Follow by Email

miércoles, septiembre 03, 2008

¿Dónde tan lo conguero? pa' que suenen...

Nuestro país está lleno de cueros.

Anoche me mandó un mensaje mi gran amigo Hugo que decía: ¿Y a todas las mujeres hay que comprarlas? Yo le contesté: Sí, pero todas tienen diferentes precios. Porque por supuesto, las hay que te cobran en efectivo, a otras hay que pagarle el salón, el celular, sacarles tarjeta de crédito, comprarles un carro. Los cueros tradicionales exigen anillo y matrimonio, aunque no quieran al hombre (casarse con un hombre por cualquier otro motivo que no sea amor, es venderse) y por supuesto, habrá mujeres que se compran con monedas emocionales; algunas con locas con los hombres con aspecto de tíguere (el bad boy), hablarles mal alante de la gente y pegarles cuernos... y no estoy relajando, te sorprenderías de saber cuántas tienen este precio. Y las hay que solo se compran con cariño, amor y respeto. A mí, por mi parte, me gustan los hombres machos, masculinos, con testosterona, con voz de hombre, manos de hombre, seguridad y que se les pare; que no sean mierdas, ni mamitas, sino hombres hombres, recursivos, creativos, resuélvelo-todo, que todo lo desarmen y lo arreglen (o por lo menos lo intenten) y que tengan, a pesar de su aspecto brusco, un trato exquisito, con dulzura y caballerosidad extremas... con estos especímenes soy débil, no importa lo feos que puedan ser.

Pero el tema viene a que cueros los hay a todos los niveles, esta sociedad sub-educada está produciendo hasta en las clases altas mujeres que están buscando hombres para que les resuelvan sus problemas y algunas veces, hasta sin acostarse con ellos! Mi amigo Simón, mi último rompecabezas, del que hablé al principio, me comentaba que cuando él comenzó a ganar mucho dinero las mujeres le caían encima como moscas, y que al final paró casándose con una porque no era así, y estaba harto de que lo vieran como un pedazo de carne. Comenta él también que a la semana de conocer a una mujer generalmente le está pidiendo ya RD$100,000 y que la tía está enferma y el carro se le dañó y la inscripción de los niños para el colegio, etc... ¿y qué diablos tengo yo que ver con toda esa vaina? En las primeras 2 semanas pensé que quizás por eso no me mostraba interés de ningún tipo, porque quería conocerme a ver si yo era una depredadora. Ya no pienso eso, ese punto sigue inconcluso, cuando yo sepa qué es lo que hay ahí, avisaré.

En fin, que las mujeres no tienen que ver con la posición económica del tipo, sencillamente hay diferentes rangos. Mi amigo Hugo es joven, profesional (ingeniero civil), struggling to get ahead, no tiene un chele, trabaja para vivir, se mantiene él y su camioneta y se ligó con una señorita que, según él, se estaba rebajando mucho en hacerle caso, puesto que la susodicha iba y volvía todos los días al trabajo en jeepeta y con chofer (en ese momento se le olvidó mencionar que se los envía un ex) y además tiene un muy buen celular (que le paga otro). Esta jovencita, a las 2 semanas de estar saliendo con él le exigió que él tiene que pagarle la factura del teléfono porque ella (voluntariamente) gastó RD$2,000 en el mes llamándolo a él. Cuando él se negó, ella lo cambió por otro de la misma oficina ¡que le paga los desayunos en la cafetería! O sea, si nos estamos vendiendo por un sandwich, hay problemas.... El epílogo de esta historia es que ella le envió un mail diciéndole "si tú no me has comprado nada y no me das nada, ¿cómo tú piensas acostarte conmigo?" Y esto no es ni siquiera verdad, en los tiempos que ellos salían y se acostaban, él la sacó muchas veces a comer, a cenar, a beber y pagaba todos los gastos (como es natural), y ella, convenientemente, lo llamaba todos los días 15 y 30. Nótese que estoy hablando de una mujer presumiblemente inteligente, una profesional, arquitecta.

