Follow by Email

miércoles, febrero 17, 2010

Decisiones cada día, alguien gana, alguien pierde... Ave María!

A mí todo me sale bien, y esto se debe a que yo tengo buen ojo para las decisiones que me convienen. Y donde pongo el ojo, pongo la bala.

Quizás se deba a un fuerte instinto de autopreservación. Quizás a la experiencia. Quizás a mi mentalidad matemática.

Pongo por ejemplo el caso reciente de Carlitos. Cualquiera que oyó mi relato de los hechos se escandalizó inmediatamente: ¡¿cómo? ¿que sacaste a tu hijo de la casa?! ¿cómo va a ser?, etc. Pero resulta que ayer fuimos donde la sicóloga y luego de contarle los más recientes eventos y cómo lidié con ellos, me contestó: ¿y entonces, no hubo castigo? O sea. Ella se encontró que yo fui demasiado floja.

Ahora el niño está más tranquilo, porque la experta en esto es mi mamá, no yo, eso se sabe. Pero además yo lo decidí porque entendí que en ese momento era crucial para mi salud mental no oír más quejas de él. Y honestamente, a él no le iba a ir mejor teniendo que lidiar con la violencia que me generó tener que pagar 3 tinacos.

Y no solo es eso. Ayer, algunos minutos antes de encontrarme con Simón estaba revisando todos los mensajes de mi celular, para limpiar (tú sabes, una limpieza general de vez en cuando es buena). Y me encontré con el registro escrito de dos o tres episodios que se me habían olvidado por completo. Y por episodios quiero decir peleas. Precisamente eso le comentaba yo a Jax el otro día, que yo borro las cosas malas.

Por ejemplo, tú sabes que la tarde del tiroteo el Duke fue el primero en llegar donde los "heridos" (es un eufemismo, acribillados sería más exacto). Lo que no te conté y no me acordaba es que el motivo pq estábamos juntos ese 24 de diciembre era porque yo había considerado que convenía más terminar y lo estábamos hablando (ahora mismo me pueden torturar y no me acuerdo por qué fue).

Y a mitad de diciembre otro pinche, por un arbolito de navidad....

Y el 22 de enero, día de la ameba, cuando el Duke volvía de Higüey....

Y el del último domingo juntos solos..... ni te cuento!

Pero todas estas se me habían olvidado.

Una de las cosas que más me gustan de él es que es como taaaaan ingenuo. Cada vez que me ofende ni se entera qué fue lo que hizo mal. He's so clueless. Es sencillamente transparente, que suelta las cosas como le vienen a la cabeza sin pensar en editarlas, en manipular o en qué efecto pueden tener. Es como los muchachos.

Pero una cosa no quita la otra. No le veo lo malo a que un hombre con mujer vaya aprendiendo qué cosas ofenden, y qué cosas no se dicen. Cada vez que él mete la pata yo se lo hago saber. Algún día hay que coger tacto.

Y está el caso de ahora. Todo el tiempo, desde el principio le dije al Duke que en el momento que él se montara en ese avión nos considerara oficialmente terminados. Prohibido llamarme, contarme, mantenerme en ascuas (todo el mundo sabe que yo no sirvo para tener una relación a distancia). Y que si cuando volvía todavía tenía ganas de verme o de saber de mí, que me llamara.

Pero pasa que no lo cumplí. Y en cambio me puse a contar los días. Y mira cómo terminó eso. Porque pasa que el que me dice un número a mí, más le vale tener cuidado. No importa si este número es un precio, una hora, una fecha o un enunciado de matemática booleana.

Sin embargo la primera posición era mucho mejor. Me conviene pasarla en grande. Me conviene no estar pendiente. Me conviene llegar a un punto de desprendimiento en que no me importe si llega el 2, el 7 o el 2011.

Y le conviene a él también. Le conviene no aguantarse mi mal humor, mis pleitos, mi tendencia a ofenderme más mientras más cerca estamos. La única forma como él tiene posibilidades de encontrarme bien es que yo haga mi mejor esfuerzo por ser feliz en su ausencia, no sobreanalize las cosas y no tenga el alma colgada de un hilo esperando su vuelta.

