Follow by Email

jueves, julio 30, 2009

El hombre ¿perfecto?

Pues cuando yo hablé de que entre Mario y Duke forman un hombre perfecto quizás lo dije relajando, pero siempre los relajos tienen un gran componente de verdad.

Ahora que han pasado un par de días, ya tengo otra perspectiva nueva.

En la tarde de hoy me llamó un cliente para ponerme un supositorio de dinamita... y por supositorio de dinamita quiero decir que él necesita que le entregue el sábado ¡a las 8 de la mañana! un trabajo que me toma 50 horas hacer. Y todo el mundo sabe que los días sólo vienen con 24 horas. Y que hoy es Jueves en la madrugada. Whatever.

Visto el caso y comprobado el hecho de que yo soy esclava lo que queda de semana, cuando Duke me hizo la llamada nuestra de cada día (o una de ellas), asumió lo que es una verdad del tamaño de un elefante, y es que yo no voy a estar disponible por todos estos tiempos.

Pues al rato me llama Mario. Y como cada vez que Mario me llama, brinqué. Todas y cada una de las veces me produce la misma reacción. Yo comprendo que estar al lado de él no es la experiencia más interesante del mundo, pero siempre tengo ganas de verlo... Fuimos a comer, a beber y luego a bailar en Montecristo, estuvimos viendo mujeres y apostando quién se las levantaba primero (obviamente, gané yo) pero en última instancia, estaba aburrida y tenía ganas de irme. Por eso no hemos llegado a parte.

Y con Duke es todo lo contrario. El efecto que él tiene sobre mí es opuesto. Jamás me hace falta. Si se desaparece por un tiempo me vale mierda, no me doy cuenta. Cuando me dí cuenta que probablemente no lo iba a poder ver.... nada, otro día será. Pero cuando estamos juntos no me quiero separar de él, después que nos separamos, me quedo muy feliz, y sin remordimientos.

No tengo idea qué significan estos dos efectos tan opuestos. Desde mi experiencia, yo no tengo respuestas. Recuerdo claramente haberme enamorado de patanes (ver Eduardo) y que del amor de mi vida nunca me enamoré y como quiera fuimos felices 10 años. Y sé claramente que ya no me enamoro. Y que por nada del mundo tendría pareja seria. Pero hay una diferencia muy clara entre gustarle a una un hombre en serio y gustarle mucho. Quizás mis matemáticas no funcionan para estos casos.

Ahora me han preguntado ¿cuándo es que tú te vas a acostar con Mario? Yo se lo comenté a él y agregué: "a tí no te interesan las mujeres, ni el sexo, ni las novias, ni las relaciones serias, porque ya tú tienes a tu mami, y aparentemente tú obtienes toda tu satisfacción sexual de ahí. Y mientras tu mami esté viva y bien, para tí las relaciones con mujeres son secundarias". Uno hubiera pensado que un hombre de esa edad podía entender la ironía, pero qué va. Estaba emocionado, cuando le dije eso me abrazó y me besó y me dijo que le encantó ese comentario. ¡Y yo que tenía miedo de que él algún día se topara con mi bló! Pero está confirmado: no hay nada que temer, ese mojón es masoquista. ¿Lo que me gusta de él? su actitud taaaaaaaaaan dulce y cariñosa todo el tiempo. Me derrite.

Y Duke, que ha aprovechado mis días de trabajos forzados en irse de bonche con todo el que aparece y recibir propuestas deshonestas de mujeres (mucho más locas que yo, según se dice), me llamó tan pronto llegué. Y seguro, seguro, seguro que yo no tenía ganas de ponerme a hablar 2 horas por teléfono tan tarde, borracha y con tanto trabajo atrasado. Pero lo hice. Y para variar al final no había quién me hiciera trancar el teléfono. La misma rutina: hablamos por horas y nos reímos a carcajadas.

Yo no soy amiga de comparar, y yo no ofendería a nadie a propósito, pero los puntos sobre las íes y aquí estoy perdida y voy a necesitar ayuda. ¿Qué significa siempre querer ver a alguien, aunque después la experiencia no se disfrute tanto? ¿O por el contrario, no tener aparentemente ningún interés.... hasta que uno lo ve, y entonces no poderlo soltar? Agradezco todas las opiniones, necesito amueblar el cerebro.

Por ahora mi prioridad será buscar un asistente que me trabaje bajo presión y no me tome más tiempo entrenarlo y corregirle el trabajo que lo que me voy a economizar buscándolo. Y lamentarme que desaproveché una gran oferta de echar un polvo con mi vecinito de la primera planta (de 24 años) porque más me picó la responsabilidad (¡oh, sí! ¡cómo no! y después que subí me pasé 2 horas en el teléfono y sin producir un chele).

Veremos.

miércoles, julio 29, 2009

Diagnóstico: gusto adquirido

Por supuesto que no podíamos dejar pasar el cumpleaños de mi compadre Nilson sin sicoanalizar también a Duke.

Gustavo, alias Duke, alias Rafucho se queja de que yo (¡yo!) tengo demasiados nombres. Se queja de que mi bló es un strip-tease emocional que dice: “písenme”. Se queja de que ahora no puede opinar porque es uno de los protagonistas y no le luce. Se queja de que yo me quejo demasiado. Tiene razón.

