedecer. Se llama NCR, no contact rule-- la regla de cortar el contacto. Pero es muy fácil aplicarla con los patanes gigantes y muuuuuyyyyy difícil con los que son solamente medio patanes (es la diferencia entre assclowns y assholes), medio malos, ni fú ni fá, y además no es su culpa, es que él está confundido...
 
¿Qué hacemos cuando el tipo no nos desea ningún mal? ¿o dice que nos ama? ¿qué hacer cuándo no estamos seguras de qué nos hace más daño? ¿qué decidir cuando no sé lo que quiero? ¿Y qué pasa si yo pienso que él no se lo merece? (cool, pero es una decisión de vida para mí) Ciertamente yo soy fuerte y no necesito el sexo, pero ¿para qué voy a soltar lo único bueno que estoy obteniendo de la relación? Total. No soy yo la que tiene dudas ¿por qué coño debo pagar el precio?

Sobre todo es muy traumático cortar el contacto con alguien que tú amas, de quien no te quieres separar y a quien no quieres dejar. Yo refunfuñé por semanas para no hacerlo..... (¿por qué yo? ¿por qué diablos? ¿por qué a mí?) esto no era lo que yo buscaba!
 
Pero hay una solución también para estos casos --cuando no quiero, pero debo: es una versión diluida del NCR para ayudar a las blanditas como yo. Y el requisito principal es que el aludido no podía enterarse. Estas son las reglas:
 
1 - Poner una fecha límite después de la cual el No Contacto va a ser definitivo, e informarle el plan a algunas personas de confianza.
 
2 - Ir bajando gradualmente la cantidad de llamadas contestadas (si ayer le cogí el teléfono 4 veces, hoy lo cojo 3).
 
3 - Solo contestar mini-mensajes importantes y esperar por lo menos 15 minutos antes de hacerlo.
 
4 - Dormir con el celular apagado o fuera de la habitación.
 
5 - Juntarme con algun@ de l@s viej@s amig@s por lo menos una vez quincenalmente.
 
6 - Tener actividades fuera de la casa con frecuencia (incluyendo diligencias, compras, súper, bancos, cine, clases, chinatown, bares) pero con duración limitada y volver temprano a casa (dormir bien es imperativo para el que está tratando de rearmar su vida). Y si surgen preguntas al respecto... ¡¡¡mentir descaradamente!!!. Total, la idea no es ofender.
 
7 - Ir resolviendo uno a uno los pequeños asuntitos que queden pendientes entre ambos; por lo menos uno semanal hasta agotar la lista.

La idea es lograr el objetivo gradualmente y de manera poco traumática --casi sin darse cuenta-- antes de la fecha programada.
 
Esta historia duele, pero tiene resultados seguros.... esto a menos que tú termines no cumpliéndola --como hice yo-- y por ende no logrando nada.
 
Tú sabes. Es como medio difícil romper el contacto con un tipo que duerme en tu casa todos los días y te ve más que cuando estaban casados ¡ahora te acompaña hasta al salón! Y además, es innecesario hacerlo si él anuncia que ya sabe y está seguro de lo que quiere....
 
¿y ahora, a quién le creo?

viernes, agosto 05, 2011

Paso 1: ¿cómo llegué aquí?

"Y abrázame fuerte que no pueda respirar,
tengo miedo de que un día
ya no quiera bailar conmigo nunca más."
Pedro Guerra. El marido de la peluquera


Llevo 4 años pensando que mis límites estaban muy claros, pero si tuviera razón ¿por qué estoy donde estoy? ¿cómo diablos llegué aquí?

O sea ¿qué hay con el hecho de que llevo siglos predicando que la compatibilidad de dos no está en la afinidad de profesión u obligaciones, sino más bien en el uso de los tiempos libres? ¿y cómo es posible que nunca marqué un límite que me permitiera definir esto desde el principio?

Ésa debería ser mi segunda preguntas a cualquier candidato (inmediatamente después de "¿tú usas drogas?"): ¿qué te gusta hacer en tus tiempos libres, en las noches, en los fines de semana? y la tercera ¿qué piensas hacer al respecto si yo no lo comparto? (una pista: solo hay dos respuestas aceptables "lo que tú digas, mi amor" o "cambiar de gustos hasta encontrar algo que ambos compartamos").

Cualquier respuesta parecida a "cada uno debe tener sus propios intereses" y que signifique "no me gusta estar contigo en mi tiempo libre, tú haz lo tuyo y yo haré lo mío", en lo que a mí respecta, DEALBREAKER!!! esas son vainas de enemigos, no de novios. Cuando yo quiera alguien que NO QUIERA pasarse conmigo los ratos de ocio, me buscaré algún otro novio imaginario (todas hemos tenido de ésos).

¿Y qué hay del compromiso? ¿por qué he sido tan blandita para exigir lo que es mi derecho? ¿por qué he permitido que un hombre se mude a mi casa sin ponerme un anillo en el dedo, un carro en el parqueo y una cuenta a mi nombre? ¿por qué se la tengo que poner tan fácil para irse? ¿por qué dejarme es una decisión sin consecuencias económicas ni emocionales? ¿acaso yo soy un cambio de ropa interior, mi apartamento un hotel y mis hijos decoración?

Si tienes dudas sobre si se quiere o no se quiere, si conviene, si se puede y si hay fe... eso es un NO!! Quizás tú creas que te estás debatiendo entre dos opciones, pero bájate de esa nube, para que no se pueda sólo se necesita miedo de uno de los lados. Estás adentro o estás afuera, y si no sabes, DEALBREAKER!!!

Y la estabilidad.... 1 - ¿estamos en la misma página? y 2 - ¿tus palabras coinciden con tus acciones?

De unas semanas para acá el Duke ha declarado estar completamente seguro de que lo que quiere es estar conmigo. Tú te sabes la historia: "quiero que arreglemos esto, quiero volver contigo, estoy muy enamorado de tí, etc... bla, bla, bla". ¿Y qué ha hecho al respecto? ¡¡¡ABSOLUTAMENTE NADA!!! Para variar.

Parece yo me lo busco, que me traten así.