Y como dato adicional, supe que el día anterior a la última vez que hablamos (o sea el día del problema) él botó (o se le perdió) la virgen que le colgué encargada de traérmelo de vuelta a casa....

P.D.: Me estoy enterando en este preciso instante que hoy es Miércoles de Ceniza ¿quién lo iba a decir?

4 comentarios:

  1. leer tu blog me entretiene mucho sobretodo en las últimas horas de la tarde, que son las más pesadas antes de que termine la cuenta regresiva que se acaba a las 6.30... y hasta escribir me ha gustado también...

    hoy me llamó en particular la atención lo del asunto de la virgencita que le colgaste al duke en la mano antes de irse...

    me acordó un par de cosas mías de las que hace un tiempo no me acordaba...

    yo viví 3 años con mi abuela por parte de madre, después de mi última estadía en la clínica RENO, porque ella suele ser la única persona que en verdad me entiende y sabe que detrás de la apariencia y las acciones de esta
    demonia, se esconde el más puro e inofensivo ser humano...

    durante ese tiempo me dediqué a coleccionar estatuillas de la virgen. llegué a tener 17. todavía están allá. soy católica, apostólica y romana por herencia abuelo-materna y además, aunque soy ultra-pragmática he tenido fuertes experiencias religiosas, siempre con la virgen. nunca con jesús, cosa extraña porque se supone que la iglesia se trata de él y aparte de sus enseñanzas filosóficas a mí nunca me ha tocado ni llamado por ninguna parte (entiendase por ninguna parte espiritual, porque yo sé, claro está, que la fe no es sentir sino saber)...

    pues bien, por eso hice mi colección y además rezaba el rosario todos los días para que ella me ayudara porque ni yo misma me soportaba, ni soportaba mi existencia, y en serio, estaba en un punto de no-return en el que sentía que no me podía controlar...

    le tomé un cariño especial y ella a mí igual (de esto tengo pruebas, aunque no físicas), y le pedí que me ayudara a llevar a feliz matrimonio a una persona maravillosa con la que estuve por 6 años, y para ello le ofrecí promesas en Higüey, en el Santo Cerro y en la Iglesia de las Mercedes de la zona colonial. me ayudó y me lo consiguió. al mes de eso me enamoré de la persona maravillosa con la que estoy hoy, en el concierto gratuito que dio silvio rodríguez aquí en el 2007, y de más está decir que terminé con los amores y escribí una carta devolviendo la visa, residencia, el diablo y su hermana que él me había sacado para irme a vivir a USA, un mes antes, a la embajada...

    ese mismo día, (del concierto), por la noche durmiendo, en la cama, y sin querer, se me rompió una cadenita de plata que tenía una medallita de la Virgen de la Merced que me había regalado el novio de los 6 años en su último viaje...

    al otro día él me contó por teléfono que se le había parado el reloj que yo le había dado a el para que lo llevara puesto hasta el día en que estuvieramos juntos...

    caí en cuenta de que cada vez que se había cerrado un ciclo en mi vida, con una muerte, la salida de un trabajo, y hasta ciertas rupturas con hombres, o se me había parado a mí un reloj o se me había roto una cadenita con medalla o alguna pulserita de sourvenir de uno de ellos media rara... los cuentos son largos pero en total han sido 8 veces entre una cosa y otra...

    no se si es destino o casualidad pero ese día resolví que jamás volvería a usar reloj, ni a regalarlo a alguien duyo tiempo conmigo yo nunca quisiera ver agotado... y lo mismo decidí aplicar para cualquier cosa que se rompa: cadena, guillo, pulsera o reloj...

    nota: sé que tengo demasiadas cábalas pero qué se le va a hacer... cada loco tiene un tema...

    abz,

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué divertido! Tan pronto leí esto me fui a ver si el reloj del Duke que yo misma me regalé de San Valentín todavía anda... y ¡oh, sorpresa! está en hora, pero estaba parado el segundero. WTF???

    ....SO I JUMP-STARTED IT!!!

    En fin, que la virgen es también gran amiga mía. En mi caso yo lo sé porque me lo ha mandado a decir.

