Follow by Email

lunes, mayo 02, 2011

HP es un santo

Ahora veo que Eduardo era un santo.

Sabemos que cuando un hombre te trata mal, esa es su manera no tan dulce de decirte que se quiere dar de baja.

En mi terapia del jueves pasado aprendí que cundo un hombre que terminó contigo tiene detalles caballerosos, te ayuda haciendo por tí cosas que no le corresponden --en fin, da muestras de amor, responsabilidad o compromiso-- lo que quiere es atraerte. Porque sabe que si deja de hacer lo que a tí te gusta la ruptura será definitiva.

O sea que te está dejando, pero no te termina de soltar completamente. Es la típica manipulación del frío-caliente: "no te alejes tanto, que me congelo ¡¡NO TE ACERQUES, QUE ME QUEMAS!!"

Sí. Definitivamente. Visto bajo esta nueva luz veo que HP era ni más ni menos que un santo: una sola ruptura UNA SOLA VEZ en diciembre, breve, cruel y contundente (por mal que me cayera en ese momento)... y para estas mismas fechas del año siguiente ya yo ni me acordaba del color de su camioneta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?