Follow by Email

sábado, noviembre 08, 2008

Screw me once, shame on you, screw me twice, shame on me (Eduardo. Capítulo 11)

"Cuando le mentimos a una mujer volvemos a ser el niño desvalido que no tiene asidero en su desamparo" Alvaro Mutis. La nieve del almirante

Pues me he pasado los últimos días llevándome de mi amiga Lucy y cogiéndolo suave con Eduardo. Lo que ella me decía es que no fuera tan exigente, que cogiera las cosas como vinieran, sin presión, que fuera su amiga y le siguiera la corriente ¡qué mal! todo ha resultado tal como yo me esperaba: espantoso.

Ya yo comprendía que lo único peor que un hombre casado es un hombre acabado de separar, y pensaba economizarme esa etapa manteniéndome lejos... pero ¡qué carajo! soy débil y he estado jugando con fuego y manteniendo un contacto más cercano de lo saludable. Llevamos ya varios días hablando diario y haciendo planes juntos. Pero todavía hay algo peor: una persona no disponible emocionalmente, con esto no hay remedio porque no importa si están solteros o casados, si te quieren o no, si tienen mil cosas en común... porque estas personas están jugando juegos y haciendo guerra de poder. No te quieren tener ni demasiado cerca, ni demasiado lejos. No quieren compromisos contigo, pero si tú te buscas otro, te dejan. A mí como que se me olvida que este es el hijo de la gran puta que me dejó sola cuando yo me estaba sacando un tumor de una teta y luego ni llamó para preguntar cómo me fue.

El proceso empezó así: en esta semana yo llamé por casualidad a su hermano, Alejandro, para contestarle una llamada que me había hecho más temprano, y de repente me pasa el teléfono y es Hugo, luego éste me pasa a Eduardo "o sea, que los tres andan juntos y no me avisaron, váyanse a la mierda los tres!" les dije y les tranqué el teléfono. Al rato comienza Eduardo a ponerme mensajes, que tan en mí, que vaya para allá. No puedo, ya tengo compromisos previos, que les vaya bien... que no me dice, que eso soy yo haciendo bulto. Entonces los invité donde íbamos Lucy y yo, a estrenar el apartamento de mi compadre, Nilson, siempre pensando que no iban a ir. Pero fueron, cocinamos, comimos, bebimos, la pasamos bien.

Durante la noche él me hizo una pregunta con respecto a un comentario que yo había hecho antes: yo dije que la mentira siempre vuelve and bites you in the ass. Antes, una de las tres cosas que yo absolutamente no podía soportar era que me hablaran mentiras, luego decidí adoptar una posición más zen: yo te creo lo que sea que tú me digas y quieras que yo crea, y actúo en consecuencia.... y como que el mundo es redondo, el resultado de esto lo vas a pagar tú. Entonces yo le puse este ejemplo hipotético: "si tú, por ejemplo, me dices que te divorciaste y ya saliste de tu casa y resulta ser mentira, no importa, yo te lo creo, pero ten por seguro que quizás cuando yo me vuelva a encontrar a Rossibel tu esposa en la calle le voy a decir: supe que te divorciaste ¡felicidades por salir de esa crápula! a tí no te convenía él. Si todo era mentira ya tú verás el lío en que te metes" (dice mi compadre: ¡qué bueno que el ejemplo era hipotético!). Pero bueno, era explicando mi actitud nueva ante las mentiras.

Al día siguiente me desperté ya mal, pensando este tipo se va a desaparecer de nuevo. Pero no, me llamó en la mañana con otra excusa y me habló de juntarnos en la noche. No lo llamé más, sino que salí con Lucy, pero como íbamos pasando frente a casa de su papá y vimos la camioneta, nos paramos y lo secuestramos. No me tocó en toda la noche, aparentaba estar aburrido, pero al final nos dijo que muchas gracias, realmente lo necesitaba porque estaba down y le daba verguenza llamarnos. Pero fue una buena noche.

