Follow by Email

domingo, septiembre 21, 2008

Límite entre el respeto y la falta de interés (Eduardo. Capítulo 3)

"I miss you. But I don’t need you.
I love you. But I can love another more.
I wish you would come back. But I can move on.
I wish you would fight for me. But I’ll find someone who will.
I hurt. But I’ll learn to love again.
I’m angry. But I’ll forgive.
I’m lonely. But I’ll soon be connected.
I hate you. But I thank you for everything I’ve learnt.
Life was so good with you. But it will be extraordinary with someone else."

Open Heartbreak. Hot Alpha Female @ http://www.baggagereclaim.co.uk/


He terminado dos relaciones importantes por NCR (No Contact Rule) que es lo más sencillo del mundo: se rompe el contacto radical y definitivamente para siempre, o por lo menos por un par de años. Esto no es una estrategia, para hacer show y que el tíguere se desespere y vuelva haciendo lo que a tí te de la gana, y no es manipulación.

Es genuinamente autopreservación, es parar el masoquismo y la auto-flagelación de dejar que nos use una vez más, que nos convenza una vez más, que nos manipule una vez más y luego... que nos maltrate una vez más.

Este método está reservado para los que no aceptan un no, para los que te dicen que sí lo aceptan y al otro día te llaman como el primer guandul tratándote como si estuvieran en su mejor día de novios, en los tiempos de la nube rosada y por último, está reservado para quien te viola un límite que era absolutamente inviolable... sea que tú supieras que ese era tu límite, o te acabes de dar cuenta que hasta ahí no llegas.

Pero cómo reaccionan estos hombres luego de que uno les aplica la regla del no contacto es lo que me ha estado creando confusión. Ahora yo tengo problemas estableciendo límites entre respeto y falta de interés... y aunque ya no debería importarme, me importa.

Este es el primer caso, mi ex-esposo Adrian, quien me acosó y persiguió en progresión ascendente por par de años. Le puse 2 denuncias por violencia psicológica (la primera cuando se trató de ahorcar alante de los niños, la segunda cuando me amenazó a mí), salió de la casa, mantuvimos el contacto, excelentes relaciones, mantuvimos por un tiempo un excelente ritmo sexual.... y al poco tiempo volvió a la persecución, la llamadera, revisadera de celular y acoso a todos mis amigos. Cuando, aprovechando la confianza, entró a mi casa y me robó el dinero que yo tenía... ese fue mi límite.

Luego de esto se dedicó a llamar insistentemente, a aparecerse tumbando la puerta, a mandar emails, a mandarme a decir cosas con amigos en común, a dejarme cantidad de mensajes por el celular por varias semanas, hasta que comprendió que yo soy inflexible. Ahora manda en promedio un mensaje de amor o algo así mensual, supongo que solo para mortificarme.

Dado el entrenamiento que yo he obtenido en estos meses en ese departamento yo sé que esto no necesariamente es amor, sino control. Estos hombres quieren ser ellos quienes te dejen a tí; es un asunto de poder jugar contigo como si fuera un yo-yo.

Entonces tengo la situación de un hombre que amé mucho 1 mes después de terminar definitivamente con este (soy una gente que se cura rápido). Anteriormente me había referido a él como Harry Potter.

A partir del momento que decidí no contactarlo más, a mitad de mayo, me ha hecho como 2 llamadas que no he contestado, me ha mandado 2 mensajes, me ha hablado 2 veces por messenger y una vez me saludó en vivo todas con igual resultado. Y parece que hace 1 mes fue que se vino a dar cuenta que yo no le hablo. Lo sé porque un amigo de él que me quedó de herencia dice que él le preguntó qué me pasa... ¡qué bien! y yo todavía tengo la autoestima de creerme que fui yo la que terminó con él!!

Sin embargo, ahora no me puedo decidir... He estado pensando: este no me ama como me amaba mi esposo. Pero ¿no es lo correcto lo que él está haciendo? ¿respetar? de hecho ¿no es ilegal lo contrario, lo que hacía Adrian? ¿cuáles son los límites?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?