Follow by Email

sábado, febrero 20, 2010

Especial 3

“Ole por darme guerra
porque el tiempo contigo ha valido la pena”
Jarabe de palo. Ole


Aquella vez solo quedó por preguntar: ¿y él? ¿qué tiene de especial, de único, de primero, de mejor? Se supone que a nadie le gusta que l@ comparen. Pero todo lo que hemos aprendido por experiencia, en realidad se basa en un fino y a veces inconsciente sistema de comparaciones.

¿Cómo yo sé que el Duke es especial? Por referencias.

Tiene todas las cualidades que me gustan a mí. Pero eso no es taaaaan difícil de lograr. Y además, estas cualidades generalmente vienen acompañadas de un cómodo bono de defectos. O sea, que la estrategia era ir tachando defectos que él no tiene, de una lista de dealbreakers adquiridos a coñazo limpio.

DEFECTO 1. El problema más común desde el 2005 hasta el 2008: Los hombres controladores, absorbentes, acosadores, celosos o machistas. Este defecto es lo primero que busco en todo el que trato… y si lo tienen, le doy a delete. Desde el principio el Duke me mostró que era un hombre libre, y que no se sentía amenazado con mi independencia.

DEFECTO 2. Lo opuesto, lo que acabó con mi primer matrimonio: El tipo no me quería. Odioso y seco de carácter, con incapacidad de mostrar cariño. Yo soy de esa raza, por eso no me conviene. El Duke es tan cariñoso y dulce como mi segundo esposo, pero a diferencia de aquél, nunca empalaga.

DEFECTOS 3, 4, 5, 6…… Todas y cada una de las cosas que estaban mal con el mojón de Eduardo. Porque en un hoyo como ese no vuelvo a caer jamás.

- Casado. Check! No, el Duke estaba libre para mí.

- Inestable. Check! Los hombres que no están muy seguros o no te toman en serio no te quieren demasiado cerca, ni demasiado lejos, y como consecuencia de esto te mantienen como un yoyo. (¡no tan cerca que me quemas, no tan lejos que me congelo!). Duke nunca. Cuando llegó, llegó para quedarse de una buena vez y para siempre. Nunca se ha desaparecido, nunca ha cambiado su actitud conmigo, nunca me ha hecho sentir dudas de decidirme por él, porque su compromiso conmigo ha sido más real que si de hecho tuviéramos algún compromiso.

- Emocionalmente indisponible. Check! Para nada. Aunque se planteó una relación sin compromisos, desde el día uno me llamó diario, varias veces al día. Tan pronto tenía algo de tiempo libre se escapaba para estar conmigo. Nunca volvió a salir con otra mujer después de conocerme… me entregó su corazón completo, aún sabiendo a lo que se arriesgaba. También sus noches, sus domingos, sus fines de semana, su navidad y su año nuevo. Y me abrió las puertas de su vida de par en par.

- Intolerante. Check! Nunca, es el hombre más paciente del mundo. Nunca peleamos. Cuando tenemos algo que discutir lo resolvemos en unos pocos minutos. Casi siempre llegamos a un acuerdo, si no, no. We agree to disagree… y él no piensa que es Dios y que ha sido gravemente ofendido y que tiene que ganar porque sino se le cae el ripio y el mundo se va a acabar.

[En un paréntesis, hace menos de una semana me compré un vestidito morado, y no he parado de acordarme de una vez que le comenté a Eduardo: “voy a comprar un vestido para Navidad, pero no me he decidido entre rojo y morado” ¡y ese hombre me dijo tantas cosas! (que pq ese es el color más feo del mundo, que la gente solo lo usa pq está de moda, que se ponen lo que sea como borregos, etc..) O sea, que me tragó… y al hermano también por decir que cada cual tiene sus gustos. (¡Gracias, Dios, por haber salido de esa vaina!)].

- Los golpes bajos. Check! Pero sí hemos tenido peleas el Duke y yo, que como te dije antes, se me olvidan. Porque pasa lo siguiente: nunca que yo haya peleado con él he terminado sintiéndome peor. NUNCA. Tantas veces pasó que las discusiones con seres queridos me dejaban como un peso, una tristeza, una especie de resaca moral ¡y yo pensaba que esto era lo normal! Pero con Duke jamás me he sentido peor, o triste, o inferior, o enojada aún no se haya resuelto nada. Y esto es porque él nunca me ha maltratado, insultado, desconsiderado o atacado. Ni cuando se encojona. Ni que la pelea sea a gritos (como las dos últimas). Puede que lleguemos a un acuerdo, o estemos de camino a lograrlo, o sencillamente no. Y no importa. Siempre he terminado más feliz que antes de empezar. Long live the King!

Y por último queda tomar en cuenta la gran cualidad. LA CUALIDAD. Así, en mayúsculas. Lo que lo hace ser el único para mí. El sexo. No suena como algo muy importante, pero lo es. Porque cuando yo pensaba que no quedaba nada nuevo por aprender en este departamento, me llevé la sorpresa de mi vida. Y es que los resultados en la cama, obtenidos por tener mucha química con alguien, pueden multiplicarse exponencialmente en calidad cuando esta conexión va acompañada de una relación sin sobresaltos. Señores, YO NUNCA EN LA VIDA HABÍA PASADO 6 MESES DE CORRIDO EN UNA RELACIÓN SIN TENER PROBLEMAS. Y ese factor hizo toda la diferencia.

Él es el primero que me ha hecho sentir como me siento cuando me acuesto con él. Yo siempre he sido muy reprimida con el sexo. A base de paciencia, confianza y estabilidad sostenidos todas las barreras han ido cayendo. Y el sexo se convirtió en algo fuera de este mundo. Empezando desde la excitación desde antes de haberme tocado siquiera, cuando se me va toda la sangre de las extremidades, hasta el estado en que me deja cuando por fin terminamos y que pienso que me va a dar un infarto. El Duke, en los aportes que ha hecho a mi cama, es como Mastercard…. No tiene precio!!!

5 comentarios:

  1. Creo que hasta yo amo al Duke (con todo el respeto reina Kia).
    Es lindo saber que no todo está perdido y que en verdad todos tenemos o nos corresponden nuestras almas gemelas (ando cursi, no tienes que decirlo).
    Disfrutalo, vivelo, gozalo y sean felices Kia es todo lo que nos queda.

    Un fuerte abrazo y buen resto del fin de semana.

    Hoy se bebeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  2. A veces debo ponerme serio, y hoy será una de esas, quizás la primera en este blog.
    Nunca en mi vida me habían dicho tantas cosas lindas como me sucede en este momento, no es de hoy, siempre ha sido así conmigo.
    Kiá sabe de mi bajo perfil (no es falsa modestia, aunque tengo lo mio), pero...no aceptar ésto, ni loco.
    Y como entiendo "que ciertamente nos parecemos a lo que piensan de nosotros", me enaltece sentirme como Kiá me dice.
    Brindo por eso y espero que esta comedia continúe.

    A la tribuna, Salud!
    A ti Kiá, SALUD!
    Please don't give up!
    10 to go only! (9 nights)

    XOXO

    Long Live the Queen!!

    ResponderEliminar
  3. You should make a film based on your sex acts,,,,poniendolo de una forma linda! jejejej

    ResponderEliminar
  4. SIEMPRE SALE LINDO, NO HAY QUE MODIFICAR NADA!

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?