Follow by Email

lunes, enero 19, 2009

El centro de mi cama

"En casa de María
de Magdala
las malas compañías
son las mejores"

Joaquín Sabina. La Magdalena

Reconquisté el centro de mi cama. En todo el último año me la pasé usando el mismo lado de la cama que usaba los últimos tiempos casada. Mi costumbre siempre ha sido tener la mitad de la cama llena de cosas: la cartera, toda la ropa que me he medido antes de decidirme, los libros, revistas y brochures que estoy leyendo, los accesorios que me quito. Adrian siempre peleaba por esto y decía que yo siempre le dejaba su lado lleno de porquerías, y las quitaba. Pues por un año he seguido llenando de basura el lado de él, para no perder el hábito. Pero hace dos noches que por fin dormí en el medio de la cama... quizás tenga que ver con una sucesión de eventos que empezaron el jueves en una exposición de arte y terminaron por la ocupación masiva el domingo de mi cama por grupos variados que incluían el kit completo (algo nuevo, algo viejo, algo azul y algo prestado) y la compra de 4 afeitadoras.

Todo empezó con la inauguración de una exposición de arte el jueves en la noche. Ahí conocí a un viudo con 4 muchachos... alto, bello, joven y bolsa (como me gustan a mí) y más tarde, cuando se terminó, me fui después para Cane y Zenses que quedan al doblar de la esquina. El problema es que no me acuerdo prácticamente de nada. En Cane encontré al dueño con 3 amigos de infancia y me senté con ellos en la mesa a cherchar, uno de ellos que es escritor ya me dijo que yo soy un personaje en su próxima novela, no me imagino por qué. Luego, en Zenses no dudo que la pasé bien, pero tampoco aseguro nada porque la verdad es que no tengo idea cómo salí de ahí. Sí sé que al final, como a las 5 de la mañana, volví a mi casa con 2 amigos, Gleider y Ian, con los cuales para empezar no recuerdo haberme juntado.

Entonces decidí volver el viernes a los mismos sitios a averiguar qué pasó. Cuando llegué a Zenses un tipo me dijo que yo lo había besado y estaba riquísimo (!!!), otro me dijo que se quedó esperándome afuera (!!!!!) y por último, un camarero me contó que él fue quién me llevó hasta el carro, puesto que yo me le reguindé y se lo pedí porque no podía caminar. También me contó que fue un taxi y que yo iba para la zona colonial. Pero pasó algo interesante cuando Lily y yo salimos de ahí. Ella estaba con un tipo que acababa de conocer y como queríamos irnos y él nada de salir del baño, decidimos irnos y punto. Pues el caso es que el tipo nos siguió hasta Emparedado sin darnos cuenta y allá fue y le echó un boche a Lily como si ella fuera su hija, y además se fue por ahí estrallando puertas. Ésos son el tipo de locos que nosotras nos encontramos en la calle.

El sábado en la tarde me llama un amigo y me dice que viene a buscarme para irnos a la casa de la "novia" mía (por lo menos, así le digo yo desde que ella me pidió amores) hasta que apareció Lily y me sacó de ahí arrastrada por las orejas porque quería que fuéramos al Mesón de Bari, donde nos esperaban "unos amigos" según ella me dijo... ¡oh, sorpresa! el gran personaje que nos estaba esperando era el tipo que le hizo el berrinche en la calle la noche anterior. No es de extrañarse que al rato ella estaba buscando como desecharlo para quedarse con un flaco que conoció y le gustó más (a pesar de que el tipo me mordió en el cuello alante de ella).

Pero cuando nos escapamos para Casa de Teatro fue que empezó la racha mía. Me encontré al viudo de la exposición, conocí un par de hombres interesantes (todo por mantenerme lejos de la mesa de nosotras y ese creep que se buscó Lily) y 2 maricones se volvieron locos conmigo (según ellos por mi aspecto) y me besaron! Nunca me había pasado algo así... a veces yo le gusto a mujeres, pero nunca a hombres gay. Pues nada, que cuando llegamos al bar de Orisell lo primero que encuentro es a otro maricón que me llamó y me dijo que yo era la persona más cool y más interesante de todo el lugar y nos pasamos la noche cherchando. Estoy casi segura que éste no me besó, pero quién sabe.