Duke preguntó cuándo era su turno para la autopsia. Esta es mi respuesta: No tengo palabras para definirte, pero haré mi mejor esfuerzo.

Nuestro diagnóstico: “he’s an acquired taste”. Es un arca sin fondo llena de inteligencia, ideas y contenido. No noto que esté hablando con un extranjero por lo bien que nos comunicamos. Intelectualmente muy estimulante, más bien adictivo.

Estábamos cenando con Guido la otra noche y cuando nos vió enzarzados en una de nuestras eternas batallas dialécticas comentó: “he creado un monstruo”. Sin embargo yo no he percibido ninguna de esas características de las relaciones cuando están empezando; en realidad más parecemos un matrimonio bien avenido de 15 años, con falta de sexo incluída.

Y no por falta de ganas. Resulta que como ambos padecemos de incontinencia verbal, cada vez que empieza la acción nos distraemos hablando por horas hasta la madrugada, y luego nos quedamos dormidos (¡no digo yo, con ese jumo!) Y estoy furiosa porque no soporto dormir fuera de mi casa ni dormir acompañada y ya he trasgredido esta regla dos veces. Y furiosa al doble porque lo disfruté. Duke es la mejor compañía de cama que cualquiera pudiera desear. Al final me fui porque quería quedarme.

Desde el momento que nos conocimos me he sentido como no menos que una reina. Y para esto hace falta un verdadero caballero. Seguro de su valor y de su superioridad. El maestro de las guerras de ingenio resulta ser inofensivo. Hubo días en que hablamos 7 veces y chateamos 2, y nadie salió herido.

Yo no creo en sentimientos, y no hablo de sentimientos… pero vamos a hablar de sentimientos: he feels like coming home, like a good ol’ pair of slippers, like being alone.

En definitiva: un gusto adquirido y en última instancia, una delicia gourmet, sólo para gustos sofisticados. Como el caviar, como el alcohol y como el jazz.

lunes, julio 27, 2009

Diagnóstico: mamitis

OK. Mentira mía. No tener voz de hombre ni contenido en el cerebro no son los únicos defectos de Mario. De hecho tiene uno muchísimo más interesante, una falla que es el big fat white elephant in the room. Y tú sabes lo que dicen de los elefantes blancos. Que un elefante blanco a 25 centavos es una ganga, pero no si yo no necesito un elefante grande… ni tengo 25 centavos.

Pues resulta que yo ni lo estaba viendo, ni lo quiero. Y que este defecto de tres pisos se llama complejo de edipo. Eso no va conmigo.

Hasta la semana pasada yo quería creer que yo podía tener algún tipo de decisión en cómo manejar esta posible relación. ¡Qué ilusa! La verdad es que desde el día aquél el tipo se había desaparecido, y como yo no llamo hombres (si los llamo es que no los considero hombres), no supe de él como en 4 días, hasta que a él le dio la gana de resucitar. Y es que él tiene otras prioridades.

Y me sale con esta versión: su mamá estuvo enferma. Se le explotó un quiste y hubo que operarla de emergencia (parece que yo traigo mala suerte, es el segundo caso en 1 semana). Hasta ahí todo va bien, hubo una emergencia en la familia, cool. Pero hay algo off en que alguien que tiene tanto interés como dice, estos eventos lo desconcentraran de una manera tan absoluta que se olvidara por completo de mí.

Entonces comencé a juntar evidencia y unir los puntos y vi algunos patrones completamente disfuncionales.

Primero está el tema de la enfermedad. El lunes la llevó al médico y se pasó el día entero en eso. Faltó al trabajo, entró con ella a la consulta, la llevó a hacerse los análisis, duró hasta las 9 de la noche. Cuando yo le pregunté por qué, me dijo que si él tuviera que ir al médico él no iría sin su mamá, porque se sentiría muy triste (Weird!!). Claro, si es un pobre bebé de 38 añitos ¿cómo podría? Cuando la internaron durmió con ella en la clínica, en los días siguientes fue todos los días a la salida del trabajo y se quedó a cuidarla ¡a pesar de que ella vive con su hija y una trabajadora!

Y me acordé de la última historia de su mamá que él me había contado. Me dijo que ellos dos están a los tiros, pero que él la ama porque es su mamá. Parece ser que el problema es que ella entró a trabajar con un amigo sin contrato, a los 15 días él le salió con menos de lo que debía y ella se indignó y no lo quiso coger. Pues Mario estaba furioso con ella y le dejó de hablar de castigo porque ELLA no tomó una decisión inteligente con el dinero que ELLA se ganó y por lo tanto ÉL considera que ÉL tiene que meterse en eso. A pesar de que ella es mayor de edad, abogada y lo crió a él, not the other way around.

Una vez me comentó que su mamá vive de unos negocios que ella tiene, y que él le administra.

Otra vez me dijo que su mamá es su mejor amiga. Eso no es normal.

Y no es sólo con la mamá. Recuerdo que una noche estábamos entrando a la zona colonial cuando lo llama el hermanito: que necesita la llave de su apartamento (y que si tiene alcohol allá) para llevar a una muchacha ¡y que fuera a llevarle la llave a Papa John’s, que él no podía venir a buscarla. Y él estuvo a punto de devolverse sólo que yo le dije: yo no voy a devolverme, a mí me dejas aquí y te vas tú solo, o a tu hermanito que venga a buscar la llave.

