Follow by Email

martes, agosto 04, 2009

En defensa propia

"Es nuestro arcaico corazón, rebosante de sueños insatisfechos y de violencias, temeroso y temerario, el cruel tirano que nos humilla y martiriza, que nos colma de promesas y tiende el velo del engaño ante nuestros ojos."
José Manuel Fajardo. El converso


Pues a todos mis amigos (y a algunos de mis lectores) se les ha cogido con la misma vaina. Una de dos, o están haciendo un complot en mi contra, o hay algo que yo no estoy viendo. Whatever! La verdad que esto de estar trabajando 16 horas diarias, comiendo mal y no saliendo (casi) me está haciendo daño.

Pues cuando yo hablaba el año pasado de que no creo en los sentimientos, no me refería a que no existen (de hecho, se ha sabido que SÍ existen, figúrate), sino a que no importan, porque no son una base suficientemente sólida para fundamentar decisiones en ellos.

La teoría de esta gente es que yo estoy enamorada ¡tremenda vaina!

Primero. Lo dudo (por aquello de que yo no me enamoro y tal).

Segundo. Si yo viniera a enamorarme después de grande, sería un enorme privilegio que fuera de una persona tan especial como él.

Tercero. ¿Y?.....

...si este fuera el caso ¿qué me vale eso a mí? La verdad es que yo no me voy a volver a casar, esa decisión está tomada. Y no vuelvo a tener relaciones serias, que impliquen fidelidad, porque no lo voy a cumplir. Yo no pienso dejar de conocer personas nuevas, o de salir, y yo no soy charlatana para estar hablando mentiras. Cierto que dicen que hablando la gente se entiende, pero honestamente, ningún hombre en su sano juicio va a aceptar las condiciones mías.

La pareja que era mi paradigma de relaciones fuera de lo común, en este caso una relación abierta, hace unos meses que se fue de nalga. Como es lógico que pase cuando queremos ser Dios y seguir esquemas inventados por nosotros mismos. Demostrado que todo lo que no sea el good ol' fashioned marriage entre dos personas, no funciona. El formato aquél de vivir la vida en pareja y cuando se hacen la vida imposible, divorcio contigo, es el único que está probado que funciona. Todo lo demás es paja de coco. Y yo no quiero esto. Prefiero estar sola.

Entonces la gran solución es que si yo osara enamorarme acabaría mal como quiera. Porque no podría nunca compatibilizar mis deseos con mis necesidades. Esta sería la receta segura para joderme ¡y por voluntad propia!

Mientras tanto, hacer lo que me dice mi amiga Marlene: "dejar el agua correr, y si el agua sube, tú te sales, y si se estanca ¡también te sales!

1 comentario:

  1. Mi percepcion es que los sentimientos son muy lindo del punto que uno lo mire; ejemplo tu amas a alguien pero él no te ama como tú lo ama a él. es duro el sentimiento...

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?