Follow by Email

martes, noviembre 04, 2008

Tópicos

"No me hizo la menor gracia el comentario. Como diría la comadre Rafaela, perdió una buena oportunidad para quedarse callado" Eliseo Alberto. Caracol Beach

Producto de todas las discusiones producto de borracheras propias y ajenas hace ya algún tiempo definí ciertos parámetros sobre el uso o malgasto de mi tiempo en dichas discusiones. No es que mi tiempo sea tan importante, es que estoy ya prejuiciada contra ciertos temas que desconectan mi cerebro automáticamente.

Mis límites son los siguientes: únicamente hablo de tres cosas, las que afecten 1° mi bolsillo, 2° mi vida emocional o la de mis hijos, 3° mi salud o la de mis hijos. Todo lo demás, lo bloqueo. No es que sea superficial, es que no salgo a la calle a trabajar.

Ya no caigo en ese gancho de estar hablando pendejadas de política o religión en un bar con alguien que no opine igual que yo. Tú no me vas a agarrar matándome con alguien por una discusión dizque de música. Estas discusiones son estériles, me quitan tiempo y cuando termino me siento peor que cuando empecé ¡y yo salgo a divertirme! Hay una criatura de la noche, que no estoy segura si es cubano, pero empieza regado por todas partes y siempre termina en el bar de Odalis, igual que yo.... parece increíble que este tipo se ha metido en controversia prácticamente con todos los hombres con que yo he ido a ese bar ¡por temas de historia! me los secuestra por horas, los gritos se oyen hasta la calle.... sería un digno rival de Simón.

Hay personas con las que evitaré los temas de religión, con otros (casi siempre mujeres) los temas de crianza de los hijos y con algunos otros, todos los temas, todo lo que no sea saludar y comentar el clima, para evitar someterme a la tortura y autoflagelación de una cátedra universitaria seguida de un juicio sumario y posterior ejecución y condena a cadena perpetua de ostracismo social (me refiero principalmente a un joven organizador de eventos y su gran amigo el experto en jazz).

Sin embargo, no tengo que ver para pasarme la noche hablando de sexo y relaciones, porque producto de ese intercambio que yo tenga contigo hoy, aprendo algo y eso influye en las decisiones sobre mi propia vida que yo tomo mañana. Hablaré de cualquier tema de común interés con quien opine lo mismo que yo (o diferente) si es capaz de exponerlo de forma madura y no se lo coge demasiado en serio, y esto es porque este tipo de tópicos no tratan de lo que tratan, son parte de un proceso de conocer a otra persona mejor. Y esto puede influir mi vida emocional.

Por eso es que tus opiniones sobre política no me importan, tus opiniones sobre pelota no me importan, tus opiniones sobre religión no me importan y tus opiniones sobre mí no me importan. Yo no salgo a la calle a sufrir, eso lo sé hacer solita en mi casa, y aún así opto por no hacerlo. La mayoría de la gente que trata de provocarme diciéndome calificativos o retándome se topa con una gran pared de hielo, porque a todo digo que sí y a todos los retos que no.

Tú eres un cuero: sí,
eres una malagradecida: sí,
eres una inconsciente: si tú lo dices....
"a que tú no haces....": a que no
Punto.

¡Ah! y si me acusas de algo ilegal (drogas, líos de dinero) es más fácil todavía: te mando atrás a mi abogado Guido (que para mí es el mejor del mundo) o llamo a la fiscal de violencia de género y ahí cuadraste.

Cuando oigo la sinfonía de plañideros sentados en el valle de lágrimas quejarse, quejarse, quejarse y quejarse de que el gobierno, de que las calles, de la actitud de los cantantes, del dinero o la vida sexual de artistas.... mi cerebro los apaga, lo más seguro abandone el grupo y los deje con la palabra en la boca. La vida es demasiado corta para ser pequeña. Ofréceme algo que valga la pena, que me aporte, que me vuelva mejor, más culta, más saludable o más rica, y me tendrás a tu lado. Propón soluciones, no problemas, genera ideas. Si no, "dámele ahí a delete".

3 comentarios:

  1. K,

    y esa publicidad a Guido?

    Para mi, la mejor forma de comunicar es la accion. vamos a salir? pos cojemos para un sitio donde de beba, se baile, se cante o se rape. el mismo principio se aplica para dias en la playa o fin de semana.

    Odio cuando luego de horas manejando llegas a algun sitio Y hay que sentarse en una sala a siguir hablando basura.

    mis 2 cheles

    ResponderEliminar
  2. Este blog me tiene sencillamente atada... Cada vez que termino un post me digo a mi misma: MISMISMA sigues leyendo maniana pero empiezo el otro y el otro y el otro!!!
    Yo no puedo contigo y tus conceptos K!!!

    I love ur blog!

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?