Cuando me senté con mi compadre a analizar la situación de este tipo comienzo a notar otros factores:

1 - No tiene amigos. Todas las noches sale solo, se va a Dock, del lado ruidoso (que no es ni remotamente un ambiente para su edad) y se junta primordialmente con un hermanito de padre que tiene ¡21 años!

2 – No sabe poner límites a las relaciones de familia.

3 – Se involucra a propósito en relaciones con mujeres QUE YA TIENEN PAREJA y se lo dicen claramente, impidiendo así, a priori, hasta la posibilidad de algo serio. Este es un intento por autosabotearse, supongo yo.

Y lo más grande de todo es que en todos los relatos que yo he oído de su mamá no hay nada que me haga suponer que es una mujer absorbente y/o controladora. O que sea de estas madres que les espantan todas las mujeres a los hijos. Todo lo contrario, me estoy oliendo por la actitud taaaaaaaan patronizing que él tiene con ella yo creo que es él quien es absorbente y controlador, que en todo se mete y que él, seguro, le espanta a ella todos los hombres.

Esa pobre mujer debe estar buscando como zafárselo.

Mi compadre y yo pasamos el cumpleaños entero de él disecando a Mario y llegamos al diagnóstico de mamitis. Quizás uno solo de estos factores aislados no sea en sí mismo demasiado alarmante, pero la combinación de todos es un big fat road sign que me está diciendo ¡HUYE!

Como quiera no voy a tomar ninguna decisión al respecto just yet. Estaré en hold un poco más para ver cómo se desarrolla esto. ¡Quién sabe, quizás sea en la cama sí sea funcional!

sábado, julio 25, 2009

El hombre perfecto

Duke tiene los únicos detallitos que le faltan a Mario: voz de hombre y contenido en el cerebro. Entre los dos forman el hombre perfecto.

jueves, julio 23, 2009

Duke

Pues Lucy y yo siempre decimos que somos gemélas idénticas y nadie nos puede distinguir, como nacimos pegadas. Los más escépticos, engañados por su porte de mujer seria, elegante y ejecutiva, además de comedida, sopesada y parca en sus comentarios, no nos creen demasiado.

Pero qué va, esto es solo la coraza inicial. En realidad Lucy no sólo es idéntica a mí en un montón de cosas (ella admite que lo que le gusta es estar leventeando y sueña con las relaciones libres y sin complicaciones por sobre todas las cosas), sino que nunca deja de sorprenderme.

Hace una semana mi amigo Guido me estaba atacando para que conociera a un tipo amigo suyo. A mí me interesó el tema inmediatamente porque no hay un amigo de Guido que no me haya gustado hasta ahora. Literalmente me dijo lo siguiente: "quiero que lo conozcas, este tipo me gusta para tí, y yo nunca te había dicho que un tipo me gustaba para tí". ¿Se me olvidó decir que Guido se cree que es mi papá y me cuida muchísimo, aunque yo no necesite cuidado?.

O sea que, dicho y hecho, el viernes para la casa del Duke se ha dicho... allá me llevé yo arrastrada a Lucy. Pues el susodicho Guido prefirió su almohada y no nos dignó con su presencia, pero Duke, aparte de ser un tipo inteligentísimo, interesantísimo, cínico y argentino (con todo lo que esto implica), es un cocinero digno de las Mil y una noches.

Solo hubo un pequeñiiiiiiiiiiiiiiiiiiito problema. Cuando Lucy y yo llegamos, él tenía una ligera situación de emergencia con una hernia que lo tenía semi-inhabilitado. La historia de la hernia está aquí. Desde aquí todo fue cuesta abajo, nos despedimos y nos fuimos.

Cool. Al día siguiente me llama Duke, que se le explotó, que lo llevaron de emergencia para la clínica, que lo operaron, que está interno. Yo incluso me levanté temprano el domingo (¡TEMPRANO EL DOMINGO!) para llamarlo y saber si tenía que ir a la clínica a llevarle comida, bebida, cigarrillos, mujeres, libros, whatever.... pero le dieron de alta en la mañana.

Anyway, que cuando se lo cuento a Lucy ¿tú sabes lo que me contestó esa barbarasa? "¡Ay, pero qué bueno, parece que le hizo bien la visita de nosotras, porque le desencadenó la hernia y ya salió de eso!" O sea. Él nos dijo claramente que nació con ese asunto, que el seguro no lo cubre, que tenía que planificarse para hacerse esa operación cuando pudiera.

Quisiera yo saber en qué mente enferma puede caber que servir de catalizador para estrangularle una hernia inguinal a un pobre hombre --que estamos viendo por primera vez y ha sido tan amable de cocinarnos comida gourmet-- es una bendición.

On the bright side, mis conversaciones diarias con el susodicho Duke me tienen taaaaaaaaann entretenida que ya casi ni me he vuelto a acordar de Mario.

Duke, que te mejores y Long live the King!!!


