Follow by Email

sábado, julio 09, 2011

Arrepentimiento

"Los amores cobardes no llegan a amores ni a historias, se quedan allí. Ni el recuerdo los puede salvar"
Silvio Rodríguez. Óleo de una mujer con sombrero


La vida no me va a alcanzar para arrepentirme. Si yo pudiera borrar los últimos dos años de mi vida y desaparecerlos de mi historia lo haría de un plumazo.

Duke se fue y yo me quedé con las manos vacías. No me quedó nada. Desconsuelo, desesperanza y rabia. Zip. Zero. Absolutamente nada. Nada, nada, nada, nada, nada, lo que se dice nada. Solo salgo con lo mismo que traje: mi dignidad, salud mental, sentido común y mi autoestima.

Esto es lo que se llama dos años perfectamente perdidos. Sin nada que los justifique. Balance en cero. Sin nada que perder porque nunca hubo nada que ganar.

Si yo pudiera devolver el tiempo iría antes de enamorarme del Duke y me impediría tomar cada una de las decisiones que me acercaron a él. Que me hicieron su amiga, su amante, su novia y por último su esposa.

Porque si algún día yo vuelvo a relacionarme con alguien, yo me merezco una relación limpia y clara con alguien que directamente quiera estar conmigo y lo sepa. Una relación de frente, con alguien que llegue ofreciendo algo y que también busque y pida más de mí. Porque sí. Porque quiere.

Que no tengamos que estar él, su terapeuta y yo inventándonos subterfugios para yompearle el cerebro para que sepa lo que quiere ("la separación hará que la extrañes y sepas si quieres seguir" BULLSHIT!!).

Yo no creo en los sacrificios "para poder luchar contra los obstáculos de un amor imposible". Los cuentos de hadas se acabaron. No más dragones, castillos encantados, brujas malvadas y manzanas envenenadas. Las cosas no tienen por qué ser tan traumáticas y los grandes amores no tienen por qué construirse sobre la escoria. Déjenle esa vaina a los poetas. Imagínate que nos dijeran que tenemos que coger tanta lucha con las relaciones familiares o de amistad ¡Es una locura! (ahora me voy, pero el sacrificio habrá valido la pena porque la distancia hará nuestra amistad indestructible...! oh, sí. Cómo no).

Yo me merezco una relación sin montañas rusas emocionales. Sin drama. Sin miedo. Con alguien que claramente me quiera. Que no tenga la más mínima duda de que cuando surjan las diferencias no la primera opción, sino LA ÚNICA es trabajar juntos como equipo para resolverlas. Y que no se mueva de ahí hasta lograrlo. Porque desistir no es una opción.

A esta locura le llaman compromiso. Y yo me merezco esto NO porque sea mejor que nadie. Sino porque esto es nada más y nada menos lo que yo ofrezco.

3 comentarios:

  1. Bueno, recuerda que estas reflexiones las estas haciendo JUSTAMENTE por las malas decisiones que tomaste antes..(No es necesariamente bueno, pero es asi) Kiara, somos la consecuencia de lo que experimentamos y menos mal porque lo reflexionas...Justamente ayer lei una cita que decia algo como:
    "Good Judgment comes from experience. Experience comes form bad judgment"

    Animo!!

    ResponderEliminar

¿y cómo lo ve usted que tiene lentes, doctor?