Ya el viernes llamó solito, cerca de las 8 de la noche para ver en qué yo estaba. Ahí comenzó la puerca a retorcer el rabo, le contesté pásame a buscar y nos inventamos algo, como a las 9 lo llamé y me dice que la camioneta no prende.... decidí dejar eso así. Cerca de medianoche me llama, que se fueron a pie él y su hermano para el parque, que si yo puedo ir. Han pasado ya 3 horas, pero qué carajo, yo dije que sí. Luego de que me cambio me entero por el hermano de Alaska que también anda Hugo (o como le dice él "esa culebra") y que le cuide a sus hermanos. ¡o sea, que a tí te dio tiempo para llamar a Hugo a tiempo, para llegar al sitio, para empezar a beber y ya están borrachos los tres, y tú me llamas a mí a medianoche! no creo no y además, si Hugo va, yo no voy. Decido no ir, pero por lo menos tengo la cortesía de llamar. Dios no permitió que yo me comunicara y como resultado de esto le hago lo que él me ha hecho tantas veces a mí: lo dejo plantado.

Cerca de las 2 de la madrugada me entran juntos varios mensajes de texto y voz que dónde yo estaba ("ta' bien, ta la luciste", "Lalo del diablo, dónde tú estás?") y mensaje de llamadas perdidas que no entraron. Y suena el teléfono, es Eduardo, peleando muchísimo, dice su hermano que estaba histérico, y yo como no estaba por discutir este tema en ese momento me puse alante y les dije que los llamé como 12 veces a cada uno y los teléfonos de ellos no entraban. De repente se ponen a hablar disparates que acababan de chocar a un argentino (¿no andaban a pie?), etc y vainas de borrachos y yo tranco (luego hablamos, le digo).

Lo cual me dio tiempo para planificar con calma mi estrategia. Cuando volvamos a tocar el tema ya tengo la respuesta perfecta con la que me siento cómoda y reivindicada: "yo estaba llamándolos para decirles que no podía ir, porque ustedes están a pie, si yo cojo un taxi para ir donde ustedes después es un lío para volver, y también llamé a Hugo para ver si él andaba con ustedes y me traía, pero no me pude comunicar y no sabía si él andaba con ustedes, no me dijeron".... y es que la verdad siempre sale. Anoche me habló mentira y se jodió él, porque ellas vuelven y te pasan factura.

Yo, por mi parte siento que la balanza está un poquito más equilibrada. Estos son las dos opciones que estuve sopesando: 1° si voy con este pique que tengo probablemente pase una pésima noche y me arrepienta por más de una semana sintiéndome mal, etc, etc y todo el proceso tradicional. 2° si me quedo, la incomodidad me dura solo por esta noche, y mañana él me va a estar llamando a preguntar por mí y coordinar otra salida donde las condiciones puedan ser más favorables. Estaré esperando el próximo contacto para ver qué me responde cuando yo le dé mi recién diseñada excusa marca Acme.

2 comentarios:

  1. Hola Kiara, un amigo mutuo me recomendo que chequeara tu Blog, ese fue Guido. Ya habia chequeado tu Blog, pero no habia comentado. Dejame decirte que segun como escribes te considero una mujer super bien, una "Cura". Como le dije a Guido: Ella es una mujer que me gusta como habla, eso de que dices las cosas como son, como deben de decirse, tienes muchas cosas que me gustan, nos parecemos mucho.
    Soy tambien de los que digo que con cosas mas sencillas que un ramo de flores se les puede demostrar amor a una mujer y eso de lo que dices de San Valentin y las otras fiestas de acuerdo contigo 100%.
    Ojala y cuando yo baje, nos podamos bajar par de potes en compania de Guido.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pareces una mujer calculadora y pausada. Me gusta cuando mencionas que -the truth will bite you in the ass, thats SOOO True.

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?