PD.: O sea, ahora mismo estoy todavía chateando con él y tengo que tener un diccionario on-line abierto para traducir como la mitad de las palabras que él me dice.

miércoles, julio 22, 2009

Mario

"Mujer nómada, me preguntó si aceptaba ser su portaviones. "Toma pista, mi amada, y despega tan a menudo como quieras que yo, de ahora en adelante navego en tus aguas." Le respondí algo por el estilo. (¡Ah, caramba! Era bello...) Desde entonces me paso la vida esperándola."
Daniel Pennac. El hada carabina


Pues esta es la historia de Mario. El miércoles pasado estaba en Dock con una amiga mía y teníamos el conflicto de que acabábamos de encontrar mesa, pero había 2 que habían quedado afuera y no sabíamos cómo avisarles sin perder la mesa. De repente me dice un muchacho al lado mío con una gran sonrisa: "¿Se la cuido, se la lavo?" así, como hacen los parqueadores. Yo le dije que sí gracias, pero me encantó ver a este muchacho tan dulce y tan simpático.

Cuando volví me senté al lado de él y le dije: "sígueme la corriente un rato y estoy contigo ahora. Tengo que enamorar al amigo del jefe de mi amiga, porque a ella le gusta su jefe y estamos tratando de que se acerquen, pero a mí ese tipo no me gusta". Efectivamente, cuando mi amiga resolvió su problema me quedé con el tipo hablando el resto de la noche y todo cool. Él decía que le gusta mucho como yo soy, así, tan directa, como yo hablo, como yo pienso y mi actitud y que yo le gustaría aunque no fuera bella. Yo noté, aparte de todas las características que mencioné ayer, que es muy fácil de tratar, que es un tipo muy fino, nada que ver con las crápulas que me gustan a mí. Y que le encanta que le peguen cuernos.

Estas dos historias me hizo en la primera noche:

1 - La de la novia casi tocaya mía ("Chiara") que le dijo claramente desde el principio que ella tenía su novio en Nueva York, pero después resultó que era un marido dominican york de casi sesenta años, moreno retinto, con cadenones, casado y que vive con su familia en su misma calle, en su misma cuadra, a 5 casas de ella y la mantenía (o sea, un cuero). Como conclusión de esto la tipa siempre tenía una historia para irse temprano para su casa, antes de las 8 o las 9 (¿a quién me recuerda eso? como Eduardo, yo creía que estaba separado de la mujer pero "al pobre, le da sueño temprano", Oh sí, cómo no) y después de las 10 de la noche se volvía a escapar con Mario.

2 - La de la novia que vivía en una pensión en la UASD y el novio era un muchacho muy bueno que vivía en el confín del mundo como por Jurumucú, más pa' lla' del fondo de Villa Mella. Y ella quería que ellos dos fueran amigos y el novio confiaba tanto en Mario que si él no podía estar en algo le decía "cuídamela". Ella no dejaba al tipo porque él "la ayudaba". O sea, otro cuero. A Mario le pareció un poquito fuerte esta situación y se salió de ella al final.

Parece ser que el balance que él saca de todo esto es que de estas dos había una buena y una mala, la mala es la que habló mentiras (¡claro, ÉSE es el problema!). Yo le comentaba que él lo que tiene es que dejarse de estar cargando con chopas y con cueros. Honestamente. Está como yo, de barrendero cargando con basura.

Por lo visto lo que a este hombre le gustó de mí es que le dije desde el principio "yo soy soltera, y seguiré siendo soltera y lo pienso mantener así, no quiero compromisos". O sea, este tipo se mete a propósito con mujeres que le dicen desde el principio que se acuestan con otros.

Hasta esta misma semana yo leía en todas las revistas que nunca se pueden hacer historias del ex en las primeras citas, y cuando llegue el momento, dar los menos detalles posibles, pero no lo entendía. Yo aceptaba este precepto pero opinaba que si yo soy tan honesta ¿qué hace que yo diga la verdad sobre mis relaciones pasadas? Hablar con Mario aquella noche me dejó bien claro por qué es que lo prohíben. Contar las historias de tus relaciones que han fracasado te hace sonar como un loser.

En fin que después de aclararle que no quiero oír más cuentos de chopas, lo seguí viendo prácticamente todos los días, y la hemos pasado muy bien juntos. Además hemos hablado diario, casi. Y en el casi es que veo el problema. Me llamó el sábado en la tarde para decirme que iba a comer con su mamá y no volví a saber de él hasta el domingo en la noche. Nos juntamos después de medianoche y me dijo que había estado todo el fin de semana pensando en mí, y que le había dado muchísimo trabajo contenerse para no llamarme y no acosarme. O sea, 15 years old? anyone?

Todo el mundo sabe que me encanta estar sola y que añoro cuando llega el fin de semana y no veo ni hablo con nadie por 2 días. Pero este no fue mi fin de semana sola favorito. Y yo estoy a 10 dígitos de distancia. Lo último que hablamos fue el lunes en la noche, cuando me dijo: "bueno, pues descansa que tenemos muchos compromisos esta semana, tú sabes que nuestros fines de semana empiezan los martes". ¡Qué romántico! "tenemos", "nuestros", así, en plural (por lo visto él y yo ya somos un "nosotros").

