Follow by Email

martes, diciembre 23, 2008

Eduardo. Capítulo final

"Concluyeron como concluyen todas las grandes pasiones; por una equivocación. Se sospecha por una u otra parte una traición, no se dan explicaciones por aquello y se rompe por terquedad." Honore de Balzac. Una pasión en el desierto

Hace ya varios años que cada vez que mi esposo me preguntaba qué yo quería hacer en mi cumpleaños o de día de las madres yo le contestaba instintivamente siempre lo mismo: "no verte en el día entero". Por supuesto, no me lo cumplía y terminaba yo llorando a cántaros cada vez que era un día de fiesta. De manera que para mi primer cumpleaños soltera desde que tengo memoria yo calculaba que no había forma que me pudiera ir peor que en los cumpleaños anteriores.... lo cual demuestra que con la edad yo debo haber perdido mis habilidades matemáticas porque fue un pésimo cálculo.... mejor dicho, el día de anteayer destronó con amplia ventaja al orgulloso portador del infame título de cumpleaños más terrible de toda mi vida, el 1995. Por lo visto tengo mi propio nuevo récord.

Lo más natural del mundo es que el bonche empezara la noche anterior, o sea el sábado y terminara en algún momento entre el 4 y 5 de enero. Pues la odisea empezó así: me llama Eduardo en la tarde y me dice que tiene muchas ganas de verme y de hablar conmigo y que me va a pasar a buscar. Llegó con el hermano y la ex-novia del hermano y después de una excelente tarde decidimos meternos los 4 en un motel a seguir bebiendo, hablar sica y ver televisión, porque en la calle hacía mucho frío. Estando allá le sonó 2 veces el celular y vi de reojo que era la ex-esposa. Él no le contestó.

Ya estando en la calle de vuelta para la casa vuelve a sonar y en este caso él decide contestar, yo le dije: "haz lo que hago yo, dile que estás en un motel", él trancó sin hablar y por lo visto se encojonó con el comentario y me dice claramente que yo lo estoy metiendo en un lío, porque la llamada es de su jefe y se supone que él debería estar trabajando. Le dejé pasar el asunto y al rato le dije: "yo prefiero cuando tú me dices la verdad", me dice: "si ese era Fidel (su jefe), no te vuelvo a hablar nunca en mi vida" le dije no te estoy retando, no te alteres. Lamentablemente no me di cuenta de que él estaba buscando confrontación.

Pero al rato las señales de alarma en mi cerebro protestaron y le dije
- "OK, si tú estás hablando la verdad y es Fidel, no me vuelves a hablar.... y si es una mentira y quien llama es la mamá de tu hijo como dice la pantalla de tu celular ¿qué gano yo?"
- "nada, tú no tienes que ganar nada, estás admitiendo que lo hiciste de maldad"
- "entonces si tú ganas, pierdo yo, y si yo gano pierdo yo también?"
- "ah, por fin estás entendiendo"

Luego de un rato más le dije: "yo pensaba que tú habías entendido lo que yo te dije la semana pasada" (esto es cuando le dije que no me contactara más si no era para cogerme en serio y tratarme bien, el sermón duró exactamente 2 minutos). Me contestó que no, que no sabía, que él no me estaba escuchando porque "como yo hablo taaaaaaaaaanto" él no me puso ninguna atención.

Por lo visto esto no fue suficiente grosería porque al rato me dijo esta belleza: "yo no tengo que decirte a tí la verdad, ni tengo que decirte la mentira, lo que yo tengo que decirte a tí es nada, por eso es que hace tiempo que yo no hablo contigo más que cosas superficiales". Le dije: "tienes razón, tú no tienes que decirme absolutamente nada, tú lo único que tienes es que morirte" y me respondió "una frase estúpida de un estúpido (se refería a mi ex-esposo)" y de alguna forma encontró la forma de rebatirla.

Entonces, extrayendo las conclusiones de esta experiencia: él no tiene que decirme la verdad, yo no tengo la posibilidad de ganar con él, o sea de ningún tipo de justicia y cuando se lo reclamo se caga en mí y lo único sagrado e intocable es su mujer, Rossibel..... ¡mierda pa' él!

