Follow by Email

sábado, abril 17, 2010

El asado

Hace una semana hicimos una fiesta en casa del compadre, algo así como la inauguración de la casa. Yo consideré que bueno ¡qué carajo! los hijos míos no necesitan invitación para ir donde su padrino (maña fuera) y cargué con toda la trulla.

El compadre, Nilson, estaba súper nervioso por ser su primera vez como anfitrión, y procedió a comprar lo que debe haber sido una vaca entera para el bbq.... ¡cuánta carne mi hermano! Parece ser creencia popular que el mejor asador es el argentino, por lo que al Duke se le pegó la no tan ingrata tarea de ser el chef. Bueno, es ingrata en parte, porque son esclavos, pero no tanto porque todo el mundo les tumba polvo, no les dejan vaciar la copa y comen primero y mejor que todo el mundo.

Yo, por mi parte, haciendo vida social en otra parte de la casa, casi ni me asomé por ahí. Sin embargo me cuentan que mi hijo mayor, el de 15, fue el sous-chef y que estuvo toda la noche siguiendo al Duke como un perrito. Aprendió a sazonar la carne y sirvió de mensajero interno. Si no fuera porque no se parecen ni en un pelo, cualquiera diría que era su hijo.

Hice buenos contactos para la próxima, encontré gente afín con nosotros y que le encanta una bebedera, y les curé un poco la neurosis a las amigas de Susana.

Y hablando de las amigas de Susana, por ahí viene la parte más divertida de la noche. Resulta que hace un año, en el cumpleaños de Susana, yo tuve la oportunidad de conocer a todas sus amigas. La noche resultó por este estilo:

Todos los amigos de Nilson y Susana eran parejas compuestas por dominican@ y costarricence, excepto una en que la chica era costarricence y argentino. Allá me aparecí yo con mi querida amiga Lucy, donde nos sentamos con la hermana de Nilson (soltera) y proclamamos a viva voz nuestra intención de quedarnos solteras para siempre (en el caso de Lucy, no era verdad, ella en realidad sí quiere un novio; en mi caso, me tragué mis palabras.... c'est la vie!!). Tan pronto las mujeres de la mesa oyeron esto, pusieron una cara de susto y en un movimiento inconsciente le agarraron la mano a sus novios como protegiéndolos.

La cosa se hubiera quedado ahí si yo me hubiera limitado a ver esto y comentárselo a Lucy, pero como la lengua mía es calva, tan pronto ella me confirmó que había visto lo mismo que yo, yo decidí llevar el asunto hasta sus últimas consecuencias. Siempre tiene uno en la vida la oportunidad de aprender.

Entonces me paré y les dije: "Lucy y yo notamos que tan pronto nosotras dijimos que estamos solteras, libres y felices ustedes se pusieron aprensivas y se le engancharon a sus hombres como si se los fueran a robar. Resulta que nosotras no andamos buscando macho, y somos alérgicas a los hombres ajenos. Pero les cuento que esa actitud es la que espanta a los hombres.... ese control y esa persecución". No me explico por qué, pero aparentemente esto les ofendió. Sobre todo a una de ellas que empezó a defenderse y decir que no, que cómo va a ser, imposible, etc...

Como a mí aparentemente no me bastó con ponerlas en evidencia, decidí escandalizarla un poquito más y ponerme a contarles del bló, con tanto lujo de detalles como fuera posible. Ese mismo fin de semana el novio de la susodicha me mandó un comentario diciéndome que me había estado leyendo y le gustaba mi estilo..... jajajajaja!!!! Qué cómico.

Pues el sábado, cuando estos dos me encontraron en la casa del compadre sola (Duke estaba en la parrilla), ella me ignoró. Tan pronto tuve oportunidad me le pegué a mi marido y fui donde ella: "Te presento a Duke, mi esposo"..... santo remedio. No sé qué habrá pensado, pero no le volví a ver mala actitud en toda la noche. Mejor, menos presión para el pobre novio. La novia del argentino ya terminó con él hace meses, o sea que estaba re-simpática, parecía otra persona. Increíble cómo las mujeres pierden la identidad en algunas de sus relaciones.

En fin, que la pasamos en grande, ya todos tienen pre-contratado al asador para la próxima ocasión, llegamos a la casa como a las 3 de la mañana, el Duke llevó repetidas veces su ofrenda al altar de porcelana (culpa de la carne, claro, no de los 200 galones de vino que se tomó). Y conocimos pila de gente ápera.... o sea que nos veremos en la próxima!!!

2 comentarios:

  1. Ay Kia me alegro muchooooooooooooo.

    Qué siga reinando el amor.

    Un abrazote para todo el clan.

    ResponderEliminar
  2. jajja, me encanta hacer eso tambien,,poner a la gente ridicula en evidencia o acorralarla! es super divertido y sirve para hacerles ver la realidad! al menos la mia!

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?