Follow by Email

domingo, febrero 28, 2010

Índice de pulsión sexual

"Puedo ponerme humilde y decir / que no soy el mejor / que me falta valor para atarte a mi cama"
Joaquín Sabina. A la orilla de la chimenea


Pues el otro día cogí el test "Índice de pulsión sexual", y estos fueron mis resultados:

TU IPS: 94
Tu Índice de Pulsión Sexual es superior al 80% de la población que ha contestado el test. Concretamente, está en el tramo entre el 80% y el 90%. Es un valor muy alto: de cada 10 personas, sólo 1 ó 2 tienen un IPS más alto que tú. Digamos que tienes bastante “peligro”. Te va mucho el sexo, mucho más que a la media, y estás abierto a casi todas las experiencias...

EXPERIENCIA:
Tus respuestas al test indican que eres una persona que ha pasado por un número de experiencias sexuales superior a la media. Se entiende por experiencia sexual no el hecho de haber tenido un gran número de parejas sexuales (esa magnitud se tiene en cuenta en el resultado, pero no es decisiva), sino de la búsqueda y consecución de variedad en el repertorio sexual: situaciones diversas, maneras distintas de vivir la propia sexualidad. Eres una persona inquieta en el plano sexual. Hay dentro de ti un fuerte componente lúdico que expresas y desarrollas a base de inventiva, búsqueda de nuevas situaciones, y probablemente de nuevas personas con las que compartir los placeres y experiencias. No te conformas con tener fantasías; deseas llevarlas a la práctica, y tus respuestas al test indican que lo consigues con éxito. El sexo es para tí más que la simple satisfacción del deseo; es un fin en sí mismo. Mientras que para muchas personas el sexo supone una liberación, una descarga de la libido, para aquellos individuos con altas puntuaciones en esta variable es como un juego, del que se disfruta no sólo del resultado sino de todo el proceso. En tu comportamiento sexual hay un importante componente de osadía, de asunción de ciertos riesgos a cambio de atesorar una nueva experiencia. También se detecta una fuerte pulsión sexual subyacente, un deseo sexual muy consistente y orientado, un pensamiento muy erotizado. Un perfil sexual encaminado a la aventura y al hedonismo. Por último, hay latente en ti una cierta tendencia de egoísmo inconsciente. La búsqueda de satisfacción sexual en ocasiones es más fuerte que las reglas morales. Tu libido y espíritu aventurero suelen imponerse a los tabúes sexuales imperantes en la sociedad.


ATREVIMIENTO:
Las respuestas dadas al test revelan un destacado componente de osadía en tu conducta, por encima de la media. Ello indica una personalidad sexual intrépida, aventurera, amante del riesgo y las emociones fuertes. La idea de sexualidad es innovadora, emprendedora y en cierto modo, impulsiva. No se le da tanta importancia a la cantidad de experiencias sexuales vividas, sino a la intensidad de las mismas. Subyace a estas características una clara pulsión exhibicionista y, en el fondo, una atracción por el lado oscuro del sexo, unida a ciertas tendencias auto-destructivas. La búsqueda del placer a través de situaciones arriesgadas desde el punto de vista social o sexual tiene mucho que ver con el eterno dualismo humano, la mitológica tensión Eros-Tanatos (pulsión de vida/sexo - pulsión de muerte/destrucción). De alguna manera, se puede decir que desprecias la seguridad y la comodidad. Necesitas de innovación, tensión sexual constante para sentirte vivo. Debido a esa necesidad vital de satisfacer la sexualidad afrontando situaciones con alto componente de riesgo, es muy probable que hayas vivido muchas más experiencias sexuales que la media, y que hayas disfrutado de gran variedad sexual. Así mismo, de tus respuestas al test se desprende que probablemente eres una persona muy sexual, con una gran libido y un apetito muy desarrollado. Y aunque obviamente eres persona de gran fantasía sexual, buscas con mucha intensidad que tus deseos sexuales se hagan realidad, y sueles conseguirlo.

INTERNET:
La red no ejerce una marcada influencia sobre tu vida sexual, o al menos, no lo hace en mayor medida que a la media de la población que ha contestado al test. El tiempo que como media pasas conectado a la red probablemente es muy parecido al de la mayoría de usuarios. Haces algún uso de las posibilidades que internet ofrece en materia de sexo, pero desde luego no eres un adicto. Es posible que el uso de la red te estimule sexualmente, o incluso que te sugiera algunas fantasías, pero en general prefieres satisfacerte con experiencias más reales.

AMORALIDAD:
Tu respuesta sexual ante las situaciones en las que intervienen consideraciones de tipo ético o moral es equilibrada. Es decir, en algunas ocasiones tu pulsión sexual gana la batalla a tu escala de valores morales, y en otras es tu sentido ético quien se impone. Esta actitud te sitúa en la media de la población. Tu comportamiento ante conceptos clave como la fidelidad, el respeto a la intimidad ajena, etc. no difiere del que muestra la media de la población: en unas ocasiones se impone tu escala de valores, tu sentido moral, y en otros en cambio, gana el impulso, el deseo... Se puede decir que, en general, para satisfacer tus pulsiones sexuales atiendes de alguna manera a las normas sociales, o por lo menos lo haces en la misma medida en que lo hace la mayoría de la muestra.

AUTOERÓTICA:
Según tus respuestas, tiendes a la auto-satisfacción sexual en la misma medida que la media de la muestra. Para tí la práctica del onanismo es algo natural; ni abusas de ello ni te privas, al menos comparándote con la media de la población. Podemos decir que en general satisfaces tu pulsión sexual en encuentros sexuales con otras personas, o bien, no utilizas la masturbación para reemplazar dichos encuentros ( y si lo haces, no es en mayor medida de lo que lo hace la población que ha contestado al test).

LIBERTINAJE:
Tu nivel de carga sexual, tu libido, son superiores a la media, según tus respuestas al test. Eres una persona con muchas ganas de sexo, un ser muy erótico lleno de deseo sexual. Se puede afirmar que es extraño que desperdicies una sola ocasión para tener un encuentro sexual. Y en efecto, esa carga libidinosa que atesoras es muy probable que te haya hecho disfrutar de un número de experiencias sexuales más alto que el promedio. Se te podría definir en el plano sexual como desenfrenado, en el aspecto de que una vez sientes el impulso sexual, tu inquietud crece hasta que consigues la plena satisfacción. Se percibe también un componente de amoralidad latente en tu conducta sexual; es decir, el ansia de satisfacer tus deseos te lleva en ocasiones a olvidarte, consciente o inconscientemente, de las reglas y normas sociales. Es muy probable que hayas sido muy precoz sexualmente, tanto al iniciarte en la auto-satisfacción como en las relaciones sexuales con otras personas. Con una puntuación muy alta cercana al máxima, esta afirmación se puede hacer rotundamente. En general, según tus respuestas, se puede decir que te dejas llevar por la libido. El impulso sexual puede contigo y, aunque no necesariamente eres inmoral, en la práctica si entre ti y el objeto de tu deseo se interpone la moral, apartarás la moral a un lado y buscarás satisfacer tu deseo. Ello puede implicar infidelidad a la pareja, tener encuentros sexuales en lugares arriesgados, y una serie de situaciones sexualmente estimulantes.

Qué cool, ¿verdad? Lo bueno es que ya casi tengo con quien desquitármelas todas (¡listos!).
 
......2!

1 comentario:

  1. Listo!!!!
    a mi me dió 99
    Hay que corregir esa diferencia!
    do you dare?

    L L t Queen

    ..y qué poquito queda... 2

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?