Y ayer no me llamó. Yo que había decidido no ser such a bitch con él.

Pero se me ocurre no cogerle el teléfono hoy, y hablar con él a partir del jueves, acostarme con él y salir de esto.

...O también sí coger el teléfono y empezar con la letanía: "hoy no puedo, mañana no puedo, pasado no puedo, etc...."

...O seguir hablando con él normal y dejarle saber sutilmente con cuánta gente me he acostado después que lo conocí (¡en ambas ocasiones en noches que había salido con él!).

Qué mal, pero a woman's gotta do what a woman's gotta do.

lunes, julio 20, 2009

El noviazgo según Kiara

"¡Desgraciada la mujer que se comprometa con alguien! Basta tener un amante para que la condenen, mientras que diez escenas de libertinaje, repetidas cada día, si ella quiere, se desvanecerán en el silencio de la noche, inmediatamente después de ser consumadas."
Marqués de Sade. Filosofía de tocador


Orita estaba yo reflexionando un poco sobre uno de los temas que más le pica a todo el que habla conmigo: mi alergia a las relaciones.

Yo pensaba: Pero en serio ¿por qué es que yo no quiero jamás volver a tener un novio? y entonces volví a mi propia historia.

Resulta que yo sólo he tenido 4 novios, los dos de secundaria y los dos que luego fueron esposos míos. Por lo tanto, la última vez que yo empecé una relación fue en noviembre del año 97. Y yo vuelvo a quien yo era a los 11, 15, 18 y 22 años y no tiene ninguna relación con quien yo soy ahora. Esos tiempos yo los veo leeeeeeeeejos.

Yo quería novio, y quería hablar diario con él por teléfono, y quería salir con él a todas partes. Quería y buscaba alguien que me diera cariño y me acompañara. Y lo amaba, y confiaba en él y no me fijaba en ningún otro. En los aniversarios ¡del mes! nos regalábamos tarjetas y chocolates. Todo era como tan romántico y tan ingenuo.

Pero para mí volver a eso está en China. Yo no tengo ya ninguna relación con aquella estúpida, que creía en el amor y en el matrimonio. Y no me veo entrando en un esquema que real y efectivamente corresponde al siglo pasado. Yo no creo que las relaciones se manejen así ya, con dos imbéciles diciéndose cursilerías y presionándose para no dejarse vivir la vida.

Anoche salí con Mario, que en serio me gusta. Pero cuando pusimos de nuevo el tema de para dónde va esto fui un poco más dura con mis respuestas de lo que yo hubiera querido. Tan así que no me creyó. Me dice que está enamorado de mí y que piensa en mí a todas horas, y cuando ve que yo no me inmuto me pregunta si yo estoy acostumbrada a provocar esta reacción, le dije no necesariamente. Me dice que yo me comporto como que no me importa y yo le dije que eso se debe a que en realidad no me importa. Entonces me preguntó que si yo no se lo he dado para tenerlo tan desesperado como lo tengo y le contesté que imposible, esa no es mi intención, no se lo he dado porque no sé lo que YO quiero, y mi duda no es si quiero o no acostarme con él, sino cuántas veces. Entonces me contestó que si después de hacerlo lo voy a sacar de mi vida, que entonces no lo haga nunca. Y entonces le expliqué que yo soy como los hombres, genéticamente incapaz de coger a alguien en serio. Debo aclarar que todas estas respuestas yo las disparé instintivamente, sin pensarlas. Él piensa que es algún tipo de estrategia, que yo en realidad no soy tan dura. Que se acueste de ese lado.

Y a mí me dio pena ser tan grosera, pero también me sentí incómoda, porque era como si me estuviera retrotrayendo a la edad de las cavernas, me sentí como si estuviera teniendo una conversación ridícula de adolescentes. Él me asegura que él habla mentiras, que él es infiel, que él no es ningún santo, que él tiene tanto tigueraje como yo. Él tiene tres niños varones como los míos y de edades similares, y lleva 3 matrimonios. Pero yo lo veo taaaaaaaaaaan ingenuo y taaaaaaaaaan bueno que no le creo nada. Para mí él es como un niñito de 38 años, un bolsa de tres pisos. Un pariguayo de librito, como me gustan a mí (además de blanco, alto, flaco, bonito, de buen apellido, con trabajo, no fuma y abogado ¿viste que estoy mejorando?), es tan sweet.

La verdad que si yo sigo con esta actitud esto no va para parte. Pero tengo que ser íntegra con mis sentimientos, y una persona agarrándome la mano y diciéndome cosas bonitas y queriéndome besar todo el tiempo y mirándome con cara de perro muerto me empalaga.

Quizás sería una excelente idea acostarme con él para ver si salgo de esto. Lo más probable al día siguiente no lo quiera ver ni en pintura y problema resuelto. Pero si se da el caso contrario, problema resuelto también, seguiremos hasta que la carreta aguante.

En lo que reflexiono sobre el caso, hoy tuve la compañía de un amiguito mío muy efectivo para botar el estrés que llegó cuando Mario me dejó aquí. Está duro, duro. La verdad es que ya ni me acordaba cómo era eso de venirme acostándome con un hombre de carne y hueso. Si Mario se entera me va a asesinar, mejor no decirle nada. ¿Tú ves? Por eso es que no quiero compromisos, porque no quiero andar escondiéndome ni hablando mentiras! ¡Qué maldita vaina!

