Follow by Email

domingo, octubre 25, 2009

Los diciembres están cagados

"These boots are made for walking and that's just what they'll do
One of these days these boots are gonna walk all over you"
Nancy Sinatra. These boots are made for walking


Estaba leyendo yo un bló que sigo, el de Mr. JS, y él contaba que le gustaría pasarse una Navidad enamorado, pero que no pega una.

Diciembre es fuera de toda duda mi mes favorito. Pero coño, qué maldito récord! Yo tengo mi propia colección de navidades trágicas (con compensaciones algunas de ellas). A ver cuándo agrego otro ejemplar.

Todas mis relaciones serias se terminaron en diciembre. ¡Y eso, que ese es mi mes aniversario! Para mí el bonche empieza el 29 de noviembre y termina como el 10 de enero.

Mi primer novio serio (o sea, el primero que no era gay) fue el del high school. Duró conmigo de los 15 a los 18 años. Ese 31 de diciembre yo lo llamé y le dije: oye algo, haz lo que te dé tu maldita gana, yo no me quiero juntar contigo hoy... y procedí a irme con quien al poco tiempo se convirtió en mi primer esposo.

4 años más tarde, el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, Edgar se fue de la casa porque Adrian se había mudado, convirtiendo esta fecha en aniversario de mi primera separación y mi segundo matrimonio.

Misma fecha, en nuestro aniversario 10 años más tarde, tuve que sacar a Adrian de la casa fiscalía de por medio. ¡Qué antichévere!

Y el año pasado, no es que importe, pero el 21 de diciembre de regalo de cumpleaños aparentemente, Eduardo me dio la archiconocida insultada de mi vida, lo cual se convirtió en una ruptura tácita y mi liberación automática de aquél despeñadero, por razones obvias. Esta relación que solo existió en mi mente no la cuento como trascendente ¡pero no puedo negar que esta califica como la ruptura más traumática ever!

Y ahora llevo ya 3 laaaaaaaaaaaargos meses con el Duke.... y mis estadísticas decembrinas no son lo más alentador del mundo. Y pregunto yo: ¿será este nuestro diciembre? Esperemos que no. Sólo queda amarrarse el cinturón, prepararse para lo que venga... y pa' tra' ni pa' coger impulso!

5 comentarios:

  1. Kiara, graciar usar mi post como "musa inspiradora" para este post!

    Te comento que la navidad tambien es mi epoca favorita del año, que se yo, se me sale la alegria, el salir a andar, el "friiito", las luces y el ambiente festivo en las calles, definitivamente me encanta!..peeeeero no se que diablos es NUNCA he tenido una relacion en esa fecha, todas estan determinadas a suicidarse en plena navidad! mieeeeerda, no entiendo, pero na`..siempre habra vodka y amig@s para compartir!

    ResponderEliminar
  2. Yo por las dudas ya compré dos botellas de champagne. Una por si la comunión sigue y otra por si hay que despedirse.
    Por cualquiera de ambas que nos decidamos habrá una botella de sobra, entonces también la compartiremos.
    Cheers

    Long Live The Queen!

    Duke

    ResponderEliminar
  3. Pues salgamos de dudas... nos las bebemos cuando tú quieras y donde tú quieras, y después a donde nos lleve la noche!

    ResponderEliminar
  4. Nice..... very nice....
    Yo creo que es un mal general, este año cambiare la tactica a ver si resulta

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?