Follow by Email

jueves, agosto 13, 2009

Písenme, coño!

"… no le tengo miedo a nada. Más bajo no puedo caer. Toqué fondo en serio. No tengo absolutamente nada que perder. Puedo hacer cualquier cosa, que peor no voy a estar. Soy inmune. Si alguien me quiere hacer daño está jodido, porque llegó tarde; ya me hicieron de todo ¿Qué va a inventar? ¿Romperme el corazón? Llegó tarde. ¿Dejarme en bancarrota? Llegó tarde. ¿Arruinarme la cara y dejarme deforme? Llegó tarde. ¿Destrozarme la autoestima? Tarde, chiquito."
Carolina Aguirre. www.ciegaacitas.com


La verdad que yo tengo que estar loca. Como dice el Duke, yo tengo un letrero entre el medio de la frente que dice: "písenme, coño".

Cuando yo escribí el post "en defensa propia" me prometí a mí misma no publicarlo ("no lo voy a publicar, no lo voy a publicar, no lo voy a publicar..."), pero cuando lo ví terminado, tan perfecto y tan honesto.... no me pude resistir. Incontinencia literaria.

Siempre me expongo más de lo que querría, y más de lo que yo misma considero prudente. Pero ser autodestructiva, that's my thing.

Queda claro que mi gran estrategia para protegerme de los sentimientos y emociones no es construir una muralla gigantesca e impenetrable alrededor de ellos, sino todo lo contrario..... usarlos hasta que se gasten, hasta que pierdan el brillo. Como dice la sabiduría popular: "what doesn't kill you, makes you stronger", versión aplatanada: lo que no mata, engorda.

Le huyo como el diablo a la cruz a que me acusen de sentir algo (¡lo que sea!), pero mi gran solución es ser brutalmente honesta, exponerme a los comentarios y murmuraciones hasta la extenuación, hasta que me acostumbre a siempre oír la misma cantaleta de la gente y ya no importe más. Una estrategia de masoquista total. Quizás después de compartirlas, las cargas pesan menos.

He aquí un ejemplo, voy a contar algo que no debería: Anoche, después de una hora de conversación con el Duke, intercambiamos algunos mensajitos, antes de dormir.

En uno de ellos él me decía: "Just tell me when you want to run away"
Yo le contesté: "I already did, but you didn't let me go" (habíamos estado relajando con este tema todo el día, en las primeras 500 conversaciones)
Él me dice: "but if you really want it, just let me know and consider me gone"
Le respondí: "Why would u say that? I don't want u gone. I really love u, I want u around" (más clara de ahí, ni el agua).

Eso es todo, después procedió a despedirse y desearme buenas noches. No volví a saber de él, desapareció entre la bruma.... se lo llevó el viento ¿Alguien puede explicarme qué diablos hice ahora?


P.D.: Esta era otra entrada que había prometido no publicar jamás, pero después calculé: es mi bló, es mi vida, yo soy la protagonista y dí el permiso.... ¡no hay nada que hablar! ¿qué más podría perder?

2 comentarios:

  1. No hiciste nada, te expusiste y le diste armas,,,...Segun lo has descrito y el te ha puesto comments, parece ser que es alguien con cierta superioridad intelectual, personal y social,,,con algo de maña quizas, lo basico para echar una buena partida de juegos mentales...te sabe joder...

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente he creado un MONSTRUO! JAJAJAJA COMO ME LO GOZO!

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?