Follow by Email

martes, noviembre 27, 2012

Strong enough?


Finally! It's raining men! (hallellujah)

(Gracias, Vito, por tu comentario de que no debía ser difícil para mí encontrar)

Pues llegaron ayer dos clientes de India (diferentes a los que vinieron en Septiembre) y aparentemente yo soy el comité de recepción y agasajo. Desde ya me informaron que se les importa acostarse a las 5:30 para levantarse a trabajar a las 7:00 ¡todos los días si es necesario! Me pidieron que los llevara a un lugar con gente, música, bonche y bailadera. Pues cuando llegué al hotel a recogerlos ya llevaban 3 JD's abajo cada uno.

El que más me gustó fue Sunil, el VP de negocios internacionales. Este tigre de bengala es alto, sexy y enigmático. Tiene un cuerpo perfecto de atleta, la cabeza blanca en canas (mi debilidad), y sólo 41 años (lo cual lo coloca dentro del rango). Todo en él es intenso, parece latino. Incluso es católico y todo, y como buen católico fuma, bebe, pega cuernos y después se confiesa. Baila merengue, salsa y bachata y se pasó toda la noche pegado de mí, oliéndome el pelo, masajeándome, agarrándome la cara y abrazándome por la cintura. Hoy desperté con su aroma impregnado. Me hace recordar aquél magistral reguetón "gata salvaje, aquiétate" "gato salvaje, aquiétame tú".

Desde aquel infame ex, ningún otro hombre me había provocado una reacción tan visceral. Me debilitó las piernas y me hizo hervir la sangre. En esta mañana tan fría, su recuerdo me dio calor.

El otro es bajito y rechoncho. Un muchacho dulce, religioso y mañosísimo para comer. Pero con 3 años viviendo en Colombia está todavía más latinizado que el primero... con todo lo que aquello implique. Se pasó la noche poniendo vallenatos de Carlos Vives y bailando solo, borracho como una uva.

Y yo sé que, como política empresarial, a lo mejor acostarse con los clientes no sea la mejor considerada. Pero ¿realmente me atreveré a perder mi oportunidad de acostarme con un (o 2) integrante/s de la venerable cultura que escribió el Kama Sutra? No creo llegar a tanto. No soy tan valiente.

lunes, noviembre 26, 2012

Lista para la batalla



"Maybe there's a God above
but all I've ever learned from love
was how to shoot at someone who outdrew you"
Leonard Cohen. Hallellujah.


No hay dudas de que ayer fue un excelente día.

Se calcula un mes de duelo por cada año que duró la relación. Pues yo --por lo menos en teoría-- ya cumplí mi cuota, y en celebración de mi tercer mes de soltera/libre/abandonada invité ayer a un viejo amigo a visitarme.

Fue gratamente sorprendente lo compatible que es conmigo. (Bueno, es importante aclarar lo siguiente: "compatible conmigo" según yo, en mi mente transparente... a la larga ¡quién sabe! Aparentemente se considera una gran, contundente y definitiva prueba de INCOMPATIBILIDAD que uno de los dos piense que son muy compatibles y que van en la misma dirección.... y la otra parte opine exactamente lo mismo, lo único que todo lo contrario. Y detallitos como este tienen precedente sobre la llamada compatibilidad en gustos musicales, culinarios y otras estupideces. O sea, que si tú y yo podemos hablar de Freud y de Marx por largas horas, y nos divertimos enormemente bajo las sábanas pero tú estás claro en que no quieres compromiso y yo sí ¡dealbreaker!).

Pero volviendo a mi tema. En fin, que es una novedad conversar con una persona y no sentir que estamos hablando idiomas diferentes. Cada comentario, cada chiste, se quedaba por la mitad porque no había necesidad de terminarlo, ya que el otro había captado la seña y entendido todo. Es un tipo fino, culto y sofisticado. Tiene un buen nivel intelectual y además es inteligente (que es lo mismo, pero no es igual), ingeniero dos veces, pero sufiecentemente artista (arquitectura había sido una de sus primeras opciones).

Por otra parte, es un perfecto caballero. En el sentido de desmontarse y dar la vuelta para venir a abrirte la puerta de tu lado, a pesar de tener seguros automáticos ¡y hacer lo mismo cuando vas a desmontarte!

Yo no lo recordaba así. Recuerdo haber tenido una buena impresión cuando mi amiga Lucy me lo presentó. Recuerdo que le gustaba el jazz (el cual yo odio, pero es un requisito sine qua non que a los hombres que trato sí les guste; uno podrá comer mierda, pero tiene que saber distinguirla del caviar). Recuerdo que aquello me resultaba sumamente aburrido. Recuerdo nunca haber llegado a conocerlo bien y haber hablado solo superficialidades. Sin embargo, hace unos meses ya que vengo viendo sus entradas en feibú. Y sus comentarios. Esto me da un insight más completo sobre su forma de pensar. Siempre pone links a dos páginas "I am an engineer to change the world" y "Trust me, I'm an engineer" que antes no conocía pero que ahora han establecido conmigo una relación romántica.