Una chica que andaba con él, Chiara dijo que yo era su futura novia... y yo, con esta mala costumbre que tengo de decirle que sí a todas las mujeres que me piden amores le dije que claro que sí, que no había problema. Pues Chiara se pasó la noche entera comprándonos cervezas a mí, a dos amigas más y a una stripper brasilera que estaba allá en el bar encuerándose por hobby. Cuando decidimos irnos la jeva comenzó a hacerme un show de celos con las otras 3 y tuvimos que hacer un acto de desaparición. Parece ser que muchas de las noches mías en sitios públicos están terminando igual: yo teniendo que esconderme o salir huyendo despavorida. La jeva nos siguió hasta el aparta-hotel de la brasilera, donde fuimos a hacer una parada técnica y nosotras nos metimos para adentro hasta que se fuera. La brasilera le dijo que es que allá no se aceptan hombres (jijijijiji).

Luego vinimos para mi casa a hacer --como le digo yo a los hombres para mortificarlos-- un pijama party, pero sin pijamas. Cuando por fin nos despertamos, como a las 4 de la tarde, Chiara me llamó para invitarme a comer. La brasilera estaba tratando de que le dijera que sí y me las llevara a todas ("dile que si ella no sabe que nacimos pegadas, tú conmigo, yo con ella y ella con ella") para que las invitara a comer y después las llevara a todas a su casa. Pero al final votamos que no, cocinar aquí e irse en taxi ¡cualquier cosa para no ver a esa mujer de nuevo! Lo que menos necesito yo es una acosadora persiguiéndome y peleándome. La brasilera se fue, porque tenía que ir a misa y la otra porque tenía trabajo. Entonces quedamos 2 y llamaron la gente de la tarde anterior entre ellos Selena, la novia mía, para coger para acá.

Ese día sobra decir que desayunamos cerveza, comimos cerveza y cenamos cerveza. Las 2 meriendas también fueron cerveza. Los demás que no son yo también tomaron postre, de esos aditivos que les gustan a ellos pero que yo no uso porque a mí mi mamá me enseñó que eso es malo y yo prefiero creerle a ella que a un grupo de vagos e irresponsables. En alguna parte la noche paró en que las mujeres amenazamos con encuerar y afeitar al vasco que tiene más pelos que un mono y desórdenes subsiguientes.

El lowlight de la tarde: cuando Selena me salió con una de las suyas "¿y si yo me enamoro de tí?". Ahí es que ella se pasa, ésas son las vainas que me quillan, sus relajos pesados, las burlas que nadie entiende y el pésimo ojo para elegir pareja... por algo será que está soltera a los 36 años a pesar de ser bella, flaca e inteligente. Entonces le contesté de la única manera posible: brutalmente honesta "Ni se te ocurra! Terminantemente prohibido. Yo soy un tíguere, yo uso a la gente y la dejo" Bueno, ella se lo buscó... no me enamoro yo de los hombres, que sí me gustan....

Anyway. La parte del sexo estuvo perfecta. Había en el grupo un viejo amigo, no es un gran amigo, pero es un viejo amigo, y gran persona y además muy dulce. Me acompañó a bañarme, luego intentamos echar un polvo y estoy casi segura que fue mi primer orgasmo desde que empecé a tomar antidepresivos (que como todo el mundo sabe matan el deseo sexual). O sea que fue una experiencia súper chula, fue con alguien de confianza, sentí una gran conexión y ¡por fin! eché un polvo que bastante falta me estaba haciendo. Lo tomaré en cuenta para la próxima: solo acostarme con viejos amigos... eso con gente nueva no ha estado funcionando bien.

Ahora ya soy oficialmente dueña del centro de mi cama jumbo y no tengo que compartirla con nadie... ¡Qué bueno es estar soltera!

3 comentarios:

  1. Yo se de que hablas... Llevo un par de anios disfutando del centro de mi cama y no tiene precio, pues cuando estas limitada solamente a un lado inconcientemente te presionas y eso no va conmigo... Mr. J de Encierro Gris y yo estamos pensando en hacer un Club de Solteros 4ever so si quieres puedes entrar !!! Si no te molesta seguire tu blog... Es sencillamente autentico y eso a mi me encanta!!!

    Ciao!

    ResponderEliminar
  2. Pues Kirssy, Ábranme espacio en ese club, que voy para allá ¡de cabeza! y gracias por todo

    ResponderEliminar
  3. Pues yo tambien me voy para ese club,, por que de ahora en adelante el centro de mi cama es MIOOOOOO...Que bueno es estar soltera!!!!!..Me encanta tu blog,, lo descubri hoy y de verdad eres bien original y de verdad que mas identificada no me puedo sentir... LOVE ITTTTT!!!!!!!

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?