Gracias aDios ya yo había llegado adonde iba, al bar de una amiga mía en donde procedí a pasarme la noche entera llorando, y además el día siguiente. No tengo idea dónde amanecí ni cómo llegué a mi casa, todos mis amigos estaban alarmados por las condiciones en que yo estaba y hasta me ofrecieron internarme. ¡Con decir que hasta hablé con mi primer esposo como por una hora, un tipo que yo lo detesto!

Yo soy una persona bien fuerte, pero lo que hizo esta situación tan terrible fueron los ataques personales, despiadados y malintencionados de parte de este buen mierda. Yo había estado en el campo entre la accesibilidad vs. inaccesibilidad, el interés vs. el desinterés... pero nunca me había encontrado con algo que yo entendiera que había sido a propósito para ofenderme. Y en mi mente ya los límites (para esta y cualquier otra relación) estaban puestos: el día que me trate o me hable como le hablaba a su esposa, hasta ahí llegamos. Esta actitud de no me importa, vete a la mierda, haz lo que te de la gana, este sacar las uñas para defender a esta mujer ya me dice que la ruptura tiene que ser definitiva, porque no puedo permitir que algo así me pase 2 veces!

Ya borré todos los teléfonos de él y del hermano y de la cuñada de mi teléfono y de todas mis cuentas, porque no solo el ataque fue injusto, sino que otros dos mojones lo oyeron y se quedaron como dos mierdas. Si esto hubiera pasado alante de Lucy, Luisa, Clary o Gleider, seguro no se queda así porque esta gente no le pesa la lengua para defenderme en una situación así.

A eso es que yo aspiro, a rodearme de gente leal. Todos mis amigos saben que alante de mí no le dan una insultada como la que me dieron a mí estando yo presente, porque tienen que matarme. Yo lo amaba, pero él no me merece.

4 comentarios:

  1. Que, mala persona es el, porque realmente una persona que ofenda a otra de eso amanera no merece esta ni siquiera en este mundo y como tu ya dijiste "EL NO TE MERECE"

    Somos los duendes de la fabrica y te invitamos a hacer tu lista de juguetes en www.lafabricadejuguetes.com y a visitar nuestro blog para que conozcas mas de nosotros. jajaja

    te esperamos!!!!

    ResponderEliminar
  2. PTNPCI...Mana, tú eres fuerte, mis chelitos apuestan a tí. No lo conozco, pero aún si así fuera, basado en la forma que te trató...MIERDA PA EL!

    ResponderEliminar
  3. Esto cae PERFECTO para este capitulo final: (buscala y escuchala... lastima que no pueda enviartela, no tengo donde... Un abrazo!)

    Cancion: Miedo by Leon Polar

    No me toques, no me toques con tus manos congeladas,
    no me mires con tus ojos que en verdad no miran nada.
    Y nunca me abraces, no haremos las pases,
    deja ya de usar disfraces.

    No me asustas, no me gustas con tus dudas afiladas.
    No me harás boquear que la verdad ahora está muy clara.
    Y deja de quejarte, lárgate a otra parte,
    no me importa lastimarte.

    Miedo, ya no podré vivir contigo.
    Miedo, que contaminas todo, y envenenas todo.
    Miedo, a no llegar, a estar perdido.
    Miedo, sé que me quieres ver perder el juego.

    Ya no me provoques, vete, me resultas aburrido.
    No me importa lo que digas,
    yo soy libre y tú has perdido.
    Hoy te haré la guerra, te echaré por tierra,
    hoy la puerta se te cierra.

    Miedo, ya no podré vivir contigo.
    Miedo, que contaminas todo, y envenenas todo.
    Miedo, a no llegar, a estar perdido.
    Miedo, sé que me quieres ver perder el juego.

    ResponderEliminar
  4. GG, muchas gracias!!!! haré lo posible por bajarla

    Un beso

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?