Por último está la mejor parte: este Caonabo nunca había besado a una chica hasta los 25 años (¡¡¡¡sssshhhh!!!! no se lo digas a nadie, porfa, que es secreto mayor). Ahora tiene 40 y no ha tenido una relación larga. Parece que este tipo vive a otra velocidad... (tendrá planes de vivir más de 100) ¡y eso me encanta! Ahora llegó a la conclusión de que estando metido en su casa, no va a conseguir lo que quiere y armado con esa nueva actitud me ha pedido que lo lleve a la bienal de arquitectura (por cierto, GO UNPHU!! dimos una pela de calzón quitao, 60% de todos los premios ¡y las otras 7 facultades a repartirse el 40% que les dejamos!), a conocer Ye Olde Homero y ¡hasta se va a unir al comité de pintura! (tendré que hacer un sancocho gigante y conseguir una barrica de cerveza el día de mi cumpleaños para todos los que vienen a ayudarme a pintar la casa).

My personal favorite: que nunca, ni por un momento --incluso cuando hubo que mencionarlo-- me acordé o me sentí triste por mi ex, el innombrable. Sencillamente no estuvo en mi mente. 

Qué cierto es que el tiempo lo cura todo y que el corazón no tiene arrugas. Parece que estoy lista de nuevo para aguantar golpes, porrazos y contusiones. (Y que en esta ocasión no se me olvide si el otro desenfunda más rápido ¡pegarle un tiro!)

martes, noviembre 06, 2012

Coito post-ducal

No soporto los hombres gordos. Con las mujeres no tengo problemas, pero un hombre dejarse engordar como un cerdo es para mí una falta de respeto. Nosotras siempre tenemos que estar jóvenes, bellas, flacas, olorosas y bien vestidas (aún no nos vaya a ver nadie que valga la pena), entonces ¿qué excusa existe para un hombre haber ganado peso "por descuido"? ¡váyase a descuidar a su abuela! ¿o andar con ropa del año de cuca, en un país donde la ropa es tan barata? ¿o con ropa que les queda demasiado grande, o demasiado pequeña?

De todas formas, cuando conocí a alguien en mejores tiempos, soy más flexible con esta regla. Tan flexible, que de hecho no le veo los defectos.

Cada vez que mi ex y yo pasábamos frente al vecinito de la primera, aquél comenzaba a reírse compulsivamente, porque no podía creer que yo me hubiera acostado con él hace ya un millón de años (como 7). La verdad que el niño ha ganado algo de peso (o mucho, no sé), pero lo que mi X no está teniendo en cuenta es que es un chico súper dulce y bien criado, que nunca coge pique, limpio, lavaíto, oloroso, bien vestido y ¡usa sábanas limpias! y además está --al igual que todos los dominicanos-- muy bien amueblado.

En fin, que en uno de estos días en atlántida mode, cortesía del Frankenstorm Sandy --con 18 horas diarias de apagón y nada que buscar nadando en la calle-- me despertó Vito con una llamada a las 9 de la madrugada. Rápidamente le saqué los pies para más rápidamente todavía arrepentirme y llamarlo yo a él. Total ¿qué tenía yo que perder? y es una gran oportunidad tener un cuerpo caliente al lado en días de tormenta y ocio forzoso.

¡¡¡Qué mal le cayeron las libras y los años!!! ¡qué tragedia más grande! aparte de la envergadura, no le queda nada de antaño ¡quién iba a decir que un tipo podía ser mejor amante a los 21 que a los 28! ...dificultad para parársele, dificultad para mantenerlo parado ¡y ninguna dificultad para venirse! (sobra decir que no hubo disposición para una segunda vuelta). ¡Pobre de su novia!

No debería sorprenderme tanto. Siempre consideré los 28 a 38 años la edad prohibida de los hombres y esto lo confirma.

Me hizo sentir nostalgia por aquella relación que no llegó a ser hace algunas semanas. A lo mejor Michael y yo no coincidimos en algunas cositas pero ¡QUÉ BUENO ES ESE CABRÓN EN LA CAMA! No recuerdo la última vez que pasé una noche taaaaaannnn interesante como esa primera y última con él hace más de un mes. Toda la noche rapando, siguiendo después de terminar, retomando cada vez que nos despertábamos hasta que la noche perdió el nombre... y volver en la mañana. Sólo acordarme me excita. Pero por supuesto, éste tiene 41 años ¿ves que la experiencia no se improvisa?