A lo que quiero llegar es a cómo un cuero de marca le arruinó la vida a un queridísimo amigo mío de infancia, el ya mentado Gleider, que por 7 laaaaaaaaaaargos años tuvo amores semi-presenciales con su amada, Angela. Empiezo con la historia de base.

Angela era una gran amiga desde los 6 años, o sea que cuando su familia emigró a Puerto Rico a mitad de año escolar en el 90, ella se quedó los meses restantes en mi casa. Gleider era mi mejor amigo en esa época y llamaba diario y visitaba mucho, o sea, que se enamoró de ella (se cree que por segunda vez, porque ya eran novios en primero de básica). Ella se fué con la promesa de volver tan pronto se graduara de bachillerato (solo 2 años, no estaba tan mal). En el tiempo que ella estuvo por allá ella se consiguió un novio, como no le llegaban cartas de él. Luego se supo que la madrastra se las devolvía. Entonces él consiguió un trabajo solamente para poder pagar las llamadas. Pero no hay mal que dure 100 años... cierto?

Mujer de palabra al fin, Angela volvió en el 92 y procedió a coger pista directo y en vivo para la hermana república de La Vega, a vivir con su madrina y primos, donde ella era la única hembra de la casa (igual que en la suya) y por lo tanto, la reina. Gleider pensó: bueno, es más cerca que Puerto Rico.... ¡qué va! ahí tenía muchísimos problemas para verla porque la madrina no le daba permiso, algunas veces él daba el viaje y se quedaba sin poderla ver. Entonces él, desesperado, le dice: múdate conmigo (ya en este momento él estudiaba Derecho en la mejor universidad y tenía un muy buen trabajo para un estudiante), dice ella: yo no salgo de mi casa si no es con velo y corona... "Ok, pues vamos a casarnos" "Yo no me caso hasta que me gradúe"... En fin, a cumplir la condena completa; 4 años. En este tiempo él se involucra con una muchacha bella, fina, rica y con apellido en la uni, a quien llamaré CC, siempre aclarándole que él tiene una novia y la ama con locura.

Cuando Angela se entera lo bota, naturalmente, y a él le toma como 8 meses que lo perdone. Entonces Angela se gradúa y procede a ¡¡irse para Turquía por 2 años a hacer un MBA!! Justo el golpe de gracia que necesitaba esta relación. En esto, CC salió embarazada y lo obligó a casarse... cuando pasó un tiempo prudente, que él pensó que ya había cumplido suficiente condena y se podía zafar, volvió a salir embarazada.

El último update que tuve sobre estos dos (que ya llevan varios años felizmente divorciados) es que ella inscribió a las niñas en un colegio que él no puede pagar y él se enteró el día que las pasó a buscar para llevarlas a La Salle, que es donde estaban y que él las había reinscrito, comprado libros, materiales y uniformes. Mientras ellas estaban en La Salle varias veces lo llamaron llorando que se perdieron participar en actos porque su mamá las llevó tarde (¡las compadezco!) o eran las 9:30 de la noche y eran las únicas allá. Quizás sea mejor el cambio de colegio, para que CC sea la única responsable de la puntualidad de sus hijas (oh, sí! cómo no).

Angela se casó con un hombre 10 años más viejo que ella, a quien ella trata como un trapo y le lleva mucho a nivel intelectual, y en cinco años no han tenido hijos porque a ella no le ha dado la gana. Eso lo dice todo, y ella tiene ya 33 años. Desirée ha estado llamando a Gleider con cierta regularidad desde el año pasado, para juntarse o algo.... A él, como le sobra lo que a mí aparentemente me falta, cerebro, no le da la gana de dejarse usar como excusa para que ella se divorcie.

Cuando Gleider ve a Angela todavía le tiemblan las rodillas como el primer día.

Todavía está por verse el final de esta saga.

1 comentario:

  1. Caramba...mi hermano Gleider!!! Por cierto...esa foto sí se reconoce. Kiara, me he leído tu blog casi entero...la verdad no es que me sorprende, pero me alegra que hayas encontrado la forma de plantear tu libro de manera virtual.

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?