Nada, el asunto está puesto en oración. Estaré esperando respuesta.

sábado, julio 18, 2009

Resultados

"Yo estaba sola ¿qué querías que hiciera? La noche me pidió al oído que yo te quisiera."
Maridalia Hernández. La noche


Un proceso evolutivo muy avanzado ya se puso en movimiento: cero apetencia por la comida, cero concentración para trabajar, cero interés por la calle, horas y horas revolcándome en la cama sin poder dormir, no despegarme del teléfono ni por un solo segundo, alergia rayando en lo obsesiva a la cercanía y a la intimidad.

La cena fue ayer en casa de un amigo nuevo, fui con Lucy. Estaba todo muy sabroso, de hecho excelente, pero nada de comer como una salvaje ¡yeah, baby! y al final, en mi camita a una hora muchísimo más inmoral de lo que gustaría admitir (antes de las 12 de la noche). Primera resolución: cumplida.

La verdad es que yo había llegado al sitio luego de haber salido de mala gana (pero por decisión propia) de la casa de otro amigo nuevo. Aquí es que la puerca retuerce el rabo. A este primer lugar yo fui sola y la verdad no hubiera querido irme nunca. Mientras mi mente, mis energías y mi concentración (y mi apetito) se queden al lado de este hombre, aun después de yo haberme ido, puedo decir con alto nivel de certeza que los accesos a mi vida para personas nuevas, y sobre todo para crápulas, están oficialmente cerrados. Segunda resolución: cumplida.

Pero me cago en la madre que me parió. Tan pronto volví a mi casa, lo llamé por teléfono ¡y solo tenía 3 horas separada de él! y esta es la hora en que ya me desperté. Solo he revisado los dos teléfonos algunas 3 veces cada uno.... imagínate. Tercera resolución: en peligro de una muerte inminente, larga y dolorosa.

Las primeras tanda de la noche transcurrió de la siguiente manera: con el deseo de cercanía y el pánico inhabilitante de obtenerla. La calle y los bares son mi escenario natural, pero en privado it's a whole new story. Me quedo muda, la cercanía me hace sentir amenazada. Nerviosa todo el tiempo, con el estómago cerrado y solamente el cerebro funcionando, alerta de que no fuera yo a meter la pata. Esta es una situación que yo puedo controlar..... pero no quiero.

¿Promesas de índole sexual? no son necesarias, puesto que no me pasa ni por la cabeza acostarme con un hombre que me gusta en serio, porque amanezco al otro día que no lo quiero ver ni en pintura..... esta es otra etapa. Por ahora, es como si fuera virgen. Para lo cual tengo que tener un control muy estricto de la cantidad de alcohol que ingreso en mi organismo. Si juego bien mis cartas puedo ganar esta partida. Bueno sería saber cuánto estoy apostando.

Y cambiando el tono, pero no el tema, esto sucedió anoche. Yo había sacado un par de horas temprano para juntarme con Mario debido a que ya tenía la cena con estos otros amigos míos más tarde, pero no quería dejar pasar el día sin verlo. Cuando nos separamos él me aseguró que se iba para la calle, lo cual era su plan original. Yo le dije que quizás nos juntáramos por ahí más tarde. Cuando volví a mi casa cerca de medianoche y lo llamé, noto que no hay ruido de su lado y le pregunto lo que hay, me dijo que está bebiendo, que está en la habitación y que la música está en la sala..... pero que ya va a salir. Mmmmmmmmmmhhhhh. Como que no me cuadró. ¿Qué significará esto? Para mí que él no se movió de su casa. Cuando nos separamos él dejó claro que si fuera por él, buscaba 2 botellas más de Chivas y seguíamos hasta que la noche perdiera el nombre. Cuando le pregunté "¿qué tú quieres de mí?" me dijo "si yo fuera el diablo te pediría tu alma" Y cuando no estuvimos juntos más parece ser que se le quitó la inspiración de irse a leventear por ahí. ¿A quién me recuerda?

Brindo por la reciprocidad. Fuera de ella pocas esperanzas tenemos en el departamento personal. Por encontrar a alguien que esté sintonizado en tu misma emisora. Y por las ilusiones compartidas.

viernes, julio 17, 2009

Los malos hábitos

Todo en la vida es aprender, crecer y cambiar. Mi nuevo objetivo es eliminar algunos malos hábitos y sustituírlos por otros mejores:

1 - Dejarme de estar comiendo toda la comida que me pongan por delante.

2 - Dejarme de estar privando en vertedero y cargando con toda la basura que conozco y me gusta.

3 - Resistirme a la incontenible tentación (que todas las mujeres tenemos) de cuando entro a una relación nueva querer estar todo el tiempo pensando en el tipo, hablando con él, andando con él y no querer andar con más nadie y aburrirme en cualesquiera otras circunstancias.

Y esta es mi noche para poner estas tres en práctica.

lunes, julio 13, 2009

Una boda en el Hilton

"A bad marriage is like an anchor around your neck and removing it is like coming back to life."
The ex-list


El sábado fue por fin la tan esperada boda de mi primito. Qué cómico oír a la gente diciéndole a mi mamá: “¡pero qué grande está!”…. como cuando yo era chiquita. Increíble, algunas cosas nunca cambian.