    Con respecto a la pulserita de la virgen, la medalla se cayó, pero la pulsera ES un rosario y él dijo (en un mail que me mandó, pq todavía no le hablo) que la va a sustituir inmediatamente. Veamos en qué para esto.

    ResponderEliminar
  3. Definitivamente hay cosas "pequeñas" que nos ocurren y que no nos damos cuenta que son señales...sin embargo, no podemos buscarle un trasfondo a todo lo que nos rodea y ya asumirlo como un mandato o visión futuristica también...

    En el caso del Duke, es mas bien analizar por que y para que lo conociste...pasarla bien? o el trampolin perfecto para rebotar con potencia hacia una excelente relacion..?

    ResponderEliminar
  4. pues querida kiara, una que se ha reido más que el diablo leyendo lo que fuiste a ver en el reloj soy yo también... jajajajajaja...

    yo me sentía un poco rara y chamaquita frente a estas cosas pero ya no me siento tan mal...

    y sí, la Virgen como que se encariña con las mujeres media loquitas, sin ánimo de faltar el respeto, sólo a manera de broma y con perdón de su Merced, tal vez porque le tocó ser madre soltera muy joven, en medio de una sociedad como aquella, y aguantarse las críticas de los vecinos, que seguro eran insoportables al punto de que ella tuvo que largarse escondida para donde Isabel, mientras su prometido hasta planeaba dejarla en secreto... una situación difícil hasta en estos tiempos...

    en fin, y esto va para que el duke lo lea, ya que todavía no le hablas (creo), en mi experiencia lo que funciona más, si uno de verdad quiere la persona, es tratar de arreglar el objeto en cuestón. me explico: ajustar la misma pulserita, porque el caso con la vaina es que tiene que ser 'la misma' y aunque quede sólo un pedazo de ella sin la medallita, a los fines de lugar, vale igual. si fue que se rompió y no le falta una parte, se puede arreglar abriendo los ganchitos, uniéndolos y volviéndolos a cerrar con una pinza pequeña, así como las de sacarse las cejas. ya cuando regrese, tú le puedes dar otra medallita y se la vuelven a poner a ESE rosario...

    no sé para ustedes, pero te digo lo que yo entiendo, según mis propias experiencias, de que hayas jumpeado el reloj y de quizás él se ponga a buscar una pinza de cejas a saber donde para arreglar tu rosarito o bien no sé, decida reemplazarlo, lo que les parezca mejor: al menos de momento it seems like you love each other...

    ojalá este sea el caso, porque si lo es y saben como desarrollar el potencial que puede tener la relación, aún puede ser buenasa por mucho tiempo... mientras se mantenga pegado el rosarito y caminando el reloj, ya te jodiste, te cayo la maldición ;oP

    te lo dice la maestra de las excelentes relaciones con los hombres, que bien pudieron haber sido más largas de lo que han sido si yo no fuera acuariana...

    a mí nunca un hombre me ha dejado... después que me dejó mi primer novio a los 15 años... (buena historia esa)

    fui y soy una fast learner en algunas materias, entre ellas el amor, y siempre he sido yo la que ha abandonado porque ya me gusta el próximo... todos me han hecho sentir adorada, admirada, como una diosa, y cosa que a mí me importa bastante: todos me han dado muchísimo dinero... incluso los que han estado atrás del último, han sacado de donde no hay o lo poco que hay, me lo han puesto en la mano...

    los hombres son básicos y simples, y a menos que no tengan complicaciones graves como que las drogas o el alcohol que les dan duro, y siempre y cuando exista afinidad de gustos, o bien pocas diferencias en las cosas esenciales, la mayoría tiene gran potencial...

    así que si en verdad te gusta el duke... buena noticia mi hermana... wish i could tell you more pero él lee todo lo que hay por aquí...

    yo sé que tú eres bien inteligente and you will figure out the keys para que lo disfrutes, por el tiempo que TÚ quieras...

    no creo que al duke lo hayas conocido sólo para pasarla bien o como un puente para otra relación... él no parece ser un caso tan grave que nadamás sirva para eso... dale cabeza...

    out!

    me voy a prentender que hago algo en este trabajo...

    abz,

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?