Follow by Email

domingo, febrero 07, 2010

Widower

So, he just left.

Seems like everytime we have two drinks the only thing we speak about is marriage. And kids. And a future. And growing old together.

¡Qué se le va a hacer! Yo prometí cambiar mi status de feibú tan pronto saliera por esa puerta, pero no tengo el corazón para hacerlo. Por más que sea hoy es su cumpleaños.

Nunca he sido más feliz. Nunca he tenido mejor sexo. Nunca he amado tanto a alguien. Con este hombre yo me caso (pero no se lo digan, que después se asusta!!).

Esperé este momento ansiosamente. Era la oportunidad de oro para terminar con esta relación de una manera limpia y poco dolorosa. Como no me ha sido fácil saber qué quiero con él, porque me ha roto todos los esquemas, pensé que este tiempo lejos me ayudaría a amueblar el cerebro. Y probablemente así sea. Es bueno tener esta oportunidad. Es bueno volver a estar soltera por un tiempo, aunque sea corto. Es bueno ganar distancia y perspectiva.

Pero hace casi dos meses que virtualmente él vive aquí. Y ahora que trajo el equipaje y entregó el apartamento (que era de la compañía), mis hijos no están felices de que él se vaya.

Ayer se despidieron de él antes de irse de fin de semana. El menor le preguntaba por qué.

- Tengo una carrera en Argentina
- ¿Y dura un mes?
- No, tres días
- ¿Y por qué vas a durar tanto?
- Porque tengo un año que no veo a mi mamá, mi hija y mi familia
- Pero tú los puedes ver por 4 días y ya y luego vuelves...

Ayer también él le cumplió la deuda atrasada al del medio: ir con él a montar bicicleta. Cuando andaban de camino, el niño intentaba explicarle en qué consiste un padrastro...

- Mira, cuando las parejas se divorcian y después cada uno se casa con otra persona, entonces ese es el padrastro...
- Pero yo no estoy casado con tu mamá
- ¡Ay! Tú no entiendes nada!!....
- ....
- ¿Ustedes se quieren, verdad?
- Sí, claro
- Pues ya, eso es... tú eres mi padrastro

Con el mayor nunca se sabe, porque nadie sabe lo que ese muchacho siente, o piensa. Las palabras hay que sacárselas con cucharita. Me da grima tener que quedarme sola con él aunque sea por 5 minutos. Sin embargo, Duke cuenta que con él es muy simpático y muy conversador. Nada, it comes with the territory, es parte de la ingrata tarea de ser madre de un quinceañero. Ser su padrastro aparentemente sí deja.

Ayer le enganché una pukita de mano con la Virgen, porque ella es la encargada de traérmelo de vuelta. O sea, que ya empiezo la cuenta regresiva.... Y voy por 23.

3 comentarios:

  1. Mana

    Se me aguaron los ojos.
    No sé ahora quienes me gustan más:
    El Duke, tú o tus hijos.
    Todo saldrá bien, es que no soy yo y ya me imagino el reencuentro, waoooooooo.
    Que seas feliz Kiara, en esto es todo lo que importa.

    ResponderEliminar
  2. You know I'll be back.
    I hope you were available.
    Love Ya!

    and

    Long live You my Queen!!

    Duke

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?