Follow by Email

sábado, agosto 27, 2011

Paso 4. Límites al minuto

"Este almacén de sábanas que no arden,
este teléfono sin contestador,
la llamaré mañana, hoy se me hizo tarde,
esta forma tan cobarde
de no decirnos que no.

Este contigo, este sin ti tan amargo,
este reloj de arena del arenal,
esta huelga de besos, este letargo,
estos pantalones largos
para el viejo Peter Pan"
Joaquín Sabina. Cerrado por derribo


.... pero si espera demasiado se hace cada vez más dolorosamente obvio que el descalabro va a ser peor.

Resulta que dentro de todo ese marasmo y el vamos a ver y ya veremos seguía pasando el tiempo y mis límites recién definidos se quedaban sin usar porque pertenecían a otra relación, a una relación posible, futura, imaginaria, que podría ser (o no) con o sin el Duke. O sea.

(Me recuerda a Javier Marías en El Hombre Sentimental, que trata el amor como algo que "no se ve ni vive, sino que se anuncia y recuerda". Toda la historia de amor se desarrolla en la anticipación o en la nostalgia, nunca en el presente.)

En fin, que tomé entonces una decisión salomónica (temporal, sí, pero salomónica). Mientras esperaba mi orden de límites a la carte, pedí un servicio de límites al minuto, para llevar puestos. Porque fíjate, ya yo tengo que dejarme de los cuentos de hadas y los finales felices (¿resignados?). Dos semanas de ambivalencia y ya el Duke había empezado a encontrar sus propias soluciones!

Y llamé al Duke y le planteé lo siguiente: Mientras tú y yo damos vueltas en el mismo sitio, mi vida está alterada, me distraigo de lo que tengo que hacer y estoy perdiendo dinero. Y como este relajo puede durar un año, yo quiero que definamos los límites de la relación o falta de ella que tenemos AHORA. Tal como está.

Y esta fue la lista de límites nuevos que propuse:

1. Yo me merezco que tú planifiques con antelación el tiempo que me vas a dedicar. Yo no tengo que andar recogiendo las hilachas de tiempo que se le van cayendo a tu día. Si tú me quieres ver, haz una cita conmigo y avísame con antelación, igualito que como planificas tus otras actividades. Se aceptan excepciones si son actividades surgidas a último minuto, pero no te acostumbres!

2. Prefiero fuera de mi casa. Se ha sabido de tardes completas pasadas en la misma casa, --yo en la computadora, tú entre la mesa y la nevera-- en que no hemos estado juntos ni 5 minutos. What a way to waste time! Además, me incomoda tu presencia en las condiciones actuales, no puedo estar todo el tiempo atendiendo visitas y que te estés apareciendo a cada rato me desconcentra. Excepciones: si la cita fue para acompañarme a dormir siesta o una invitación a comer aquí.

3. Prefiero los horarios diurnos. Los nocturnos me descontrolan y me hacen improductiva ¿Quién en su sano juicio va a llegar a su casa a las 11 de la  noche, solo y con dos cervezas encima y se va a sentar dizque a trabajar? O peor, acompañado? Además, vernos de noche te permite seguir tu vida como te da la maldita gana y luego venir a traerme las sobras, en palabras de Sanz: "dar solamente aquello que te sobra / nunca fue compartir sino dar limosna, amor / si no lo sabes tú /  te lo digo yo".

4. Por último, si tienes planificadas actividades deportivas en el fin de semana que sean sólo por diversión, no nos juntamos ese fin de semana. Que entres, salgas, llegues, llames, esperarte y abrir la puerta alteran mi paz. Mejor nos vemos el lunes.

¿Qué logro con todo esto? Claridad. Mínimamente un trato como novios comunes y silvestres. Que los hechos te enseñen hacia dónde te llevan tus decisiones. Ya yo me cansé de hablar. Jugar en igualdad de condiciones. ¿Quieres tenerlo todo y robarme ese tiempo a mí? no se va a poder. Si me quieres en tu vida, inclúyeme en ella. Y si no me quieres, este es un momento tan bueno como cualquier otro para saberlo. Límites saludables = salud mental.

Pero esto fue el 25 de Julio (día de nuestro segundo aniversario). Y del 25 de Julio hasta el 12 de Agosto pasó una vida (literalmente). O sea, que todos los parámetros de mis relaciones se vieron drásticamente alterados. Más adelante seguiré trabajando el siguiente paso.

1 comentario:

  1. Anónimo dijo...
    Buenas noches K...., ya han pasado muchos dias desde que nos reunimos en el funeral de tu madre, espero te encuentres bien y pase a dejarte un buen abrazo. Mucho animo amiga!!!, los tiempos son cada vez mas dificiles pero ten mucha Fe y siempre reconfortate en el amor de Jesus y Maria, que nunca nos defraudan. Te quiero mucho estimada amiga. Hasta la vista! : XXXX XXXXXXX

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?