Follow by Email

martes, noviembre 06, 2012

Coito post-ducal

No soporto los hombres gordos. Con las mujeres no tengo problemas, pero un hombre dejarse engordar como un cerdo es para mí una falta de respeto. Nosotras siempre tenemos que estar jóvenes, bellas, flacas, olorosas y bien vestidas (aún no nos vaya a ver nadie que valga la pena), entonces ¿qué excusa existe para un hombre haber ganado peso "por descuido"? ¡váyase a descuidar a su abuela! ¿o andar con ropa del año de cuca, en un país donde la ropa es tan barata? ¿o con ropa que les queda demasiado grande, o demasiado pequeña?

De todas formas, cuando conocí a alguien en mejores tiempos, soy más flexible con esta regla. Tan flexible, que de hecho no le veo los defectos.

Cada vez que mi ex y yo pasábamos frente al vecinito de la primera, aquél comenzaba a reírse compulsivamente, porque no podía creer que yo me hubiera acostado con él hace ya un millón de años (como 7). La verdad que el niño ha ganado algo de peso (o mucho, no sé), pero lo que mi X no está teniendo en cuenta es que es un chico súper dulce y bien criado, que nunca coge pique, limpio, lavaíto, oloroso, bien vestido y ¡usa sábanas limpias! y además está --al igual que todos los dominicanos-- muy bien amueblado.

En fin, que en uno de estos días en atlántida mode, cortesía del Frankenstorm Sandy --con 18 horas diarias de apagón y nada que buscar nadando en la calle-- me despertó Vito con una llamada a las 9 de la madrugada. Rápidamente le saqué los pies para más rápidamente todavía arrepentirme y llamarlo yo a él. Total ¿qué tenía yo que perder? y es una gran oportunidad tener un cuerpo caliente al lado en días de tormenta y ocio forzoso.

¡¡¡Qué mal le cayeron las libras y los años!!! ¡qué tragedia más grande! aparte de la envergadura, no le queda nada de antaño ¡quién iba a decir que un tipo podía ser mejor amante a los 21 que a los 28! ...dificultad para parársele, dificultad para mantenerlo parado ¡y ninguna dificultad para venirse! (sobra decir que no hubo disposición para una segunda vuelta). ¡Pobre de su novia!

No debería sorprenderme tanto. Siempre consideré los 28 a 38 años la edad prohibida de los hombres y esto lo confirma.

Me hizo sentir nostalgia por aquella relación que no llegó a ser hace algunas semanas. A lo mejor Michael y yo no coincidimos en algunas cositas pero ¡QUÉ BUENO ES ESE CABRÓN EN LA CAMA! No recuerdo la última vez que pasé una noche taaaaaannnn interesante como esa primera y última con él hace más de un mes. Toda la noche rapando, siguiendo después de terminar, retomando cada vez que nos despertábamos hasta que la noche perdió el nombre... y volver en la mañana. Sólo acordarme me excita. Pero por supuesto, éste tiene 41 años ¿ves que la experiencia no se improvisa?

4 comentarios:

  1. Hola K, puedes expandir sobre tu idea de considerar "los 28 a 38 años la edad prohibida de los hombres"? Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Tambien recuerda que en ese tiempo no eras la misma, asi como el fue en picada cuesta abajo, tu tambien has tenido experiencia y buscas mas calidad..Poor him,,al menos eso te sirvio para saber que no volveras a repetir ese polvo de tan mal gusto.

    ResponderEliminar
  3. No necesariamente. En estos días me volvió a llamar y ahora no sé... ¿Qué opinas tú de las segundas oportunidades?

    ResponderEliminar
  4. Mmm si, creo en los segundos rounds, sobre todo uno como hombre que juega un papel activo, a veces por stress o lo que sea no "levanta" como debe ser el amigo de alla abajo...y siempre tenemos que tratar de reivindicarnos....Bueno, si estas aburrida y no tienes nada que hacer, dale....

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?