Uno de mis objetivos para el susodicho evento era rebajar 20 libras, o por lo menos 10. No sólo no rebajé probablemente ni una sola, sino que es altamente probable que hasta haya engordado ¡pero el vestido me quedaba mejor que nunca, espectacular! En ese departamento no me puedo quejar. Fue muy interesante ver a todos los tíos del novio (que no se sabe cuál está más bueno) mostrando un interés más que estrictamente familiar. Incluso hay uno que me dijo: “estoy loco por entrarte ahora mismo”. Pero ya se sabe, el mérito no es mío, se lo debo a las libras, al vestido y al corte de pelo de varoncito.

Pero mi primito Alfredo no pudo casarse por la iglesia como él hubiera querido y éste es el motivo: él estuvo casado una primera vez, y la tipa resultó loca.

Resulta que la primera esposa es una muchacha de una familia muy prestigiosa, los padres dirigen grupos en la iglesia a la que va JLG y el hermano es un arquitecto a quien yo conozco bastante bien y quiero mucho, un muchacho bueeeeeeeeeeeeeno. Pero parece que ella tenía un ligero desorden bipolar y la familia de nosotros nunca se enteró. Y después de varios meses casados, la tipa sin recibir tratamiento y bajo el estrés de una tesis, él la encontró un día con un cuchillo en la mano, gritando y desbaratando todo y amenazando con matarse ella y matarlo a él. Tengo entendido que esto paró con una estadía todo incluído de varios meses en una suite del 5to piso de la UCE.

En realidad mi prima (la mamá del novio, en realidad él es mi primo segundo) nunca estuvo de acuerdo con que él se casara con ella. Yo pensaba: pero qué mente más estrecha, esto tiene que ser discriminación porque ella era divorciada. Parece ser que ella le cayó en desgracia a la familia de él por un comentario que hizo en un pasadía. Estando en un pasadía con todas las mujeres de la familia (mamá, abuela, tía y hermana) --pero él no estaba presente en ese momento—ellas le preguntaron por qué se había divorciado de su primer esposo, un alto ejecutivo del Popular y ella contestó: “porque yo le pegué cuernos”. La verdad que yo no juzgo, porque no me gusta que me juzguen a mí, pero ¡coño, hasta yo sé que un comentario así no se hace alante de la familia del futuro esposo! sobre todo conociendo lo comemierda que son estas primas mías, y lo que les gusta juzgar y entrometerse.

Nada, que yo no sé cómo siendo evangélica ella siquiera aceptó casarse por la iglesia con mi primo. Lo último que supe es que se casó con el papá de su mejor amiga. Con la que ella iba a jugar cuando chiquitica… cuando todavía estaba casado con la mamá. Y que aparentemente el matrimonio funciona a las mil maravillas, porque los episodios de locura a él lo tienen sin cuidado. No se altera, no coge pique. Él tiene la paciencia que ella necesita. La experiencia no se improvisa.
Y Alfredo, por su parte, está feliz como una lombriz. Él tuvo el privilegio de encontrar una segunda oportunidad para ser feliz. Me gusta mucho esta muchacha para él (aunque no es a mí a quien me tiene que gustar) y brindo por ellos, por todos los que se casan con alguien a quien aman y todos los que se divorcian de quien no les conviene. ¡Salud!

jueves, julio 09, 2009

Duquesa

“I know I should know better, I'm a shrink. But show me a guy who wants to get married and has a good job, and it's like snoozeville for me. But if you know a thirty-five-year-old who still lives at home with his mom and he still thinks his band can make it, tell me where to meet him so I can buy him dinner!”
Dr. Molly Clock. Scrubs: Her story



Mr. JS me acaba de mandar un comentario a la entrada “El novio de mi amiga” que me encantó y se merece no una respuesta, sino su propio post. Decía lo siguiente: “Entonces Kiara, quizas él y otros más no sirvan y sean lacras, basuras, etc.. pero entonces no tengas tú complejos de vertedero de Duquesa recogiéndolos...”

Y la verdad es que a mí me van a bautizar la Duquesa, porque tengo complejo de vertedero. Si hay un comemierda, un irresponsable, un maldito vago, un acosador, un patán, un casado, un infiel o un violento (y para colmo, feos y en olla) apúntenme de primera en la lista, que ahí estoy yo dispuesta a joderme la vida cargando con él. O sea , lo mismo que le pasa a Marlene. Como ella misma nos contó: gato desgreñado, oso masoso, conejo desdentado, etc… una verdadera sinfonía de fracasados.

Aparentemente en mis tiempos soltera yo tiendo a elegir unos especímenes que hacen a mis dos ex–esposos parecer los niños cantores de viena. Parece ser que yo no soy capaz de elegir un ejemplar presentable, y por presentable quiero decir que yo se lo pueda presentar a mi mamá. Quizás la única concesión que me puedo hacer es que siempre los busque que tengan todos sus dientes completos. Pero aparte de eso.....

