Follow by Email

miércoles, marzo 11, 2009

El dominicano fiel

"¿Yunior?
¿Qué?
¿Estás despierto?
Si esto tiene que ver con Star Trek...
No tiene nada que ver con Star Trek. Tosió. Me he enterado por una fuente fiable que ningún varón dominicano jamás ha muerto virgen. Como tú tienes experiencia en estas cosas... ¿crees que puede ser verdad?
Me incorporé. El tipo me miraba con fijeza en la oscuridad, serio, súper serio.
Va contra las leyes de la naturaleza que un dominicano muera sin haber rapado por lo menos una vez, Ó.
Eso, suspiró, es lo que me preocupa.
Entonces, ¿qué ocurrió a principios de octubre? Lo que siempre les pasa a los playboys como yo.
Me agarraron.
No fue una sorpresa, dada la vida tan disipada que llevaba. Ni tampoco fue una cosa sin importancia. Mi novia, Suriyan, se enteró que andaba con una de sus hermanas. [...] Era la segunda vez que me pillaban en dos años, un récord incluso para mí. Suriyan se volvió loca y me atacó en la línea E. Los muchachos se reían y corrían y yo me hacía el que no había hecho na. [...]
Debí haber tratado de ingresar en algún programa de rehabilitación de chochacólicos. Pero si piensan que eso es posible, entonces no saben nada de los hombres dominicanos."

Junot Díaz. La breve y Maravillosa vida de Óscar Wao

¿En qué se parece un dominicano fiel a Superman? En que ninguno de los dos existen.

El hombre dominicano ha redefinido el término fidelidad.

Dominicano “fiel” es aquél que cuando está en pareja y muy enamorado y solo tiene ojos para su mujer no sale de cacería y solamente se acuesta con las que se le peguen, para no pasar por maricón. O sea, él no inicia la persecución, sino que “lo obligan”. Increíble esa vaina. Esto es lo mejorcito a lo que una que se meta con un dominicano puede aspirar, sobre todo si viene acompañado de los siguientes accesorios: buen trato, buen humor, buen padre, siempre pone a la esposa o novia primero y así se lo deja saber a las demás y hace el allante alante de todo el mundo de ser fiel. Si se ha resbalado algunas veces por lo menos no lo anda pregonando. Y de verdad la quiere.

Dominicano infiel viene siendo el que te mira, te monta, te pide el teléfono, te pide que te acuestes con él y además te explica que él y su novia o esposa no hablan, no viven juntos, no se quieren, no se acuestan. Siguen casados por los niños. Esos son los descarados ¡qué cojones!

Cuando la familia de mi segundo esposo llegó al país una de las cosas que más les sorprendió es que todos los hombres tuvieran 1 o varias queridas como nada. Esto pasa con todos los sudamericanos, que por más drogas que vendan o más gente que maten respetan el matrimonio.

Por supuesto que en todas las sociedades hay índices mayores de fidelidad dentro de las poblaciones religiosas. En el caso dominicano se definen así: Los hay que luego de muuuuuchos desórdenes, de singar con todo lo que se le moviera por delante, de su mujer dar mucha rodilla y aguantar cantidad de vainas en algún momento de su vida se convierten, y empiezan una vida diferente de los old ways. Y hay otros que son sanos y tranquilos desde pequeñitos, con muy buenos principios y una excelente familia. Pero a todos les llega su día, y como dominicanos al fin, con la entrada a la vida social y al mundo laboral y los afanes de la vida diaria se alebrecan un día. Puede que sea una transformación gradual, un alejamiento progresivo de la iglesia por estar “muy ocupados”. Y puede que sea un corte radical incluyendo cambio de estilo musical, corte de pelo, vestuario completo, piercings y tatuajes e incursión al mundo de las drogas. En cualquiera de ambos casos no son fieles integrales. Son fieles por una parte de su vida.

El único hombre dominicano fiel que yo he conocido en estos 33 años es mi mejor amigo, mi compadre Nilson. Cuando tenía amores con la japonesa y se vieron solamente 5 veces en 2 años él no le era infiel ni con el pensamiento. Varios años más tarde, cuando se interesó en una chica de Panamá él llevaba algunos 5 años en una relación disfuncional e intermitente con la de Costa Rica. Entonces le dijo a la de Panamá: “espérame un momento, vuelvo ahora” y se fue para Costa Rica a terminar con Susana, como debía de ser y entonces empezó a tratar a la otra. Sin embargo, a todos les llega su hora. Hace un año Susana llegó de improviso aquí y le dijo que tenía que dejar a la otra y casarse con ella porque él era el amor de su vida. Después de 1 semana rapando como conejitos (sin haber terminado con la otra para que no le hiciera la vida imposible) llamó por teléfono a Panamá el lunes y terminó con la novia. Susana llegó en enero a vivir para acá y se casan en 4 meses.

O sea, que no vale…. a todos les llega su turno.

Recuerdo otro caso, de uno de los dominicanos más buenos y fieles que he conocido. Fue jefe mío por un tiempo. Después de dos matrimonios, el tercero fue simultáneo con su tercera esposa y su otra mujer, con la que tuvo 3 hijos en el mismo período de veintipico de años. O sea, que él le era fiel a las dos. Y por fiel quiero decir que solamente se acostaba como con una al año. Aparte de sus dos esposas. Por fin su tercera esposa decidió liberarlo del compromiso de seguir con ella y se divorciaron.... se quedó con la que antes era la querida y sigue con su promedio bajísimo de una o dos mujeres adicionales al año.

Excelente ¿verdad? Por eso es que yo he decidido que si yo voy a vivir con estos parámetros yo puedo cumplirlos perfectamente. No tengo problemas en ser fiel igualito que como los hombres dominicanos son fieles. Es un buen arreglo y total, esta calle es de dos vías.

3 comentarios:

  1. K,

    La mujer es igual de "fiel" que el hombre dominicano. Parece ser que no es cuestión de género, sino de nacionalidad!

    La diferencia es que la mujer hace su lío sin hacer ruido, con hombres/mujeres de su confianza. Si la mujer tiene que perder, pegará cuernos con alguen que va a cuidar se secreto,y rapará de a duro (nunca uno se dará cuenta, al menos que ella quiera.

    ResponderEliminar
  2. Es muy raro que yo dé una opinión categórica y radical, pero tengo que hacerlo. No estoy de acuerdo para nada.

    Yo he conocido con certeza absoluta, definitiva y 100% mujeres fieles por todo el tiempo que estuvieron casadas (y estoy segura que tú también). Han existido también mujeres que se han casado vírgenes (por ejemplo, en los años 50 y 60).

    Pero nunca, nunca, nunca, nunca, en ninguna época y de ninguna edad nunca, ni por milagro, ni en casos excepcionales he conocido a un hombre dominicano que haya sido fiel 100%.

    O sea, puede demostrarse que en toda la historia de la República Dominicana POR LO MENOS HA EXISTIDO 1 MUJER FIEL. Y no se puede decir que en 500 años nunca se ha sabido de 1 solo hombre fiel absoluto.

    Quizás lo que pasa es que estás un poco confundido en el inmediatismo. Estás comparando las mujeres y los hombres que conoces ahora, y la comparación es válida. Pero en toda la historia de nuestro país, hombre dominicano tiene que tener varias al mismo tiempo.

    ResponderEliminar
  3. A ver, aquí el problema está en querer "igualdad". Las mujeres dominicanas buscan esta "igualdad" siendo infieles ellas también y negando su naturaleza. Me parece fatal, no logran controlar a los hombres dominicanos y se rebajan a su nivel. Es muy triste, pero es así. ¡Qué pena!

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?