Follow by Email

sábado, septiembre 13, 2008

El amor de tu vida

"Fuerte como la muerte es el amor, y la pasión, poderosa como el sepulcro" Cantares 8:6

Mi gran amiga Lucy se quejaba frecuentemente que sentía que le habían frustrado una relación con el hombre que ella amaba hace 25 años, y que era el amor de su vida. Algunas veces ella siente también que lo mejor es para ella esperarlo ¡naturalmente, porque es el amor de su vida!

Pero pasa que yo no creo mucho en este mito y estaba comentando el caso con mi compadre, Nilson.

Pero Nilson tiene su historial con las mujeres. Este es el background de Nilson: Primera novia como a los 25 años, en Japón. Luego de un mes juntos, él volvió a su país y procedió a tener 2 largos años de amores de lejos, pero muy lejos en los que se pudieron ver 5 veces. Cuando ella por fin vino a vivir con él, a las 3 semanas se encojonó, le partió la cara y se fue. Lo más duro es que este desamor venía cocinándose todo este tiempo, pero él no lo sabía. Por supuesto que siempre algo se nota, pero si él le preguntaba, ella le decía que sí lo quería, que iba a venir de viaje, cumplía la promesa y esas espinitas de ¡alerta! que se le clavan a uno a veces, quedaban sepultadas por los hechos.

Luego, cuando por una oportunidad de trabajo fue a vivir a Costa Rica, ahí encontró la horma de su zapato. Encontró una digna sucesora de la japonesa, Susana, que asumió el papel de tratarlo como un trapo y ponerlo de relajo, como le gusta a él. Luego de 5 largos, excitantes y dolorosos, felices e infelices, pero nunca aburridos años, él decidió seguir su camino con o sin ella... y ella decidió que sería sin ella entonces.

Por supuesto, solo era cuestión de tiempo para que lo transfirieran a otra parte, en este caso Panamá y que él volviera a enamorarse. Con esta novia él no tenía quizás todo lo que quería, porque sentía que ella hacía todo por complacerlo, pero que ella misma no era nunca feliz. Pero le proporcionó paz y le proporcionó estabilidad por un buen tiempo... hasta que llegó la separación. Él volvió a su país, y empezaron los planes de una posible boda, en fin que ambos pasan de 30 años y tenían un año y medio juntos.

Entonces, después de 2 años en el olvido, volvió Susana, y llegó con los pantalones puestos y el cuchillo de Rambo en la boca dispuesta a matar o morir para recuperar a su hombre.

Es necesario aclarar que mi amigo Nilson mejor se muere que no ser íntegro, porque los principios le pesan, el honor le pesa. O sea, que la mortificación y el sufrimiento que le produjo este desencadenamiento de los eventos no tiene forma de comprenderse el que no lo ha vivido. Ahí estaba don Nilson, muy campante y muy confiado de que su vida está resuelta y llega la tentación en forma de una mujer extremadamente bella y perfectamente compatible con él.

Pues resulta que cuando estábamos hablando del tema yo le pregunté: "si tú te casaras ahora mismo con Mai, ¿te quedarías con la añoranza del qué hubiera podido ser con Susana?" me contesta que sí. Entonces le pregunto: "y si te casaras con Susana, te quedarías con la duda de qué hubiera podido ser con Mai?" me contesta que sí, por supuesto.

Esto a oídos inexpertos puede sonar como confusión y el susodicho no sabe qué hacer. Pero yo que lo conozco lo veo claro como el agua: Si después de 2 años sin oir siquiera la voz de Susana y 1 año y medio de amores con tu novia ambas tienen el mismo peso aparentemente, esa es una voz de alarma multicolor y con fuegos artificiales.

Cuando Susana llegó y le dijo, "oye lo que hay, tú eres el amor de mi vida y yo no voy a permitir que tú te cases con otra a la que no amas. Los inconvenientes por mi parte que nos impedían estar juntos ya están resueltos y vengo en Diciembre a casarme contigo".... bueno!!!!! no le quedó más remedio que hacer lo que él nunca se hubiera imaginado, lo impensable, lo más imprevisible... se quedó toda la semana con ella y el lunes llamó a Mai y terminó con ella por teléfono.

Entonces fue que llegamos a una teoría conjunta con respecto al amor de tu vida, si es que existe: El amor de tu vida es una persona que aparece luego de años de separación, conectan como el primer día, se ven las chispas y puede hacer que tú dejes cualquier otra relación en que tú estés porque esta persona apareció. Y el amor de tu vida es también aquella que si tú estás con ella en ese momento ¡¡¡jamás te hubieras volteado ni siquiera a mirar a la otra!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?