Y no se queda ahí. Quizás lo peor de todo es que en muchas ocasiones yo todavía pienso en ellos, y los añoro, y me siguen gustando, y a veces hasta repito.....y digo yo: ¿qué tan animal se puede llegar a ser? Ya está bueno de crápulas con dentaduras bonitas.

Quizás tenga que ponerme como Lucy de exigente, que si no reúnen sus estándares físicos los rechaza desde que los ve llegar de lejos, sin darles ni la oportunidad de tratarlos. Y si es obligado hablarles se pasa la noche tratándolos lo peor posible, para que ni se lo sueñen. Me costará ser más plástica con la gente a ver si cojo hábitos de interrelación más saludables.

Muchas gracias Mr. JS, posiblemente me salvaste la vida, ya es hora de empezar a ver las vainas desde tu más inteligente punto de vista.

miércoles, julio 08, 2009

Conclusiones

“Se te ha olvidado: la máquina de afeitar, las pastillas del mareo, el pijama de rayas y, otra vez más, olvidaste decirme que me quieres”
Coral. 1er lugar Concurso literario de hiperbreves de la Universidad de Alcalá.

“¡Necesita tan poco para expresarse el amor! Pero lo necesita.”
Antonia Guindulain. Miedo



En conclusión: en mi corazón atesoro la terrible relación que tuve con Eduardo como una historia de amor –que quizás no terminó de la mejor manera posible-- pero historia de amor al fin. Que valió la pena, valió el sacrificio y valió el sufrimiento que trajo.

Por haberla vivido yo soy más, soy mejor y valgo más. Y no me cambio por nadie.

Quien yo soy ahora le agradece muchísimo a la que yo era antes, a la que tomó la estúpida decisión de involucrarse con un hombre casado, abriéndose así la puerta de una pasión arrolladora. Él podría negarlo ahora, decir que sólo fuimos amigos (si hay algo que Eduardo y yo nunca fuimos, es amigos, el tiempo lo ha demostrado), whatever, live and let die, pero la realidad es que esta pasión lo arrasó a él tanto como a mí. Me consta.

Sexo apasionado, discusiones apasionadas, besos de película (¿alguien se acuerda de Gatúbela?), declaraciones de amor, presentación a los padres, a los abuelos, a los primos, a todo el árbol genealógico, sentir que uno puede llevarse el mundo por delante, saber que nadie nunca ha vivido lo que nosotros tenemos, borracheras matutinas, orgasmos triples, libertad, escapadas del trabajo, egoísmo, falta de ternura, indiscreciones, infidelidades, indiferencia, rencor…. lo teníamos todo. ¡Quién sabe si algún día volvamos a encontrar eso!

Este trago va a su salud.

El novio de mi amiga

Pues acabo de llegar de la calle con el novio de una de mis amigas más queridas: Lily, la reina.

Resulta que él se pasó toda la noche: "cualquier cosa que yo haga, Lily lo sabe mañana de madrugada"... y por más que yo se lo negaba, insistía, pero eso no le impidió estarme chuleando toda la noche.

Y yo comprendo la posición de mi amiga... cierto que él es flaco, pero tiene un ripio gigantesco! con razón!.

Ahora bien, la pregunta del millón de dólares viene siendo por qué yo no lo delato ahora, con mi amiga (digo yo, ya que llegamos a tercera base). Y es muy sencillo: yo hablo UNA VEZ, no dos. Baste y sobre MI palabra. Cuando tú conociste a un hombre yo te dije claro lo que había: que el hombre dominicano no sirve, que no hay manera de que pueda ser fiel, y si te dió la gana me creíste y si no, no. De ahí en adelante YO NO SOY RESPONSABLE.

Por ese motivo me tiene sin cuidado acostarme con los novios de mis amigas o dejarme de acostar. Me tienen sin cuidado los principios. Me tienen sin cuidado los matrimonios. Yo he sido suficientemente clara, yo dije lo que tenía que decir cuando tenía que decirlo. Si me creíste bien, si no, bien también, yo por mi parte no hablo mentiras.

De ahí para'llá es responsabilidad de otro........ no mía.

Que les quede claro a todas mis amigas: yo estoy dispuesta a acostarme con sus novios o esposos en cualquier momento, según me dé la gana y cuando yo decida.... allá ustedes si no fueron capaces de buscarse un hombre fiel.

viernes, julio 03, 2009

Especímenes

"Todo sucede por culpa de los hombres. Estropean hasta lo más bello, ensucian hasta lo más pulcro."
Antonia Guindulain. Miedo


Todavía me estoy riendo con la clasificación de hombres de mi amiga Marlene. Según ella existen las siguientes categorías de especímenes del sexo feo:

- Gato desgreñado

- Oso masoso melómano
(¿o megalómano?... no importa, cualquiera de las dos aplica porque yo lo conozco, mi amiga Lucy se dejó poner de relajo por él por 4 meses el año pasado, mientras él seguía muy campante amasando todo lo que se le cruzara por delante, incluída Marlene)

- Perro que anda en 4 gomas
(de éstos conozco muchos)

- Conejo desdentado con cola de erizo

- Ratón sin bigotes con orejas tumbadas

- Canguro con cabeza como un coco

Estaré esperando ayuda de la autora de esta lista para definirlos apropiadamente...